publicidad

EEUU acusa a exgobernador mexicano Eugenio Hernández de lavado de dinero

EEUU acusa a exgobernador mexicano Eugenio Hernández de lavado de dinero

Eugenio Hernández, quien gobernó Tamaulipas, ha sido acusado por una corte federal estadounidense de lavado de dinero.

Ordenan en EEUU arresto del ex gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Univision

Eugenio Hernández, quien gobernó la entidad mexicana de Tamaulipas en el periodo 2005-2010, ha sido acusado por una corte federal estadounidense de lavado de dinero, según informó la Fiscalía General de Estados Unidos, quien lo considera fugitivo.

Junto a Hernández, de 55 años, la Justicia estadounidense también acusó de los mismos delitos a su cuñado "scar Gómez. Ambos son militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que ostenta el poder en México.

Hernández, de 57 años y quien fue gobernador del fronterizo Tamaulipas de 2005 a 2010, es acusado por un juzgado en Texas de "conspirar para blanquear instrumentos monetarios, así como de colaborar en la operación de un negocio ilegal de transferencia financiera", informó la oficina de fiscales de Estados Unidos.

A ambos se los considera "fugitivos", por lo que están vigentes dos órdenes de arresto.

La acusación rige desde el 27 de mayo pero fue desclasificada el viernes por la Oficina del Fiscal General en el Distrito Sur de Texas, que informó de los hechos.

Según el Gobierno de EEUU, los dos hombres habrían lavado unos 30 millones de dólares procedentes de sobornos, al parecer, del narcotráfico.

Las autoridades estadounidenses, que investigarán el patrimonio de Hernández y Gómez, podrían confiscar cuatro propiedades -tres en McAllen y una en Austin- que están valuadas en más de dos millones de dólares.

publicidad

"Es muy penoso este asunto. Son acusaciones que ya también fueron aclaradas con las autoridades mexicanas, y seguramente hay una confusión de las autoridades americanas", señaló Hernández en entrevista con AFP.

El exgobernador aseguró que logró demostrar "la legitimidad de todos y cada uno" de sus bienes y operaciones financieras ante las autoridades de México, pues son -según dice- fruto de más de 25 años de trabajo como empresario.

Si son declarados culpables, Hernández y su cómplice enfrentan condenas de hasta 25 años de cárcel y multas de hasta 750,000 dólares.

Tomás Yarrington, predecesor de Hernández en la gubernatura de Tamaulipas, fue acusado en 2013 por fiscales estadounidenses de aceptar "grandes sobornos" a cambio de permitir el narcotráfico en el estado.

Ese mismo año, una corte de Estados Unidos sentenció al exgobernador de Quintana Roo (este) Mario Villanueva a casi 11 años de cárcel, luego de declararse culpable de lavado de dinero.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad