null: nullpx
Auto Show de Ginebra

BMW imagina la conducción del futuro con el Vision Next 100

La presentación de este vehículo conceptual tiene lugar en el centésimo aniversario del fabricante alemán.
7 Mar 2016 – 9:17 AM EST

Bajo el nombre Bayerische Flugzeugweke AG, el 7 de marzo del año 1916 se fundaba la empresa que más tarde se rebautizó como Bayerische Motoren Weke, mundialmente conocida por sus siglas, BMW. En el día que celebra su centésimo aniversario, la casa bávara presenta el Vision Next 100, un vehículo conceptual que hace honor a la historia del fabricante y que se atreve a predecir cómo será la conducción dentro de cien años. Así, se trata de un concept con una impronta vanguardista que a su vez conserva elementos tradicionales e intervención humana.

En este sentido y con el desafío de pensar el automóvil del próximo siglo, Vision Next 100 de BMW conjuga proyecciones basadas en desarrollos ya presentes en la industria y las ideas a futuro propias de este fabricante centerario. Por caso, el vehículo se anota entre los de conducción autónoma aunque permitirá que el conductor tome el mando cuando así lo disponga, "amigándose" de este modo con la evolución tecnológica sin relegar de plano el placer por la conducción.
De esta forma, el coche ofrece dos modos de conducción. El denominado "Boost" es aquel en el cual el ser humano toma el control, mientras que en el llamado "Ease" se aplican los encantos de la conducción autónoma. En este último modo, el interior del vehículo se transforma ofreciendo un espacio de relajación para los pasajeros.


Imágenes BMW Vision Next 100

Loading
Cargando galería

Otra muestra de la mixtura de elementos vanguardistas y tradicionales es el siguiente: a pesar de que Vision Next 100 se anima a viajar al año 2116, sigue contando con cuatro ruedas; aunque en su interior ya no hay un volante clásico sino una suerte de mando que recuerda a los que se utilizan en determinados entornos lúdico-digitales. Sus puertas son tipo "ala de gaviota".

Este vehículo conceptual exhibe un notable coeficiente aerodinámico, incluyendo plena interacción con dispositivos tecnológicos y sistemas de inteligencia artificial para conocer en forma anticipada los deseos del conductor y robustecer al máximo los niveles de seguridad. Por otra parte, BMW dice que los automóviles del próximo siglo ya no contarán con pantallas táctiles tal como las conocemos hoy, siendo reemplazadas por tecnologías más intuitivas, con proyección de información en diversas superficies (extensión de lo que hoy conocemos como head up display) y valiéndose de la interpretación de gestos.

Puestos a imaginar el futuro, la casa alemana también se atreve a enfocar la mirada en la línea de producción de este vehículos. Según señala, en cien años las plantas de fabricación podrán imprimir en tres dimensiones, utilizando novedosos materiales. En este caso, se han empleado materias primas renovables, en desmedro del uso de elementos como la madera y la piel animal. Además, se hace referencia a un intenso nivel de personalización de los vehículos. Y ya que estamos imaginando el futuro, recientemente supimos que Mercedes-Benz, coterráneo de BMW, ha comenzado a emplear a operarios humanos en desmedro de robots, ello por la necesidad de customizar los vehículos que salen de sus plantas.

Tras ser exhibido en el Munich Olympic Hall, Vision Next 100 iniciará una gira mundial, en lo que será una exposición itinerante con proyección de llegar a China, Reino Unido y Estados Unidos.

Más contenido de tu interés