null: nullpx
Autos

¿Qué será del mercado de autos en Cuba?

Las nuevas relaciones Cuba-EEUU podrían traducirse en nuevas relaciones comerciales para la industria automotriz.  
31 Mar 2016 – 04:21 PM EDT
Reacciona
Comparte

Con el año a punto de terminar, los cubanos han comprado sólo 50 automóviles en agencias estatales desde enero, cuando el mercado automotor se abrió en la isla después de medio siglo aunque con precios astronómicos.

"Desde que se eliminaron las restricciones y autorizaciones administrativas para la adquisición de vehículos de motor en las agencias de venta de la Corporación Cimex, se han vendido 50 autos y 4 motos", destacó un medio local.

Cimex, que tiene 11 agencias de venta de vehículos usados en la isla, recaudó 1,283,000 dólares por el conjunto de los 50 autos y cuatro motos, indicó Radio Rebelde, un promedio de 23,759 dólares por cada uno, un lujo en un país donde el salario promedio es de apenas 20 dólares al mes.

Como parte de las reformas del presidente Raúl Castro, Cuba liberó la venta de vehículos el 3 de enero, pero para sorpresa y desazón de la gente los precios fijados fueron astronómicos. Un Peugeot 508 en una de las salas de ventas de La Habana cuesta $262,000. Es decir, ocho veces más de lo que cuesta en Reino Unido, por ejemplo.

Y el sobreprecio no sólo corre para autos nuevos. Un Peugeot 206 con cinco años de uso, por ejemplo, puede costar fácilmente unos $85,000.

La venta libre comenzó el 3 de enero, primer día hábil de 2014, en una medida que acabó con las cartas de autorización para adquirir un auto, que el Ministerio de Transporte entregaba a algunos cubanos, sobre todo músicos, médicos y otros profesionales que cumplían misiones en el exterior.

Con el cambio en las relaciones entre Cuba y EEUU, el mercado en la isla podría cambiar en general. El levantamiento del bloqueo económico se podría traducir en una reactivación de la industria automotriz. Esto no quiere decir que las opciones crecerán de inmediato, o que las marcas estadounidenses podrán comenzar a vender sus autos de inmediato.

Es importante recordar que esta nueva era de relaciones no cambia el estilo de gobierno en Cuba. Seguirá siendo un país socialista en el que adquirir un auto es un lujo prohibitivo para solo unos cuantos, pero tal vez la apertura de mercado permita que los estratosféricos precios desciendan y a través de los años se vuelva cada vez más fácil adquirir un auto.

Hasta que el tipo de gobierno no cambie en la isla, y junto con él comience una era nueva de libre comercio, los autos y otros artículos de tecnología seguirán estando sólo al alcance de unos cuantos.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Autos