publicidad
Berta Cáceres

Asesinan en Honduras a la líder ambientalista Berta Cáceres

Asesinan en Honduras a la líder ambientalista Berta Cáceres

Cáceres recibió el año pasado el Premio Medioambiental Goldman por su lucha para frenar el proyecto de construcción de una presa en Honduras.

Berta Cáceres
Berta Cáceres

La reconocida dirigente indígena y ambientalista Berta Cáceres fue asesinada a tiros en la madrugada de este jueves en Honduras, en la ciudad de La Esperanza, departamento occidental de Intibucá.

Según informó el presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos del país centroamericano (CODEH), Hugo Maldonado, dos hombres armados llegaron a la casa de Cáceres y dispararon a la líder indígena.

Miembro de la etnia lenca y madre de dos hijos, Cáceres recibió el año pasado el Premio Medioambiental Goldman por su lucha para frenar el proyecto de construcción de una presa en el occidente de Honduras.

La mujer de 45 años organizó a su comunidad para proteger el río Gualcarque, sagrado para los indígenas lenca, y la campaña que emprendió consiguió que las compañías internacionales que estaban involucradas, entre ellas la gigante estatal china Sinohydro, se retiraran del proyecto.


"De los ríos somos custodios ancestrales el pueblo lenca. Resguardados además por los espíritus de las niñas que nos enseñan que dar la vida de múltiples formas por la defensa de los ríos es dar la vida para el bien de la humanidad y de este planeta", dijo Cáceres en su discurso de aceptación del premio en Washington DC en abril del año pasado.

Por entonces, la mujer ya había denunciado en varias ocasiones amenazas de muerte contra ella y familiares suyos.

Pero su lucha por la defensa de los recursos naturales no había empezado ahí. En 1993 fue una de las fundadoras del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), desde el que lideró manifestaciones oponiéndose a la construcción de proyectos hidroeléctricos en el occidente de su país.

publicidad

Cáceres también encabezó protestas contra el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces presidente hondureño, Manuel Zelaya.


Uno de sus hermanos, Gustavo Cáceres, le pidió hoy al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, que este caso no pase a ser un número más en las estadísticas de la violencia en el país, y que su asesinato sea esclarecido y se castigue a sus autores.

Cáceres recordó que su hermana fue asesinada pese a tener medidas cautelares y afirmó que la líder ambientalista "nunca utilizó un arma" para protestar, porque "su arma era su voz" .

El presidente Hernández, por su parte, afirmó que la muerte de Cáceres es "un crimen contra Honduras y un golpe contra el pueblo hondureño".

En una declaración a los medios, informó de la puesta en marcha de "todas las Fuerzas de Seguridad del Estado para investigar el asesinato" para presentar a los responsables ante la justicia.

publicidad

Honduras es uno de los países más violentos del mundo. La violencia criminal causa un promedio de trece muertes diarias, según fuentes oficiales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad