null: nullpx
Chile

"Chile despertó": Miles protestan en la manifestación más masiva desde el retorno a la democracia en ese país

Cerca de un millón de personas se congregaban este viernes en la Plaza Italia de la capital chilena, de acuerdo con una estimación de la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar. Mejores pensiones, sueldos "dignos" y "educación de calidad" son las demandas de larga data de la sociedad chilena que comenzaron a sumarse al reclamo inicial de la protesta por un aumento del pasaje del transporte público.
25 Oct 2019 – 6:43 PM EDT

Al grito de "Chile despertó" y "el pueblo unido jamás será vencido", miles de chilenos salieron a las calles este viernes en la manifestación más masiva desde el retorno a la democracia para protestar en contra de la desigualdad en el país y el alza en el costo de vida.

Solo en la popular Plaza Italia de Santiago, la capital, casi un millón de personas se congregaban de forma pacífica, de acuerdo con estimaciones de la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar. Imágenes mostraban calles atestadas a ambos lados del Río Mapocho, cerca del centro capitalino. Otros miles se sumaban en protestas en otras ciudades de la nación minera.

"Esto me recuerda a la Marcha del No antes del plebiscito del 88", dijo a la agencia Reuters la profesora jubilada Clotilde Soto, de 82 años, recordando la consulta que el 5 de octubre de 1988 que sacó al dictador Augusto Pinochet del poder.

Mejores pensiones, sueldos "dignos", "educación de calidad": esas son las demandas de larga data de la sociedad chilena que comenzaron a sumarse al reclamo inicial de la protesta, por un aumento del pasaje del transporte público. El estallido social arrancó hace una semana y, hasta el momento, ha dejado 17 personas fallecidas y millonarios daños.

Las movilizaciones, inicialmente pacíficas, de la última semana han derivado también en saqueos y violencia, especialmente en los barrios más pobres en las afueras de Santiago. Las protestas han dejado más de 6.000 detenidos, según la fiscalía.

El gobierno del presidente Sebastián Piñera ha intentado infructuosamente apaciguarlas. Primero, Piñera retrocedió en el alza en el precio del metro y luego anunció una serie de medidas para contener el descontento.

Sin embargo, aún enfrenta un camino de negociaciones con el Congreso, donde la centroderecha es minoría, para avanzar en la agenda social. El mandatario envió precisamente este viernes al Congreso un proyecto para aumentar en 30 dólares las pensiones de los más pobres.

En la mañana, la jornada comenzó en Santiago con caravanas de camiones interrumpiendo el flujo en las principales autopistas hacia la capital, en una protesta de los transportistas por los altos cobros por el uso de las carreteras, que en su mayoría administran privados.

En el puerto de Valparaíso, centenares de manifestantes intentaron sobrepasar la sede del Congreso y fueron violentamente dispersados con profusos gases lacrimógenos, mientras camiones complicaban el tránsito entre la ciudad costera y Santiago. Allí, los congresistas y personal administrativo fueron evacuados, mientras grupos de encapuchados levantaron barricadas y lanzaron piedra contra la policía antimotines e intentaban acercarse de nuevo a la sede legislativa.

"Se necesita una agenda distinta"

Marta Lagos, analista política y directora de Latinobarómetro, dijo en entrevista con The Associated Press que “esta crisis se soluciona con política, no con una lista de supermercado de políticas sociales”.

Añadió que “los fondos no están, por eso no se puede hacer sino que política, aquí tiene que haber un liderazgo que entregue una agenda distinta, con caras distintas, que sean creíbles (...) y que sean capaces de interpretar y conducir a la población”.

Por otro lado, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la expresidenta chilena Michelle Bachelet, anunció la víspera que enviará a Chile una comisión para examinar las denuncias de violaciones a los derechos humanos después que Piñera la invitó a visitar el país.

En tanto, Amnistía Internacional anunció el viernes el envío de un equipo para documentar “las graves violaciones a los derechos humanos y posibles crímenes de derecho internacional que se están cometiendo por agentes del Estado”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de esa organización.

Chile: ni el toque de queda, ni la derogación del alza del transporte logran detener las protestas

Loading
Cargando galería
Publicidad