null: nullpx
Honduras

“Pensábamos que íbamos a quedar (muertos) ahí”: Sobrevivientes relatan cómo fue el naufragio en Honduras

Dexim Ordóñez, un pescador que iba en el barco hundido el miércoles a 75 millas de la costa hondureña, contó que dormía cuando el bote zozobró alrededor de las 2 de la madrugada, y cuando se despertó estaba en el mar. Axel Echeverría, otro sobreviviente, afirma que el clima estaba calmo, "pero creo que una ola grande provocó que nos diéramos vuelta”.
5 Jul 2019 – 4:44 AM EDT

“Sólo pensamos en ese momento que íbamos a quedar (muertos) ahí, pero Dios es grande”, afirma Dexin Freem Ordóñez, uno de los sobrevivientes del hundimiento de un bote pesquero hondureño en los que perecieron al menos 27 personas.

Además de los 27 muertos, otras 58 personas iban a bordo del barco Capitán Waly cuando se fue a pique el miércoles en la madrugada, cerca de Cayo Gorda, a 75 millas (unos 120 kilómetros) de la costa hondureña. Otro navío, de nombre Franceli, también se hundió horas antes de esta tragedia, pero los 49 hombres a bordo sobrevivieron.

Los cadáveres recuperados fueron devueltos a puerto el jueves, mientras continuaba la búsqueda de seis aún desaparecidos.

Ordóñez, un pescador que desde los 18 años faena en esas aguas para capturar langostas, contó que dormía cuando el bote zozobró alrededor de las 2 de la madrugada, y cuando se despertó estaba en el mar. Agarró una tabla para mantenerse a flote.

“Los que logramos salir nos salvamos, los que estaban adentro del barco se quedaron todos”, declaró el pescador de 32 años a la prensa local.


El director de la Marina Mercante, Juan Carlos Rivera, dijo que aún se investiga la causa del naufragio.

Según las fotografías, el Capitán Waly zarpó cargado con pequeñas balsas desde las que trabajaban los pescadores.

Otro de los sobrevivientes, Axel Dereth Echeverría, dijo que cuando zarparon las condiciones atmosféricas eran adecuadas, contrariamente a lo que reportan las fuerzas armadas de Honduras.

“El clima estaba calmo, pero creo que una ola grande provocó que nos diéramos vuelta”, afirmó.

Yimbris Jesús Patín, otro pescador sobreviviente, contó al diario El Heraldo que estuvo nadando durante más de ocho horas en las aguas del Caribe hondureño hasta llegar a la orilla. “Cuando me estaba hundiendo yo le decía a Dios que me diera una oportunidad”, dijo el pescador.

Un pueblo llora a doce víctimas

Algunos familiares han logrado identificar a sus seres queridos. Los cuerpos fueron trasladados de los botes a un área vigilada por el ejército.

Entre los fallecidos identificados figuran el capitán (Austin Haylock Almendares), un cocinero, un tripulante, 19 buzos langosteros y cinco habitantes del cayo.

“Queremos hacer un proceso rápido de entrega de los cuerpos”, expresó Lisandro Rosales, ministro de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Un avión militar trasladó 27 ataúdes vacíos desde Tegucigalpa a la región en el noreste de Honduras.

“Lamentamos profundamente el naufragio de nuestros compatriotas en (la provincia de) Gracias a Dios, toda nuestra solidaridad con sus familias", escribió el presidente Juan Orlando Hernández en su cuenta de Twitter.

El mandatario añadió que las autoridades estaban coordinando las operaciones de rescate y de ayuda para las víctimas y sus familias.

Ana Julia Echeverría, alcaldesa adjunta en Puerto Lempira, dijo que los sobrevivientes serían transportados a sus viviendas y los muertos entregados a sus familiares una vez que se concluyan los registros forenses.

“A todas las familias, que no se preocupen. Que todos los marinos que vienen, sobrevivientes y no sobrevivientes, los vamos a poner en sus casas”, afirmó.

Fanny Ordóñez, familiar de una de las víctimas mortales, dijo a El Heraldo que doce personas de su pueblo, Caratasca, murieron en el naufragio. “Quisiera despertar y que todo esto fuera solo un sueño”, lamentaba.


Mira también:

En fotos: La embarazada venezolana y su familia que intentaron huir de la crisis y desaparecieron en el mar

Loading
Cargando galería
Publicidad