null: nullpx
Consejos Autos

Aquí fueron a parar los autos inundados por el huracán Harvey en Texas

Miles de vehículos dañados por Harvey han sido llevados al Texas World Speedway donde se decidirá su futuro.
20 Sep 2017 – 11:18 AM EDT

El huracán Harvey dejó no solo desolación, daños y tristeza en todo un estado y nación entera, los apasionados de los autos están tristes por los miles de vehículos que han quedado inservibles. Después de una catástrofe como lo fue el huracán uno se pregunta dónde terminarán los autos siniestrados que durante días vimos en imágenes en los medios de comunicación, pues bien, aquí tienes la respuesta. Una gran parte de los vehículos inundados en Houston se encuentran aquí, en el Texas World Speedway, esperando saber cuál será su futuro: reclamo por parte de los dueños, venta en subastas o destrucción.

En el caso del Texas World Speedway, el cual se ha convertido en un gigante depósito de autos dañados por Harvey, esta situación ha servido para revelar otra situación, el olvido en el que se encuentra esta pista que, en sus buenos tiempos, por ahí de finales de los 60 y la década de los 70, fue un sitio importante para Texas tras haber recibido seriales como Nascar e IndyCar, desgraciadamente nunca tuvo las facilidades de otros, como el de Michigan con un trazado muy similar, y los accesos a sus instalaciones nunca fuero las adecuadas ni para los equipos que competían ni mucho menos para el público asistente.



Image

Harvey llegó a rematar con este circuito y a inicios de este mes los pocos empleados que quedaban fueron avisados, vía correo electrónico, del cese de actividades. Y aunque ahora ha empezado a registrar actividad, no ha sido porque las carreras regresen a su pista.

“Plataformas entran y salen del circuito, pero con autos totalmente destruidos por el huracán, todos han sido ordenados al centro de la pista. Ha reportado por fin actividad, como si fuera una carrera Nascar, de esas que nunca llegué a ver en el tiempo que trabajé ahí, aunque en realidad los autos estaban tan muertos como la propia pista”, declaró un ex empleado del Texas World Speedway.


El Texas World Speedway no es el único sitio que ha tenido que servir como depósito de autos en el estado, de acuerdo con información de Autoweek el Royal Purple Raceway tuvo que ceder unas hectáreas de su terreno para almacenar y procesar temporalmente los vehículos devastados por el huracán y al menos hasta inicios de septiembre, 30 mil autos se encontraban en su terreno.


La razón por la cual se llevan los autos a terrenos como los del circuito es porque ahí se pueden evaluar los daños y procesar los reclamos para después proceder a la devolución del auto a su dueño, vender por internet a través de compañías de subasta de autos siniestrados, o enviar al depósito para su destrucción. Lo que actualmente preocupa es que vehículos que no sean debidamente inspeccionados puedan terminar siendo vendidos en otros estados, incluso países, ya que sus condiciones mecánicas obviamente no son las mejores y pone en riesgo la vida de quien la utiliza.



Vea también:


Más contenido de tu interés