Política

La jueza Ruth Bader Ginsburg fue sometida a una cirugía de cáncer de pulmón

A la magistrada de la Corte Suprema de Justicia le extirparon dos nódulos cancerosos en el pulmón izquierdo este viernes. Un breve comunicado de la Corte señala que los nódulos fueron encontrados por casualidad cuando revisaban las costillas que se fracturó en una caída el pasado mes de noviembre.
21 Dic 2018 – 12:55 PM EST

La magistrada de la Corte Suprema de Justicia Ruth Bader Ginsburg se sometió este viernes a una cirugía para removerle dos nódulos cancerosos de su pulmón izquerdo en un hospital de Nueva York, según informó el máximo tribunal del país.

Un portavoz de la Corte indicó que no hay evidencia de que haya rastros de cáncer en otras partes del cuerpo de la magistrada de 85 años.

Aunque según los médicos que la trataron su pronóstico es positivo, Ginsbrug fue sometida a una operación de cáncer de cólon en 1999 y 10 años después fue tratada por un cáncer de páncreas.

"La magistrada Ruth Bader Ginsburg se sometió a una lobectomía pulmonar hoy (viernes) en el Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering en la ciudad de Nueva York. Incidentalmente, se descubrieron dos nódulos en el lóbulo inferior de su pulmón izquierdo durante unas pruebas realizadas en el Hospital Universitario George Washington para diagnosticar y tratar las fracturas de costillas sufridas en una caída el 7 de noviembre", se lee en el comunicado de la Corte Suprema.

"Según la cirujana torácica, Valerie W. Rusch, se encontró que ambos nódulos extirpados durante la cirugía eran malignos en la evaluación inicial de la patología. Después de la cirugía, no hubo evidencia de enfermedad restante. Las exploraciones realizadas antes de la cirugía indicaron que no hay evidencia de enfermedad en ninguna otra parte del cuerpo", indica el comunicado.

"Actualmente, no se planea ningún tratamiento adicional. La jueza Ginsburg está descansando cómodamente y se espera que permanezca en el hospital por unos días".

Por qué preocupa la salud de la jueza


Nombrada por el presidente Bill Clinton en 1993, Ginsburg rechazó las sugerencias de algunos liberales en torno a que debía renunciar durante los primeros años del segundo mandato del presidente Barack Obama, cuando los demócratas también controlaban el Senado y probablemente hubieran confirmado a su sucesor.

Tales pedidos se hicieron observando sus posibles problemas de salud y su avanzada edad para evitar tener que afrontar una salida de la jueza liberal de mayor jerarquía en la Suprema Corte durante un gobierno republicano, como es el caso ahora.

Ella es una de los cuatro liberales en el Tribunal compuesto por nueve miembros. Desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, el presidnete ha tenido la oportunidad de nombrar a dos jueces, Neil Gorsuch y Brett Kavannaugh, inclinando el equilibrio del Máximo Tribunal hacia los conservadores.

Por ello la salud de Ginsburg preocupa a los liberales. Si ella debe jubilarse por razones de salud, Trump obtendría una tercera oportunidad de nombrar un magistrado, lo que podría generar una Corte de fuerte ideología conservadora por toda una generación.

📸Ruth Bader Ginsburg, magistrada de la Corte Suprema e ícono de la cultura pop estadounidense

Loading
Cargando galería


Publicidad