Consejos Autos

Conducir con sueño es tan peligroso como hacerlo borracho

Aquellos conductores que han perdido tres horas de sueño en un periodo de 24 horas enfrentan un riesgo de accidente similar al de un conductor legalmente borracho.

Una noche, hace casi 10 años, después de 36 horas ininterrumpidas de trabajo finalmente me vi en libertad de volver a casa. El trayecto de 20 millas, la mayoría de ellas en autopista, era ya un hábito formado que realizaba a diario casi sin pensar. Ese día, en el que lo único tenía en la cabeza era acostarme a dormir, debí haberlo pensado dos veces.

El sueño es un compañeros de viaje impaciente. A medio camino, circulando en una autopista de cinco canales, me sorprendió un ruido altísimo e inexplicable seguido por un frenazo involuntario y una inyección de adrenalina electrificante. ¿Qué pasó? ¿Donde estoy? Después del par de segundos que me tomó recuperar totalmente la conciencia, vi de que mi carro había cruzado suavemente hacia la izquierda dos canales y el hombrillo para chocar lateralmente con la defensa tipo baranda. Todo mientras yo dormía a pierna suelta.

Sin duda la buena suerte me acompañaba ese día. No choqué con ningún otro vehículo, no causé daños a la propiedad pública y a pesar de haber desfigurado totalmente su lado izquierdo, mi Mercedes-Benz Clase C240 Sportwagon de 2004, sobrevivió el accidente perfectamente manejable. Pude llegar a casa sin ayuda de terceros y sin la mediación de las autoridades. Ese día aprendí que nunca debería sentarme detrás de un volante con sueño, ni siquiera cansado. La suerte podría no volverme a sonreír.

Un estudio de AAA publicado en diciembre de 2016, analizó los datos de 4,571 accidentes ocurridos en Estados Unidos para concluir que aquellos conductores que han perdido tres horas de sueño en un periodo de 24 horas enfrentan un riesgo de accidente similar al de un conductor legalmente borracho. Este riesgo es cuatro veces mayor que el que enfrenta un conductor que durmió siete horas, mientras que en el caso de conductores que perdieron de una a dos horas de sueño el riesgo se duplica.

La ausencia del acto negligente y moralmente condenable de beber en exceso antes de manejar un vehículo de motor, ha ayudado a que el manejo somnoliento, un acto que es inherentemente igual de peligroso al de manejar borracho, haya volado debajo del radar. ¿Quién puede condenar a nadie por sentirse cansado?

Un reporte de Reuters publicado por Autoblog indica que Arkansas y Nueva Jersey son los únicos dos estados de la unión estadounidense donde manejar con sueño está penalizado legalmente. Sin embargo la aplicación de las sanciones es difícil ya que no existe un método fidedigno para determinar cuan cansado está un conductor detenido por manejo errático. Para hacer las cosas más complicadas aún, ver en el espejo retrovisor las luces de un vehículo patrullero que ordena a un auto que se detenga, tienen en su conductor un efecto similar al de una buena taza de café fuerte.

Los efectos de manejar con sueño y manejar borracho son innegablemente similares y sus consecuencias pueden ser igualmente fatales. Peor aún, la incidencia de conductores somnolientos en las carreteras es más común que la de conductores borrachos. El mismo reporte de Reuters indica que un estudio del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades del gobierno de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) llevado a cabo en 2016 determinó que más de un tercio de los adultos en Estados Unidos no duerme lo suficiente para mantener una salud óptima. Este es una estadística en si misma aterradora, más aún cuando tomamos en cuenta que entre los conductores más susceptibles de no dormir lo suficiente se encuentran los camioneros y choferes de autobús.

El próximo lunes 5 de noviembre comienza la semana de la prevención del manejo somnoliento, una iniciativa de la Fundación Nacional del Sueño como un manera de concientizar al público sobre los peligros de manejar cansados o con sueño. Haz tu parte, y comparte está nota con tus relacionados.

Lea también:

RELACIONADOS:Accidente de tráfico