Criminalidad y Justicia

Más de 15 años de prisión para latino que esclavizó a menores en una granja de Ohio

Aroldo Castillo Serrano, de 33 años, será deportado una vez que cumpla su pena.
27 Jun 2016 – 4:45 PM EDT

Un juez federal sentenció este lunes a más de 15 años de prisión al líder latino de una organización que esclavizó a una decena de menores hispanos en Ohio, sometiéndolos a trabajos forzados en una granja avícola.

El juez James Carr aseguró al leer la condena que los crímenes cometidos por Aroldo Castillo Serrano demuestran "una absoluta indiferencia moral". "Creo honestamente que si esto hubiese pasado a su hijo de 14 años o de 18 años, usted estaría gritando de indignación", agregó.

Carr explicó que Castillo Serrano será deportado a su natal Guatemala una vez que finalice su condena por traficar humanos y someterlos a trabajos forzados, pues se encontraba ilegalmente en Estados Unidos.

Antes de ser sentenciado, el guatemalteco de 33 años se excusó con el juez y con las víctimas. Su abogado, David Klucas, dijo además que la adicción de Castillo Serrano al alcohol pudo haber contribuido con su conducta.

Desde marzo de 2014, Castillo Serrano habría iniciado el reclutamiento de menores en Guatemala, según se lee en el documento de la acusación. Luego, los trasladaba ilegalmente a Estados Unidos con la promesa de que podrían estudiar.

Pero la realidad era que los jóvenes eran forzados a trabajar en una granja productora de huevos en el centro de Ohio, sin recibir pago alguno. Solo se les daba una "pequeña suma de dinero", se lee en el escrito, para su alimentación.

En contraposición contraían altas deudas con la organización de Castillo Serrano correspondientes al pago de la renta y por su seguridad.

Durante su estancia en el país, los jóvenes eran refugiados en casas rodantes –en malas condiciones– propiedad del acusado y sus colaboradores.

Para que continuaran trabajando sin quejas, Castillo Serrano y su grupo amenazaban a los menores y sus familias incluso de muerte. "Creaban un clima de pánico y desolación", señala el documento de acusación.

En abril pasado, el juez Carr pospuso la sentencia tras exigir al acusado que devolviera a los allegados de las víctimas las tierras que les había embargado en Guatemala como garantía de protección a los menores de edad. “No espere un poco de clemencia de mi parte si antes no devuelve esas propiedades”, le dijo entonces.

Otra colaboradora de Castillo Serrano en la organización, Ana Angélica Pedro Juan, también fue sentenciada este lunes a 10 años de prisión.

Publicidad