Exploración Espacial

QEPD: se apaga Opportunity, el robot que exploró Marte durante 15 años

La NASA dio por finalizada la misión de este robot, con el que no ha sido posible comunicarse desde junio de 2018 tras una brutal tormenta de polvo.
13 Feb 2019 – 5:43 AM EST

La Agencia Espacial de Estados Unidos NASA anunció oficialmente que el robot Opportunity dejó de funcionar sobre la superficie de Marte, planeta que exploró durante 15 años.

La agencia explicó que los últimos intentos de comunicación con el explorador ocurrieron al final de la tarde del martes cuando lanzaron una última serie de comandos de recuperación, además de los de más de mil ya enviados.

Para este miércoles se programó una reunión informativa con el jefe de la agencia y con todos los responsables de la misión Opportunity, en la que se declaró muerto.

La sonda dejó de transmitir información desde el 10 de junio de 2018 tras una intensa tormenta de polvo. Un polvo espeso oscureció el cielo marciano a mediados del año pasado y bloqueó durante meses la luz del Sol a los paneles fotovoltaicos del aparato.


Desde entonces, los ingenieros han intentado obtener respuesta del robot por canales de radio.

Opportunity aterrizó en 2004 en Marte y recorrió 28 millas (45 kilómetros) en el planeta rojo, asegurándose un lugar en la historia como una misión mítica, que inicialmente estaba programada para 90 días.

Los miembros del equipo están examinando los logros de Opportunity, como haber confirmado que alguna vez corrió agua en Marte. La sonda es la que más tiempo había durado funcionando en Marte.

Su hermana gemela, la sonda Spirit, fue declarada muerta en 2011, un año después de atascarse en la arena y cesar la comunicación.

Ambas sondas rebasaron las expectativas de vida útil y logros, en lados opuestos de Marte. Las naves, del tamaño de un carrito de golf, fueron diseñadas para que ejecutaran actividades geológicas durante solo tres meses después de que descendieran en Marte en enero de 2004, dentro de unas bolsas amortiguadoras llenas de aire que rebotaron en el planeta rojo. Las sondas habían despegado de Cabo Cañaveral con un mes de diferencia en 2003.

No es más sencillo decir adiós al Opportunity que al Spirit, dijo el director del proyecto, John Callas, a la agencia AP.

“Es como un ser querido que está desaparecido, y uno mantiene la esperanza de que aparecerá y estará sano”, agregó. “Pero cada día que pasa disminuye esa posibilidad y en algún momento hay que decir ‘basta’ porque la vida sigue”.

RELACIONADOS:Exploración EspacialNASAMarte
Publicidad