publicidad

Reino Unido vota a favor de salir de la Unión Europea y dimite su primer ministro

Reino Unido vota a favor de salir de la Unión Europea y dimite su primer ministro

El voto a favor de la salida fue del 52% frente al 48% que obtuvo la opción de la permanencia. Más de 46 millones de ciudadanos estaban llamados a las urnas para decidir su relación con el bloque europeo.

Británicos votan a favor de salir de la Unión Europea Univision

Reino Unido se convertirá en el primer país en abandonar la Unión Europea después de que los británicos votaran en contra de permanecer en el bloque europeo en un referendo histórico celebrado el jueves con consecuencias aún imprevisibles.

El voto a favor de la salida de la Unión Europea (UE) ganó por un 52%, frente a la opción de la permanencia que se quedó en un 48%, según los resultados oficiales divulgados este viernes.

"El pueblo británico ha tomado una decisión y debe ser respetada”, dijo el primer ministro David Cameron, poco antes de anunciar su dimisión en la puerta de su residencia, en el 10 de Downing Street.

Lea también: David Cameron dimite tras la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea

El dirigente conservador, que había hecho campaña a favor de permanecer en la UE, consideró que era necesario un nuevo liderazgo para ejecutar la salida y señaló que dejaría su cargo en octubre, cuando se celebrará el congreso de su partido.

Nigel Farage celebra la salida de Reino Unido de la Unión Europea.
Nigel Farage celebra la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

La jornada contó con una participación electoral del 72.2 %, según informó la Comisión Electoral, la mayor desde 1992, y aunque las últimas encuestas daban una ligera victoria del campo de la permanencia, a medida que avanzaba la madrugada el recuento mostraba una continua tendencia a favor del Brexit (que es como se ha llamado a la salida de la UE combinando las palabras British y exit).

Los votantes tuvieron que marcar una equis ante la pregunta: "¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?".

El líder del Partido Independiente, Nigel Farage, celebró la salida, cuyas consecuencias todavía son inciertas. “Que este 23 de junio se escriba en nuestra historia como nuestro día de la independencia”, dijo ante un grupo de simpatizantes.

publicidad

Reino Unido se convirtirá en el primer país en abandonar la Unión Europea. Ingresó el 1 de enero de 1973, junto con Dinamarca e Irlanda.

Entendiendo Brexit en 2 minutos Univision

La Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo se reunieron este viernes para analizar la situación y también se ha llamado a una reunión de ministros de Exteriores de los 6 países fundadores de la Unión Europea el sábado en Berlín.

Los líderes de las principales instituciones comunitarias aseguraron este viernes estar preparados "para iniciar rápidamente las negociaciones con el Reino Unido con respecto a los términos y las condiciones de su retirada de la UE".

En Washington, el presidente Barack Obama aseguró que pese a los resultados del referendo, EEUU y Reino Unido mantendrán estrechos vínculos.

"La relación especial entre Estados Unidos y Reino Unido es duradera, y la membresía del Reino Unido en la OTAN se mantiene como un pilar básico de la política exterior, económica y de seguridad de EE UU", dijo Obama.

"También lo es nuestra relación con la Unión Europea, que tanto ha hecho para promover la estabilidad, estimular el crecimiento económico y promover la expansión de los valores e ideales democráticos", concluyó.

Impacto en las bolsas

La decisión de los británicos arrastró a los mercados internacionales, al provocar una importante caída de la libra esterlina frente al dólar, que cayó a niveles de 1985.

Los mercados asiáticos también sufrieron caídas del 4% en Hong Kong y del 8% en Japón, mientras que, en Europa, la Bolsa española abrió el viernes su sesión con un desplome del 15.90%, pérdidas que se fueron recortando a lo largo de la jornada.

La Bolsa de Valores de Nueva York registró una caída de más de 600 puntos, es decir más del 3% de su valor.

El Banco de Inglaterra quiso enviar un mensaje de tranquilidad al asegurar que ha desarrollado "extensos planes de contingencia" y dará "todos los pasos necesarios" para garanzitar la estabilidad monetaria y financiera del país.

Siguientes pasos

La semana próxima la UE celebrará una cumbre en Bruselas en la que los líderes europeos definirán la estrategia a seguir.

Reino Unido tiene que notificar oficialmente al Consejo Europeo la decisión de abandonar la Unión Europea y ahí se pondrá en marcha la regulación de la salida voluntaria recogido en los tratados.

De momento no habrá modificaciones en el libre movimiento de ciudadanos,...
De momento no habrá modificaciones en el libre movimiento de ciudadanos, mercancías y servicios.

Los tratados prevén un procedimiento negociado y ordenado de salida, que se calcula durará al menos dos años.

En esas nogociaciones está por definir cómo resolverá Reino Unido la implantación de permisos de trabajo y el control de fronteras para ciudadanos comunitarios.

Mientras tanto, la situación jurídica entre las relaciones de la UE y el Reino Unido en principio no cambiará en lo que se refiere a la libre circulación de bienes, servicios y capitales, así como los derechos de los ciudadanos, como viajar libremente.

Primeras consecuencias

Dentro del Reino Unido, el presidente honorífico del partido republicano norirlandés Sinn Féin, Declan Kearney, pidió la convocatoria de un referendo sobre la unidad de Irlanda, al considerar que "el gobierno británico ha perdido cualquier mandato que tuviera para representar los intereses económicos o políticos de los norirlandeses", señaló.

publicidad

Por su parte, la ministra principal del Gobierno escocés, Nicola Sturgeon, dijo este viernes que hará "todo lo posible" para mantener Escocia en UE, lo que incluye analizar la convocatoria de otro referendo de independencia.

Tras la decisión del Reino Unido, se sucedieron las peticiones de otras consultas similares por parte de partidos radicales y euroescépticos como la formación populista de derechas Alternativa para Alemania (AfD).

Al grito de "'¡victoria de la libertad!", la líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen reclamó este viernes un referendo sobre la salida "en Francia y en los países de la UE", tal y como escribió en Twitter.


El líder holandés del partido de extrema derecha y antimusulmán PVV, Geert Wilders, también abogó por una consulta para su país. "Queremos estar a cargo de nuestro propio país, de nuestro dinero, de nuestras fronteras y de nuestra política de inmigración", señaló en su página web.

Terremoto político

En medio de la incertidumbe generada, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quiso enviar un mensaje de unidad. Si bien calificó como "dramática" la salida del Reino Unido de la UE, pidió no caer en reacciones histéricas y aseguró que el resto de los 27 socios están preparados y permanecerán unidos.


Desde Berlín, la canciller alemana, Angela Merkel, lamentó el resultado del referendo, que consideró supone un "punto de inflexión" para Europa, al tiempo que pidió "calma" y "moderación" para las negociaciones que comenzarán en breve para la salida.

También ha habido llamadas a la reflexión y críticas respecto algunas políticas como los recortes económicos y las medidas sobre inmigración, un tema que ha generado tensiones entre algunos socios.

"Europa es una gran idea, y no solo un gran mercado", dijo el presidente francés, François Hollande, que subrayó que Francia, como país fundador, hará todo lo posible para respaldar su existancia y abogó por cambios profundos.

publicidad

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, abogó por "una UE fuerte, capaz de dar respuestas que la hacen más fuerte, como por ejemplo en relación con la migración".

Por su parte, el primer ministro eslovaco, Robert Fico, cuyo país asume la presidencia de turno de la UE el próximo 1 de julio, consideró que "las políticas fundamentales de la UE deben ser profundamente reformadas".

"Muchísima gente que vive en Europa rechaza la política migratoria europea y hay un gran descontento con las políticas económicas de la UE", aseguró.

El presidente del gobierno español manifestó "tristeza" por la marcha de Reino Unido, pero quiso transmitir un mensaje de “serenidad” y “tranquilidad”. En este país viven 1millón de británicos, la mayoría jubilados, que se pueden ver afectados.

Sentimiento antieuropeo

Escocia, Irlanda del Norte y Londres votaron a favor de la permanencia en la UE, mientras que Inglaterra y Gales, lo hicieron en contra.

Según información de Associated Press, los analistas indican que el sentimiento en contra de la Unión Europea ha sido sorpresivamente fuerte en ciudades del norte de Inglaterra, que han sufrido un fuerte golpe por el declive industrial y el desempleo, por lo que muchas partes de Inglaterra y Gales registran mayorías por el apoyo a salir de la UE.

Y aunque advertían que la permanencia podría retomar la ventaja una vez que se declararan los resultados de más distritos del principal centro urbano de Gran Bretaña, no sucedió.

publicidad

El rechazo abre una nueva etapa en la historia de Gran Bretaña y de la Unión Europea que se juega la permanencia de otros miembros y su solidez internacional.

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad