null: nullpx
Logo image
Mara Salvatrucha

Condenan a 39 años de cárcel al 'Blue', uno de los principales líderes de la Mara Salvatrucha

Melgar Díaz, condenado por homicidio, tráfico de drogas y agrupación ilícita, figura en una lista de 14 líderes de la Mara Salvatrucha solicitados en extradición por la justicia de EEUU. El fiscal general salvadoreño, Rodolfo Delgado, celebró que el líder pandillero "no volverá a vivir en libertad".
Publicado 28 Oct 2022 – 12:37 AM EDT | Actualizado 28 Oct 2022 – 12:37 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un juzgado salvadoreño condenó el jueves a 39 años de prisión a Armando Eliú Melgar Díaz, uno de los principales cabecillas de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), por los delitos de homicidio, tráfico ilícito de drogas y agrupaciones ilícitas.

Melgar Díaz, alias 'Blue', figura en una lista de 14 líderes de la Mara Salvatrucha de los que la justicia de Estados Unidos solicita su extradición para que respondan por delitos.

“Ha concluido la lectura del fallo de la Vista Pública en contra del 'Blue'. Hemos logrado que sea condenado a la pena máxima, por cada uno de los delitos. No volverá a vivir en libertad”, informó en Twitter el fiscal general Rodolfo Delgado.

Melgar Díaz, encarcelado en El Salvador desde 2018, fue condenado a 10 años de cárcel por el delito de proposición y conspiración de homicidio, 15 años por tráfico ilícito de drogas y 14 años por el delito de agrupaciones ilícitas.

Según el Ministerio Público, Melgar Díaz coordinaba todas las operaciones criminales de la pandilla Gánsteres Locos Salvatruchos de la MS-13, que opera en la costa este de Estados Unidos y en El Salvador.

Dedicado al delito desde los 13 años en EEUU y El Salvador

Las investigaciones señalan que el 'Blue' emigró hacia Estados Unidos cuando tenía 13 años y en ese país se involucró en la pandilla MS-13 en el estado de Virginia, pero en 2013 fue deportado y continuó su vida delictiva en El Salvador. Después viajó nuevamente a territorio estadounidense y se reincorporó a su grupo criminal, hasta que en octubre de 2016 fue deportado otra vez y siguió delinquiendo en el país centroamericano.

Según la Fiscalía, Melgar Díaz formaba parte del directorio de la Mara Salvatrucha, que es la máxima autoridad a nivel de la MS-13, y controlaba las operaciones criminales en varios estados de Estados Unidos y en diferentes países, como México y El Salvador.

Las autoridades estadounidenses han solicitado la extradición de Melgar Diaz para que sea procesado en los tribunales de justicia de ese país por el asesinato de Nayeli Guzmán, una adolescente de 14 años. También lo acusan de otros dos crímenes perpetrados entre 2016 y 2018.


En una entrevista con la televisión nacional, el fiscal general aclaró que el proceso de extradición de Melgar Díaz no se interrumpe en ningún momento, pero que estará sujeto a que el cabecilla cumpla su condena en El Salvador.

“No vamos a estar enviando salvadoreños sin que previamente paguen los delitos que han cometido en contra de bienes jurídicos salvadoreños”, afirmó.

56,000 detenidos bajo sospecha de vínculos con bandas criminales en El Salvador

En 2012, el gobierno estadounidense incluyó a la Mara Salvatrucha en una lista de organizaciones criminales internacionales, y tres años después la Corte Suprema de Justicia de El Salvador también la declaró terrorista junto a la pandilla Barrio 18.

Luego de que el 26 de marzo se reportaran 62 homicidios en un día, el Congreso salvadoreño, a pedido del gobierno del presidente Nayib Bukele, aprobó el estado de excepción para combatir a las pandillas. Con ese régimen, las autoridades dicen que han capturado a casi 56,000 personas a las que acusan de pertenecer o ser colaboradores de esos grupos delictivos.

Organizaciones sociales han informado que lograron documentar más de 4,000 casos de violaciones a los derechos humanos durante los primeros seis meses de vigencia de la medida. Dicen tener informes de que 80 personas han muerto bajo la custodia de las autoridades.


En marzo, el Congreso reformó el código penal para que las pandillas o cualquier organización delictiva sean considerados ilícitos y sus miembros puedan ser sancionados con penas entre 20 y 40 años de prisión. Los cabecillas de esos grupos podrían recibir condenas de 40 a 45 años de cárcel.

Las llamadas maras o pandillas, que se estima cuentan con unos 70,000 integrantes, tienen presencia en populosos barrios y comunidades de El Salvador. De acuerdo con las autoridades, esos grupos están involucrados en el narcotráfico y el crimen organizado; extorsionan a comerciantes y empresas de transporte, y asesinan a quienes se niegan a pagar.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés