null: nullpx
Arrestos

Detienen al exgobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, acusado de lavado de dinero

El exmandatario es también fugitivo de la justicia de Estados Unidos por blanqueo de efectivo del narcotráfico y defraudación bancaria.
6 Oct 2017 – 12:37 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- El exgobernador del norteño estado de Tamaulipas (2005-2010), Eugenio Hernández Flores, fue detenido este viernes en Ciudad Victoria por los delitos de peculado y lavado de dinero, informó la Procuraduría local.

Las autoridades de Tamaulipas detallaron por medio de un comunicado de prensa que Hernández, a través de un prestanombres y empresas, compró en 2007 un terreno de 1,700 hectáreas en el municipio de Altamira, sin embargo, dicha propiedad pertenecía al estado.

En la operación participaron además empresas de Fernando Cano Martínez, quien fuera testaferro del exgobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba, detenido en abril pasado en Florencia, Italia, acusado de delincuencia organizada y lavado de dinero.

Las firmas que sirvieron para la compra del terreno recibieron contratos públicos en los gobiernos de Eugenio Hernández y Tomás Yarrington, según la Fiscalía de Tamaulipas.

Además de estos cargos, Eugenio Hernández, de 57 años de edad, tenía una investigación federal en su contra, pero había permanecido archivada desde 2012, cuando comenzó el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Durante estos años a Hernández se le había visto en restaurantes de lujo en Ciudad de México, así como en algunos eventos de campaña del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), a pesar que en Estados Unidos era considerado como fugitivo de la justicia por los delitos de lavado de dinero y defraudación bancaria.

En el verano de 2015, Eugenio Hernández fue formalmente acusado por una corte federal estadounidense de lavado de dinero.



Junto a Hernández, la justicia estadounidense también acusó de los mismos delitos a su cuñado Óscar Gómez.

"(Son señalados por) conspirar para blanquear instrumentos monetarios, así como de colaborar en la operación de un negocio ilegal de transferencia financiera", informó la oficina de fiscales de Estados Unidos.

“El exgobernador de Tamaulipas está acusado de conspirar para lavar dinero y de ayudar a facilitar operaciones ilegales de transferencias de dinero”, indica el encauzamiento judicial, fechado el 27 de mayo de 2015.

Según el gobierno de EEUU, los dos hombres habrían lavado unos 30 millones de dólares procedentes de sobornos, al parecer, del narcotráfico.

En 2015, Hernández declaró a la agencia AFP que las acusaciones habían sido “aclaradas con las autoridades mexicanas", y había una confusión, pues aseguró que todas sus propiedades y movimientos financieros eran resultados de su trabajo como empresario durante más de 25 años.

Publicidad