null: nullpx

Encuentran a decenas de familias hambrientas en una cueva de Haití

Después de perder sus casas, su ganado y sus cultivos por el huracán Matthew, las familias se refugiaron en una cueva en Fonds Rouge Dahere cerca de la ciudad de Jérémie, en el suroeste de Haití. Una organización humanitaria los encontró el miércoles pasado cantando himnos.
27 Mar 2017 – 7:25 PM EDT

Los sonidos de los cánticos encaminaron a los trabajadores de una organización humanitaria al hallazgo la semana pasada: unas 240 personas, la mayoría mujeres y niños, se refugiaban en una cueva en la que viven desde que el huracán Matthew se llevó lo poco que tenían.

"Perdieron sus casas, su ganado y sus cultivos bajo el agua. No tenían ningún sitio donde vivir", afirmó Angel Aloma, director ejecutivo de la organización no gubernamental con sede en Florida Food for the Poor. "Estaban cantando himnos. Es increíble cómo en Haití la gente nunca pierde la fe".

La ONG había mandado un equipo al área después de conocer la noticia de que once personas habían muerto por comer plantas venenosas y otras dos se habían suicidado. Una vez allí se encontraron con esta imagen que es el últmo signo de la catástrofe humanitaria que supuso el huracán Matthew para el país.

“Las familias están recurriendo desesperadas a comer frutas y plantas que se sabe que son venenosas para saciar su hambre y tratar de salvar sus vidas", se puede leer en un comunicado de la ONG.


En fotos: Así encontraron a decenas de familias hambrientas en una cueva de Haití

Loading
Cargando galería

En estos momentos, las familias, entre las que se encuentran 84 mujeres y 62 niños, permanecen en las cuevas al lado de una montaña a las afueras de Jérémie, una de las ciudades más damnificadas por Matthew y donde la mayoría de los albergues también resultaron dañados por el huracán que golpeó a la región de Grand'Anse el pasado octubre.

Food for the Poor distribuyó comida, agua, cobijas y productos de higiene, explicó Aloma. "Al menos ahora pueden vivir de manera un poco más humana", añadió.

El grupo, que es el mayor proveedor de ayuda humanitaria a Haití, envía cada mes 100 contenedores de comida a la región. Además, asegura haber comenzado una campaña para construir casas para las familias que encontraron en la cueva. Cada vivienda costará $3,500. "También estamos enviando semillas y útiles agrícolas", aseguró Aloma.


Después de que el huracán Mathew, de categoría 5, golpeara la región con unos vientos de 145 millas por hora, el gobierno de Haití calculó pérdidas en los cultivos, ganado e infraestructuras por valor de 2,900 millones de dólares.

Naciones Unidas advirtió en un informe este mes que "las necesidades humanitarias del huracán Matthew siguen siendo elevadas, con un estimado de 1.4 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria".

Tras el paso de Matthew, The New York Times reportó que más de 500 personas fueron encontradas refugiándose en cuevas cerca de Lacadonie, en el suroeste de Haití. Esas familias han encontrado nuevas casas y las cuevas están vacías, según Food for the Poor.

En Fond Rouge Dahere, los agricultores consiguieron volver a plantar cultivos después de la tormenta, pero la región ha sufrido desde entonces una sequía de cinco meses.

"Han sido golpeados dos veces. La madre naturaleza no está siendo generosa", afirmó Aloma. Preguntado sobre los planes a largo plazo del grupo para la región, aseguró que "Haití necesita ayuda todo el tiempo", señalando que Food for the Poor lleva 30 años trabajando allí. "En Haití la crisis es el modo normal de vida, así que esto es devastación", agregó.


Mira también:



En fotos: El suroeste de Haití devastado por el huracán Matthew

Loading
Cargando galería

.


Publicidad