null: nullpx
Brasil

Decapitaciones y asfixias: al menos 50 muertos en sangriento motín carcelario en Brasil

Un sanguinario enfrentamiento entre presuntas bandas rivales en la prisión terminó con más de medio centenar de víctimas fatales, de las cuales 16 fueron decapitadas según agencias de noticias.
29 Jul 2019 – 1:02 PM EDT

Al menos 50 reclusos murieron este lunes en un enfrentamiento carcelario en el Centro de Recuperación Regional de Altamira, en el estado brasileño de Pará al norte del país, informaron las autoridades locales.

La Superintendencia del Sistema Penitenciario del Pará (Susipe) confirmó en una conferencia de prensa que 16 de las víctimas fueron decapitadas.

El número de muertos dado por diferentes medios varía entre 50 y 52 muertos, por lo que seguramente el número final de víctimas sera confirmado luego por las autoridades. Además de los muertos, varias personas resultaron con heridas de diversa gravedad.

"Fue un enfrentamiento entre bandas rivales. Dos guardiacárceles fueron tomados como rehenes, pero ya fueron liberados", dijo a la AFP un portavoz de la Superintendencia de Prisiones de Pará.

Cinco horas sangrientas

La pelea empezó hacia las 7 am hora local a la hora del desayuno, cuando miembros de una organización criminal invadieron el complejo donde estaban recluidos integrantes de una facción rival.

Los reclusos iniciaron entonces un enfrentamiento con "armas artesanales" y prendieron fuego. Las llamas se propagaron causando la muerte pos asfixia de muchos reos. La pelea concluyó antes del mediodía.

La Policía militar y la Policía Civil llegaron al complejo penitenciario y lograron contener a los presos, y negociaron la liberación de los rehenes. Susipe aún no ha dado los nombres de los fallecidos.

"Estamos realizando una inspección y haciendo el recuento de los presos, por lo que el número de muertos y heridos aún puede crecer", señaló la portavoz de la institución a la agencia EFE.

Una vez controlada la rebelión, los reclusos involucrados en el ataque fueron trasladados a celdas individuales y se encuentran aislados de los demás. El enfrentamiento sería entre las bandas Comando Clase A y Comando Rojo, segun BBC Brasil.

Violencia carcelaria en Brasil

El Centro de Recuperación Regional de Altamira, situado a unos 850 kilómetros de la capital regional de Pará, Belém, tiene la capacidad para 200 presos, pero alberga actualmente a 311 personas.

Brasil, con 727,000 detenidos, tiene la tercera mayor población carcelaria del mundo.

Si los números de fallecidos se mantienene, la de este lunes es la segunda mayor masacre en presidios brasileños en lo que va de 2019. El pasado mayo, 55 reclusos fueron asesinados en menos de 48 horas en cuatro prisiones de la ciudad de Manaos, también en el norte de Brasil, ocasión que volvió a suscitar un intenso debate sobre las condiciones de las cárceles en el país.


De pandilleros a cristianos: escapar de la violencia a través de la religión (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:BrasilMuertesPresos
Publicidad