null: nullpx
Asesinatos

Esta pareja mexicana golpeó a su hija de 5 años hasta matarla por orinarse en la cama. Ahora pasarán 88 años en la cárcel

El cuerpo de la menor, conocida como ‘calcetitas rojas’ porque cuando encontraron su cadáver llevaba unos calcetines de ese color, apareció en 2017 con signos de tortura como moretones, mordidas y quemadura de cigarros. La niña estuvo meses sin identificar en una morgue. Su madre y su padrasto fueron condenados por feminicidio y a pagar 22,809 dólares y 8,396 dólares.
5 Sep 2019 – 1:36 PM EDT

Un juez mexicano sentenció a 88 años de prisión por el delito de feminicidio a la madre y el padrastro de una niña de cinco años, quien fue golpeada hasta la muerte y su cuerpo abandonado en un paraje del Estado de México.

Luego de un largo proceso, este miércoles el juez dictó sentencia a los hoy culpables del delito de feminicidio de la pequeña Guadalupe Medina Pichardo, donde además del tiempo en prisión deberán pagar 449,115 pesos (22,809 dólares) y 165,323 pesos (8,396 dólares) por reparación de daño.

De acuerdo con Noticieros Televisa, durante la audiencia el juez señaló que no había duda de que ellos eran los culpables del homicidio.

En marzo de 2017, la pequeña Guadalupe fue asesinada a golpes por su padrastro Pablo ‘N’ y su madre Yadira ‘N’ por orinarse en la cama. Luego el cuerpo de la menor fue envuelto en una cobija de ositos y abandonado en un terreno baldío en el municipio de Nezahualcóyotl, en el Estado de México.

Hallazgo del cuerpo

El cuerpo de la niña fue localizado días después; vestía una sudadera verde y unas calcetas color rojo. Como en ese momento se desconocía el nombre de la menor, se la conoció populamente como ‘calcetitas rojas’.

El cuerpo de la pequeña Guadalupe mostraba signos de tortura como moretones, mordidas y quemadura de cigarros. El cadáver permaneció sin identificar nueve meses en la morgue.

Familaires identificaron a Guadalupe

No fue hasta 10 meses después que familiares de la pequeña reconocieron el cuerpo y se inició una investigación en contra de la madre y el padrastro.

Una vez ubicados los presuntos asesinos, Marina y Luz Marina Medina, tías de la pequeña, a quien conocían como ‘Lupita’, se presentaron a los medios de comunicación para exigir justicia y pedir que se les permita tener acceso a la investigación.

Las mujeres afirmaron que la pequeña nació el 16 de enero de 2013, pero no fue registrada. Señalaron que la madre y el padrastro se dedicaban a robar y eran drogadictos.

Luego de la sentencia, las tías de la niña aseguraron a medios de comunicación que por fin se hacía justicia para Guadalupe.

Sin embargo, el abogado defensor, Jesús Mogolla, dijo que apelarán la sentencia, ya que aseguró las confesiones en las que se basa fueron obtenidas a partir de la tortura.

Mira también:

Esto es lo que se sabe hasta ahora sobre la muerte de Nalani Johnson

Loading
Cargando galería


Publicidad