null: nullpx

“La letra del año” llega al Granma: las predicciones de los babalawos se publican por primera vez en Cuba

La prensa estatal cubana comenzó 2018 con una noticia inédita: las predicciones anuales que realizan los babalawos de las diferentes religiones africanas en Cuba, encabezadas por la Sociedad Yoruba y el Consejo de Sacerdotes Mayores de Ifá.
5 Ene 2018 – 12:55 PM EST

LA HABANA, Cuba.- Rolando Larrionda no da un paso sin pregonar. Lleva colgado del brazo izquierdo una java de tela donde lleva perfectamente doblados los periódicos del día. Con su mano derecha empuña un ejemplar que se lleva a la boca y le sirve de bocina. Rolando se detiene en la calle y pregona: “Después no digas que no me escuchaste, después no digas que no te avisé, si quieres saber 'La letra del año', ven y compra el Granma, el Rebelde”.

La prensa estatal cubana comenzó el 2018 con una noticia inédita en sus páginas cuando dio a conocer por primera vez "La letra del año", las predicciones anuales que realizan los babalawos de las diferentes religiones africanas en Cuba donde la Sociedad Yoruba y el Consejo de Sacerdotes Mayores de Ifá tienen el liderazgo.

Cada 31 de diciembre en la Habana Vieja, en la sede de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba se celebra una ceremonia que dura hasta entrada las primeras horas del día primero y donde a partir de la consulta del Oráculo de Ifá se dan a conocer orientaciones y recomendaciones que deberían cumplirse durante el calendario que inicia, con el fin de evitar y vencer los obstáculos y las dificultades que se enfrentarán.


“Ya han pasado dos días desde que salió la noticia y la gente aún me sigue parando en la calle y preguntándome si me quedan periódicos de ese día”, dice Rolando en una de las calles por las que pregona en el barrio del Vedado.

José Luis Figueras es uno de los clientes fijos a los que Rolando, todos los días, le lleva la prensa. Tiene 56 años, es babalawo y está sentado en un sillón en el portal de su casa, vestido de pantalón y camiseta blanca, con un gorro de ribetes en amarillo y verde —colores de Orunmila, deidad superior de la región—, con una manilla de iguales colores y un mazo de collares que le cuelgan del cuello.

“En Cuba nadie puede negar la gran tradición que hay de las religiones africanas. Muchos de nuestros ancestros vienen de ahí, de los esclavos que llegaron del África”, dice José Luis sujetando la primera edición en la historia del periódico Granma que ha publicado "La letra del año".


“No hay por qué negar las raíces, las religiones, las creencias, eso es libertad y para que los pueblos sean realmente libres hay que dejarlos hacer con sus vidas lo que quieran, hay que dejarlos tener fe. Que la televisión y la prensa en general hayan informado al pueblo sobre 'La letra del año', habla de que las cosas están cambiando en Cuba y de que este año será definitorio para nosotros”, dice José Luis.

Después del triunfo de Fidel Castro y la revolución cubana en 1959, la práctica de las religiones africanas fueron mal vistas por el gobierno de la isla. Santeros, babalawos y devotos tuvieron que profetizar su fe de manera clandestina. A pesar de ello, la religión Yoruba se mantuvo y actualmente es una de las más practicadas en el país.

“Hay un cambio de mentalidad, ya la gente no nos ven como brujos y nos identifican como religiosos. La precariedad y la necesidad llevan a la fe y Cuba es un país que vive en una eterna crisis”, dice José Luis.


Según la consulta del Oráculo de Ifá, en el 2018 la deidad que gobernará es Yemayá acompañada de Eleguá y es por ello que la bandera del año es mitad blanca, mitad azul, con franelas negras.

"La letra del año" aconseja respeto, civismo y proteger el medio ambiente y pronostica problemas en la agricultura y movimientos telúricos que pueden conducir a catástrofes naturales, así como un aumento de enfermedades neurológicas, de transmisión sexual y del tractus digestivo-intestinal.

El texto recomienda evitar ser caprichosos y que los padres mantengan el control y vigilancia sobre la conducta de sus hijos. Además, se exhorta a no guardar rencor por las cosas pasadas y aprender a perdonar. Y hace hincapié en evitar la violencia doméstica en todas sus manifestaciones.

Desde finales del siglo XIX, babalawos dan a conocer anualmente "La letra del año". El primero en realizarla en Cuba fue Remigio Herrera, pero no fue hasta el 2018 que los medios de comunicación en la isla la hicieron oficial.

“El 2018 ha empezado con buenos aires, ojalá todo siga por buena vereda”, dice Rolando y luego vuelve a pregonar sus periódicos.

Fotos: El huracán Irma hace añicos muchos de los ruinosos edificios de La Habana

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:América LatinaCubaReligión
Publicidad