null: nullpx
Actividad de Pandillas

Desde una prisión de California, pandilleros ordenaban asesinatos y traficaban droga de México

Fiscales federales y estatales anunciaron los resultados de un operativo que desmanteló una red de narcotráfico operada desde una cárcel en el Valle Central de California. Los líderes de las pandillas Nuestra Familia y Norteños controlaban todas las operaciones con teléfonos de contrabando.
20 Jun 2019 – 8:43 PM EDT

Estar tras las rejas no les impidió a los líderes de dos de las pandillas más sanguinarias de California seguir participando en actividades delictivas que incluían ordenar asesinatos y manejar el tráfico de drogas provenientes desde México.

Fiscales federales y estatales informaron este miércoles que presentaron nuevos cargos contra dos de los cabecillas de las organizaciones criminales Nuestra Familia, que opera dentro de las cárceles de California, y Norteños, con presencia en varias ciudades del estado. Pero el operativo fue más allá: más de 50 personas fueron arrestadas bajo sospecha de estar afiliados a estas pandillas.

Las autoridades federales indicaron que Salvador Castro, de 49 años y Raymond López, de 31, a quienes identificaron como miembros con una alta jerarquía dentro del organigrama delictivo de Nuestra Familia, usaban teléfonos de contrabando para coordinar el envío de narcóticos desde México para que luego otros pandilleros los distribuyeran a lo largo del Valle Central.

El tráfico de drogas era solo uno de los delitos en los que los acusados estaban involucrados. El fiscal estatal Xavier Becerra y el procurador federal McGregor Scott señalaron que, desde Prisión Estatal Pleasant Valley en el condado de Fresno, los indiciados también ordenaban cometer asesinatos, robos, extorsión y tráfico de armas principalmente en los condados Kings y Tulare.

Salvador Castro cumple desde 1997 una condena de cadena perpetua por ser encontrado culpable por tercera vez de un delito grave relacionado con posesión ilegal de un arma de fuego. Raymond López, por su parte, está preso desde 2013 con una sentencia de 21 años por participar en un ataque con un arma semiautomática que además estuvo vinculado a actividad de pandillas.

En el operativo conjunto, conocido como Red Reaper, participaron además la Oficina del Alguacil del condado King y la Policía de Hanford. El esfuerzo de 10 meses, que comenzó en septiembre de 2018, concluyó con el arresto de 54 personas y el decomiso de 53 armas de fuego y más de 36 libras de drogas.

En fotos: así desmantelaron la cámara de gases y la sala de inyecciones letales en California

Loading
Cargando galería

Causaban temor en las calles

Desde el interior de sus celdas, Salvador Castro y Raymond López se encargaron de contribuir al terror que azotaba las calles de los condados Kings y Tulare. Entre 2015 y 2019, las ciudades de Hanford, Kettleman City y Avenal, todas en el Valle Central, experimentaron un inusual aumento de homicidios sin resolver, hecho que motivó el operativo.

“El temor y la violencia que las pandillas callejeras dejan en nuestras comunidades no puede ser tolerado. Seguimos colaborando con nuestros colegas a nivel federal y a nivel local para reducir el crimen y mantener a nuestras comunidades seguras”, dijo el fiscal Xavier Becerra en un comunicado. De acuerdo con las autoridades, los asesinatos estaban vinculados por las pandillas, posiblemente miembros de los Norteños.

Los fiscales federales presentaron cargos adicionales contra otras 19 personas en el Valle Central, todos por crímenes que podrían derivar en condenas de cadena perpetua. Entre los acusados hay ocho presuntos pandilleros sospechosos de traficar grandes cantidades de metanfetaminas y otras drogas.

El Departamento de Correccionales y Rehabilitación le dijo a través de un comunicado a la Prensa Asociada que están trabajando para mitigar el impacto negativo que las pandillas tienen en los esfuerzos para rehabilitar a los internos que cumplen condenas. Hace apenas dos semanas, las autoridades desmantelaron una red de miembros de la Hermandad Aria que desde varias prisiones de California ordenaban asesinatos y controlaban el tráfico de drogas.



En fotos: estos son los brutales homicidas que se salvaron (temporalmente) de ser ejecutados en California

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés