Atentado terrorista

La ola de atentados del Estado Islámico deja en una semana cerca de 300 muertos

El propio director de la CIA advirtió hace unos días que el grupo extremista intensificaría su campaña de terror global por su pérdida de territorio en Irak y Siria.
4 Jul 2016 – 7:27 PM EDT

En la última semana, al menos 300 personas han muerto víctimas de ataques del Estado Islámico, 5 en Al Qaa (Líbano), 32 en un puesto de control en Al Mukala (Yemen), 44 en el aeropuerto de Estambul (Turquía), 28 en un restaurante de Dacca (Bangladesh) y al menos 175 en una zona comercial de Bagdad (Irak). Hoy mismo se han producido varios ataques en Arabia Saudita, con varios muertos, aunque todavía sin reivindicar por nadie.

¿Por qué se produce ahora este aumento de atentados del grupo extremista (a los que se podría sumar la masacre a tiros de Omar Mateen en Orlando (EEUU) el pasado junio también cometida en su nombre)? Lo cierto es que esta bárbara escalada del terror llevada a cabo por seguidores del Estado Islámico coincide con una pérdida del control de territorios por parte del grupo extremista.

Analistas consideran que esta ofensiva de los fanáticos del grupo terrorista forma parte de una reacción ante las amplias campañas militares que se desarrollan en Irak y Siria. Por un lado, fuerzas iraquíes tomaron recientemente Faluya (uno de los bastiones del grupo yihadista desde que se hizo con el control de la ciudad en enero de 2014). Y, por otro, en Siria, una coalición del ejército regular, rebeldes suníes y milicianos kurdos, apoyados por EEUU, avanzan hacia Raqa, capital del autoproclamado califato, habiendo dejado ya al menos 800 muertos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

“Conforme la presión aumenta, creemos que el Estado Islámico va a intensificar su campaña de terror global para mantener su dominio en la agenda terrorista mundial", advertía hace solo unas semanas en el Congreso de EEUU el propio director de la CIA, John Brennan.

Según estimaciones del coronel Steve Warren, portavoz de las fuerzas internacionales contra el Estado Islámico, el grupo terrorista habría perdido el 45% del territorio que controlaba en Irak (25,000 kilómetros cuadrados) y el 20% en Siria (9,000 kilómetros cuadrados). Ahora bien, como insistió en su comparecencia el director de la CIA, las derrotas sobre el terreno y en el campo de las finanzas “no han reducido la capacidad y el alcance terrorista del grupo”.

La ola de atentados que está teniendo lugar era algo que se esperaba. Además, coinciden con los preparativos del último día del ayuno del Ramadán, conocido internacionalmente por ser el mes en el que los musulmanes, por su fe y por sus creencias, practican el ayuno diario desde el alba hasta que se pone el sol.

Asimismo, en fechas cercanas, el Estado Islámico conmemora dos años desde que impuso un califato desde Alepo, norte de Siria, hasta Diyala, este de Irak, donde se ha librado una intensa guerra desde entonces.

Estos son los atentados que en una semana han sido reivindicados por el grupo terrorista:

Tres ataque en Líbano, cerca de la frontera con Siria

Una serie de atentados suicidas costaron la vida el pasado lunes a cinco personas en la localidad de Al Qaa, de mayoría cristiana en el este de Líbano, una región golpeada por la violencia por su cercanía a la frontera con Siria.

El primer suicida se hizo estallar frente a una casa. Varios habitantes se reunieron en el lugar de la explosión y fue en ese momento que los otros tres atacantes suicidas entraron en acción y detonaron sus explosivos.

La zona fronteriza con Siria ha sido escenario de múltiples enfrentamientos entre el ejército libanés y grupos yihadistas.

Explosión en puestos de control militar en Yemen

El pasado lunes, al menos 32 soldados murieron y otras 25 personas resultaron heridas en varias explosiones contra puestos de control del Ejército yemení en la ciudad de Al Mukala, en el sureste del país.

De acuerdo con las versiones oficiales, se produjeron cuatro explosiones, una de ellas causada por un terrorista suicida que portaba un cinturón de explosivos, mientras que las otras tres fueron producidas por bombas que estallaron junto a puestos de control.

El terrorista suicida se hizo estallar en medio de un grupo de militares que estaba tomando el "iftar" (desayuno), con el que los musulmanes rompen el ayuno diurno al caer la noche durante el mes sagrado de Ramadán.

Turquía, atentado en aeropuerto


En Turquía suman 45 las víctimas mortales en el ataque cometido el pasado martes por tres terroristas suicidas en el aeropuerto Atatürk de Estambul. En total fueron 20 los extranjeros fallecidos en ese ataque, que el Gobierno turco atribuyó al grupo yihadista Estado Islámico.

En el atentado, en el que los terroristas usaron fusiles de asalto antes de hacerse explotar, resultaron heridas unas 239 personas.

La Policía turca ha identificado a dos de los tres terroristas como Rakim Bulgarov y Vadim Osmanov, con pasaporte ruso, y se sigue trabajando en la identificación del tercero. Las autoridades turcas han detenido hasta ahora a 24 personas, entre ellos 15 extranjeros, como presuntos miembros de ISIS involucrados en el atentado.

Ataque en un restaurante de Bangadesh


El asalto yihadista a un restaurante de Dacca causó 28 muertos, la mayoría extranjeros. También fallecieron dos policías en un tiroteo con los atacantes al comienzo del asalto, que se prolongó durante 12 horas.

Bangladesh, uno de los países más poblados del mundo y de mayoría musulmana, está inmerso en una ola de atentados selectivos de corte islamista desde 2013, aunque no sufría sin embargo grandes ataques terroristas desde la pasada década.

Doble atentado suicida en Bagdad


La cifra de víctimas mortales del atentado suicida perpetrado en la madrugada del domingo en una zona comercial del centro de Bagdad es de al menos 157 y se prevé que aumente, mientras que los heridos son 230.

Se trata del ataque individual más mortífero registrado este año en Irak.

El suicida detonó un vehículo cargado de explosivos frente a una famosa heladería de la avenida principal del distrito de Al Karrada, de mayoría chií. Entre las víctimas hay niños y mujeres, que estaban realizando sus compras para la festividad musulmana del Aid al Fitr, con la que culmina el mes sagrado de Ramadán y que se celebrará dentro de pocos días.

Varias tiendas y vehículos quedaron destruidos y calcinados en esta zona comercial.

Ataque contra mezquitas en Arabia Saudita


Al menos cuatro policías murieron y otros cinco resultaron heridos en un atentado suicida perpetrado este lunes cerca de Al Masyid al Nabaui (la Mezquita del Profeta), la segunda más sagrada del islam y ubicada en la ciudad saudí de Medina.

Según reportes del Ministerio saudí del Interior, los agentes de seguridad sospecharon de un hombre que se dirigía a la mezquita a través de un aparcamiento y, al ser interceptado, detonó el cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo.

Casi de forma simultánea, otro terrorista suicida acabó con su vida cerca de la mezquita de Al Umran, cerca de un mercado en el centro de la ciudad oriental de Al Qatif, de mayoría chií.

Horas antes, un terrorista suicida se hizo estallar cerca del consulado de Estados Unidos en la ciudad costera saudí de Yeda, causando heridas a dos guardias de seguridad.

Hasta el momento ningún grupo ha asumido la autoría de estos ataques. En el último año se han registrado varios atentados terroristas contra mezquitas chiíes, pero no suníes, que fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS).


RELACIONADOS:Atentado terroristaISISIrak
Publicidad