null: nullpx
CityLab Política

¿Quiénes protestan en la Convención Nacional Demócrata?

No son sólo los partidarios de Bernie Sanders. Una mezcla diversa de fuerzas progresistas se opone activamente a la nominación de Clinton, y lo está demostrando en las calles de Filadelfia.
Logo CityLab small
28 Jul 2016 – 2:43 PM EDT

Las manifestaciones en la Convención Nacional Demócrata ya han sido más numerosas que las que hubo la semana pasada en la Convención Nacional Republicana, en la cual llamó la atención la ausencia de protestas.

Pero, más allá de esto, el ambiente en Filadelfia luce muy diferente. Una gran cantidad de grupos están manifestándose en las calles para llamar la atención sobre problemas que sienten no están representados en la actual plataforma del partido Demócrata o para protestar que la propia Hillary Clinton no representa los mismos valores progresistas que el excandidato Bernie Sanders.

Partidarios de 'Bernie or Bust' (Bernie o Nada) y el Partido Verde

Desde que comenzó la convención el lunes, los partidarios de Sanders se han hecho sentir en las calles y dentro de las salas de convenciones. Aunque Sanders oficialmente decidió apoyar a Clinton el 12 de julio, más de un millar de partidarios de Sanders se manifestaron en las calles el domingo en la tarde.

Dentro del centro de convenciones, los delegados de Sanders abuchearon a casi toda persona que mencionó el nombre de Clinton. No importó si fuera Cory Booker, un senador liberal que algunos demócratas esperaban fuera la elección de Clinton para vicepresidente, o Elizabeth Warren, conocida como paladín de la reforma financiera.


Algunos de los partidarios más francos de Sanders, como Cornell West, han prometido no votar por el partido Demócrata, y apoyar en cambio a Jill Stein, la candidata del partido Verde, quien celebró un mítin el lunes en la noche con algunos de los activistas progresistas más famosos del país, incluyendo a Cheri Honkala, una figura prominente en el movimiento por los derechos sociales de Filadelfia, y Medea Benjamin, del grupo de oposición a la guerra Code Pink.


La importante presencia en la convención del partido Verde resalta la brecha entre la plataforma del partido Demócrata y los movimientos ambientalistas populares. El lunes, según cifras estimadas de la policía, entre 5,000 y 10,000 personas se manifestaron bajo un calor sofocante para protestar contra el fracking, el polémico proceso de extracción de gas. Por apoyar este proceso, Clinton ha sido blanco de críticas.


Activistas de derechos de los migrantes y de derechos humanos

Aunque a muchos les ha alarmado la retórica antiinmigración de Donald Trump, activistas de los derechos de los migrantes han convergido en Filadelfia para protestar la cifra histórica de deportaciones de familias de migrantes bajo el gobierno de Obama y la propia postura de Clinton sobre la inmigración. El lunes, llegaron organizadores de todo el país para expresar su apoyo al cierre de un centro de detención familiar en las afueras de Filadelfia.


Algunos de los grupos que protestan a favor de los migrantes vinieron de otros estados lejanos. La Caravana del Pueblo, por ejemplo, organizó la marcha de 50 personas desde Cleveland hasta Philadelphia para crear conciencia sobre el historial de política exterior de Hillary Clinton en América Latina, especialmente en Honduras.

La caravana incluía a la hija de Berta Cáceres, una activista hondureña en favor de los derechos de los indígenas cuyo sospechoso asesinato ocurrido en marzo provocó indiganción internacional. Dos años antes de morir, Cáceres había denunciado a Clinton por su presunto apoyo al nuevo gobierno de Honduras, que llegó al poder a raíz de un golpe de estado ocurrido en el año 2009 (y que ahora es conocido por sus violaciones de los derechos humanos).

"En Honduras, Berta Cáceres estaba protegiendo los sitios sagrados amenazados por las presas hidroeléctricas y otros proyectos corporativos en tierras indígenas", dice Alberto Saldamando, abogado de la Red Ambiental Indígena, que participó en la marcha desde Cleveland a Filadelfia. "Y ayer fuimos recibidos aquí en Filadelfia por la nación Muncie. Ellos también están luchando contra los desarrollos en sus tierras, para evitar que el gobierno les quite su agua... Exactamente los mismos problemas contra los que luchaba Berta Cáceres".

"Una de las cosas que el partido demócrata tiene que tener claras es que no debe dar por sentado el voto latino y negro", dice Cindy Wiesner, coordinadora nacional de Grassroots Global Justice Alliance, que organizó la Caravana del Pueblo. "En su elección para vicepresidente nos damos cuenta de que Clinton está jugando a lo seguro, en lugar de tener en cuenta las preocupaciones de la verdadera comunidad. Así que ... por eso estamos aquí, para que no siga moviéndose hacia la derecha".

Los grupos locales de Black Lives Matter

Este miércoles, uno de los discursos más comentados fue el del independiente Michael Bloomberg, una figura que también genera controversia entre los manifestantes. Como alcalde de Nueva York, Bloomberg expandió agresivamente y defendió continuamente la iniciativa "detención y cacheo", una polémica medida del Departamento de Policía de Nueva York que se enfocaba en forma desproporcionada en los residentes latinos y negros y que desde entonces ha sido reducida en gran medida.

Megan Malachi, organizadora del grupo contra la brutalidad policial Philly Coalition for REAL Justice, expresa sus motivos para protestar contra Clinton: "Si analizas a Clinton, incluso desde la ley de represión de delitos violentos y orden público de 1994", dice Malachi, "queda claro que ella está del lado de la gente blanca de la ley y el orden mientras intenta hacer que los negros olviden las cosas horribles que ella y su marido han hecho".

En 1994, Hillary Clinton cabildeó ante el Congreso a favor de la Ley de represión de delitos violentos y orden público, la cual consagró mayores sentencias de prisión obligatorias, reclasificó los delitos menos graves como delitos graves, ayudó a los distritos a contratar a decenas de miles de oficiales de policías más, y destinó 9.7 mil millones de dólares a prisiones de todo el país.

Es probable que la aparición de Bloomberg provoque protestas en Filadelfia, una ciudad en la cual activistas negros actualmente están batallando por abolir un programa local de "detención y cacheo", entre otros problemas de brutalidad policial. Apenas la semana pasada, activistas de Philly Coalition for REAL Justice y otros bloquearon calles en un intento de ocupación del 39º Distrito de Policía del norte de Filadelfia (Philly Coalition for REAL Justice es uno de los cientos de grupos contra la brutalidad policial en todo el país que se piensa que conforman el descentralizado movimiento nacional Black Lives Matter).

El martes, el grupo de Malachi encabezó una marcha para protestar contra la política de "detención y cacheo", una demostración que atrayó cientos de jóvenes negros locales, muchos más que cualquier manifestación similar en la Convención Nacional Republicana. Malachi les atribuye la mayor participación prevista a los constantes esfuerzos de su grupo por manifestarse de manera local contra la brutalidad policial, en Filadelfia y en todo el país.

"Esta protesta realmente es local de aquí de Filadelfia, con los grupos de aquí," dice Malachi. "Éste es un evento nacional muy importante y la gente sabe de nuestros esfuerzos en Filadelfia, así que esperamos que muchos compañeros salgan y expresen su solidaridad con nosotros."

En Cleveland, las fuerzas de seguridad se aseguraron de que los manifestantes estuvieran en su mayoría confinados a áreas lejanas al centro de convenciones, y sólo 18 manifestantes fueron arrestados. Los primeros arrestos en Filadelfia llegaron el miércoles en la noche, cuando la policía detuvo a siete personas. Malachi piensa que los uniformados serán más agresivos a medida que se unan grupos de mayoría negra a las protestas.

"Definitivamente los policías han estado tratando de mantener a raya a los manifestantes", dice. "Pero aquí en Filadelfia, nos hemos estado preparando contra el terrorismo policial durante mucho tiempo. Los policías de aquí saben que nunca han podido contenernos, y que nosotros nunca hemos sido del tipo de grupo que permite eso... Hoy vamos a hacer que se cansen mucho".

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Publicidad