null: nullpx
Inmigración

Bukele plantea a EEUU un trato migratorio para El Salvador diferente al de Honduras y Guatemala

El presidente salvadoreño Nayib Bukele pedirá a Washington que no se les mida "con la vara del Triángulo Norte, sino con la vara de El Salvador", porque sostiene que EEUU castiga "a una región por las actuaciones de gobiernos en lo que nosotros no tenemos ninguna incidencia".
16 Jul 2019 – 5:05 AM EDT

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, aseguró la noche del lunes que su país aboga ante Estados Unidos por un trato migratorio distinto a Honduras y Guatemala, sus vecinos del llamado Triángulo Norte de Centroamérica.

"Estamos abogando en Estados Unidos, es que no se nos mida con la vara del Triángulo Norte, sino con la vara de El Salvador", declaró Bukele en una rueda de prensa acompañado del gabinete de seguridad en la Casa Presidencial. "Que no se nos meta en la buchaca (bolsa de mesa de billar)", insistió.

La administración de Donald Trump anunció redadas masivas dirigidas a inmigrantes en diez estados a partir del domingo anterior. Y aunque, las detenciones no se produjeron a la escala anunciada, el aviso creó una "alerta permanente" en las comunidades vulnerables, según activistas.


Bukele indicó que el tema de la migración "es una prioridad", razón por la cual la canciller salvadoreña Alexandra Hill, se encuentra en Washington realizando diferentes gestiones con funcionarios de gobierno y del Congreso.

En Estados Unidos viven unos 3 millones salvadoreños, quienes en 2018 enviaron 5,468 millones de dólares en remesas familiares que equivalen a cerca del 16% del producto interno bruto del país centroamericano.

Al demandar a Estados Unidos "un trato distinto" de los otros países del Triángulo Norte, Bukele comentó que "a veces se castiga a una región por las actuaciones de gobiernos en lo que nosotros no tenemos ninguna incidencia".

“Está claro, que si bien el tema de la migración es un tema gravísimo (y) ha habido tragedias, la gran mayoría de migraciones no están siendo generadas por El Salvador, sino por Honduras y Guatemala”, dijo Bukele.


Desde octubre pasado la emigración de hondureños, guatemaltecos y salvadoreños aumentó a través de caravanas huyendo de la falta de empleo, en busca de mejores condiciones de vida o escapando de los asesinatos de pandilleros y narcotraficantes.

"A veces se nos juzga como Triángulo Norte y creo que es un poco injusto, aquí en El Salvador se combate la delincuencia directamente", insistió.

Trabajan convenio de visas temporales

En el caso de la droga, dijo que El Salvador incauta el 75% de la cocaína que grupos criminales pretenden llevar a Estados Unidos, mientras que en Honduras es el 2 ó 3%, pero cuando se establece el promedio del Triángulo Norte se dice que los decomisos son del 30%.

El mandatario adelantó que en los próximos días tendrá una reunión de "alto nivel" para abogar por sus compatriotas, tanto por lo que están detenidos en la frontera sur de Estados Unidos como por los que tratan de cruzar a diario, y los que están allá amparados desde 2001 al Estatuto de Protección Temporal (TPS), que se vence el próximo año.


A nivel local, Bukele indicó que su gobierno está haciendo lo posible para "disuadir y reducir la migración forzada" y para ello lanzará programas para seguir en el combate de la delincuencia y generar empleo.

Adelantó que se trabaja con Estados Unidos la firma de un convenio de "visas temporales de trabajo" para que salvadoreños puedan viajar a EEUU a incorporarse a tareas agrícolas.

Plan contra pandillas

La semana pasada, Bukele dijo que solicitará al Congreso 200 millones de dólares en préstamos para financiar las primeras tres fases de un plan de recuperación de territorios controlados por las pandillas.

El mandatario salvadoreño dijo que se trata de la segunda fase de un plan que persigue "atacar este problema (las pandillas) desde la raíz", para lo cual ha solicitado un primer desembolso de 91 millones de dólares.


Como parte del plan contra las pandillas, el mes pasado el gobierno ordenó a las empresas de telefonía celular bloquear sus señales en casi una treintena de prisiones en todo el país, pues consideran que las órdenes de cometer delitos salen desde el interior de éstas.

El Salvador atraviesa una ola de homicidios y crímenes, que entre enero y el 11 de junio ha dejado un saldo de 1,446 asesinatos, un 12% menos que el mismo período del año pasado, aunque la cifra de la policía incluye efectivos de seguridad.

En 2018, el país registró 50.3 homicidios por cada 100,000 habitantes, una de las más altas del mundo, según datos de Naciones Unidas.

Zuria Vega y Alberto Guerra piden que no se juzgue al inmigrante que se ahogó con su hija cruzando a EEUU

Loading
Cargando galería
Publicidad