null: nullpx
Autos

Ayrton Senna, la leyenda continúa después de 21 años

El 1 de mayo de 1994 la vida del gran piloto brasileño se extinguía y hoy, 21 años después, su legado sigue intacto.
9 Oct 2015 – 10:23 PM EDT
Reacciona
Comparte

El 1 de mayo de 1994 la vida del gran piloto brasileño se apagaba y hoy, después de 21 años, su legado sigue intacto gracias a sus proezas y a sus 3 títulos mundiales.

El 21 de marzo de 1960 la historia deportiva del automovilismo internacional daba a luz a un fenómeno único, Ayrton Senna da Silva. Este brillante piloto de Fórmula 1 brasileño dejó  su vida en un terrible accidente en el circuito de Imola (San Marino), el 1 de mayo de 1994. A partir de ese momento abandonaba los vehículos de competición para convertirse en leyenda.

“No sé conducir de otra forma que no sea arriesgada. Cuando tengo que sobrepasar, sobrepaso. Cada piloto tiene un límite. El mío es un poco arriba del de los otros”. Así se describía Ayrton Senna, un competidor que siempre buscaba ser el más veloz.

Su historia automovilística comenzó con los go-karts, como todos los pilotos de élite que pretenden desarrollarse en las grandes competencias. Luego partió hacia gran Bretaña a principios de los ´80 para un nuevo desafío, los monoplazas.

En el año 1984 Ayrton Senna desembarcó en el Campeonato Mundial de Fórmula 1 piloteando para la Escudería Toleman donde a pesar de tener un medio mecánico que no era de los mejores, se las ingenió para realizar buenas actuaciones.

Un año más tarde consiguió su primera victoria -abordo de Lotus- durante el Gran Premio de Portugal bajo una intensa lluvia. Ayrton Senna demostró ser un especialista bajo esa condición climática donde se mostraba invencible.

En el año 1988 fue contratado por el equipo McLaren para buscar su tan ansiado título y escribir su nombre en la historia del automovilismo. Su compañero de equipo y eterno rival, el francés Alain Prost empezaba a incomodarse. Durante su primera temporada, ambos pilotos consiguieron acumular 15 victoriales para el equipo (16 carreras en el calendario).

Posteriormente el enfrentamiento entre Senna y Prost se intensificó, durante la definición del campeonato de 1989 sobre el circuito de Suzuka (Japón) cuando el francés -en una polémica maniobra- intentó dejar fuera de competencia al brasileño. Este último utilizó una parte del circuito extra, reparó su vehículo y obtuvo el título. Posteriormente fue descalificado por las autoridades y el título recaló en manos de Prost.

Pero la vida le otorgó la revancha en 1990. Mismo escenario y mismos personajes. Ahora Prost conducía un Ferrari y Senna continuaba en McLaren. El brasileño, mediante otra polémica maniobra, arrastró a Prost fuera de la pista y de esa manera se consagró campeón, su segundo título era un hecho.

En 1991 cumplió con dos grandes proezas. La primera fue ganar en su casa, algo que por esos años parecía ser fácil para él. A pesar de ser el favorito, Interlagos (Brasil) se presentó con un condimento extra, cuando los problemas en su caja de velocidades aparecieron. Ayrton realizó un esfuerzo sobre humano para poder obtener esa victoria. Tal fue su cansancio que sobre el podio de ganadores, no pudo alzar el trofeo de manera convencional debido a los intensos calambres. Ese año culminó con su tercer y último título.

En los años posteriores Senna ya no contaba con un auto competitivo. A pesar de su desventaja tecnológica Ayrton siempre se las arreglaba para dar batalla, fiel a su estilo. En 1993 obtuvo su última victoria, durante su despedida de McLaren.

A partir de 1994 Senna defendería los colores de Williams, la escudería que por ese entonces estaba dominando.

Con ánimo de revancha, Ayrton lucha contra rivales como Michael Schumacher. Pero, por recientes cambios en las regulaciones/reglas su monoplaza no conseguiría ser competitivo.

El inicio del fin de semana de competencia en Imola (tercera prueba del calendario) sería el preámbulo para terribles acontecimientos históricos. En las pruebas previas a la carrera Rubens Barrichello sobreviviría a un espectacular accidente mientras atravesaba la famosa curva “Tamburello”. Mientras que el austríaco Roland Ratzenberger no tendría la misma suerte, perdiendo la vida en otro incidente.

Después de esos incidentes Senna se mostró muy perturbado y finalmente, el 1 de mayo de 1994, enfrentó un violento desenlace atravesando “Tamburello”. A partir de allí nacía el mito.

Ayrton Senna da Silva no sólo se destacó por sus 3 títulos mundiales. Fue un especialista bajo la lluvia y obtuvo el récord de pole positions con un total de 65, solo superado por Michael Schumacher (69). Además obtuvo 41 victorias y 80 podios.

“Correr, competir, lo llevo en la sangre, es parte de mí, es parte de mi vida”. De esta manera se definió Ayrton Senna, una leyenda que 21 años después se mantiene viva.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Autos