null: nullpx
Logo image
Elecciones

Bolsonaro no habla de su derrota frente a Lula, pero dice que respetará la Constitución de Brasil

En sus primeras declaraciones tras el día de las elecciones, Bolsonaro no reconoció de forma explícita su derrota ante Luiz Inácio Lula da Silva, pero dijo que continuará siguiendo las reglas de la Constitución. Bolsonaro perdió la contienda presidencial por un margen muy estrecho, al obtener el 49.1% de los votos frente al 50.9% de Lula.
Publicado 1 Nov 2022 – 05:23 PM EDT | Actualizado 1 Nov 2022 – 05:23 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, habló por primera vez desde el resultado de las elecciones presidenciales del pasado domingo y, aunque no reconoció de forma explícita su derrota ante Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que continuará siguiendo las reglas de la Constitución.

El jefe de gabinete, Ciro Nogueira, dijo a los periodistas que Bolsonaro lo autorizó a comenzar el proceso de transición.

“Siempre me han etiquetado como antidemocrático y, a diferencia de mis detractores, siempre he jugado dentro de las cuatro líneas de la Constitución”, dijo Bolsonaro, flanqueado por más de una docena de ministros y aliados, a periodistas en la residencia oficial en Brasilia, la capital.

Bolsonaro perdió la contienda por un margen muy estrecho, al obtener el 49.1% de los votos frente al 50.9% de Lula. Ha sido la carrera presidencial más reñida desde el regreso de Brasil a la democracia en 1985.

Bloqueos “fruto de indignación” por derrota de Bolsonaro

Más temprano el martes, el Supremo Tribunal Federal ordenó a la policía federal de caminos despejar de inmediato cientos de carreteras en todo el país bloqueadas por camioneros que apoyan a Bolsonaro y desconocen la derrota ante Lula.

Sobre las manifestaciones, Bolsonaro afirmó este martes que los bloqueos son fruto de la "indignación" y "el sentimiento de injusticia" por su derrota en las elecciones presidenciales.

"Los movimientos populares son fruto de indignación y sentimiento de injusticia por cómo se dio el proceso electoral", afirmó.

En un breve pronunciamiento, Bolsonaro indicó que "las manifestaciones pacíficas siempre serán bienvenidas", pero reforzó que sus métodos "no pueden ser los de la izquierda, que siempre perjudicaron a la población, como la invasión de propiedades, la destrucción de patrimonio" y no permitir "el derecho de ir y venir".

Los fiscales federales en los estados de Sao Paulo y Goiás dijeron que habían abierto investigaciones sobre los bloqueos. Para el mediodía del martes, la policía de caminos había retirado 306 bloqueos, pero aún quedaban más de 260.

En Sao Paulo, el estado más poblado y con la economía más grande de Brasil, los atascos viales en la carretera hacia y desde el aeropuerto internacional hicieron que se cancelaran decenas de vuelos.

Las redes sociales difundieron videos de viajeros caminando con sus maletas por la noche a lo largo de la carretera hacia el aeropuerto para tratar de alcanzar sus vuelos. El acceso se restableció parcialmente a partir de la mañana del martes, pero autoridades del aeropuerto dijeron que el acceso seguía siendo difícil, ya que aún había atascos de tráfico.

Bolsonaro cuenta con un amplio apoyo de las fuerzas policiales y no estaba claro qué tan efectiva sería su participación en las protestas.

El Partido de los Trabajadores de Lula acusó a la campaña de Bolsonaro de desplegar la fuerza policial para crear atascos de tránsito e impedir que la gente votara el día de las elecciones, luego de que se difundieron videos en las redes sociales de agentes deteniendo autobuses.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés