null: nullpx
El Salvador

Bukele acatará la decisión de la Corte Suprema de El Salvador pese a que no está de acuerdo con ella

La decisión del presidente salvadoreño de acatar la resolución de la Corte Suprema en la que pide a su gobierno asbtenerse de usar al ejército en actividades que pongan en riesgo la separación de poderes rebaja la temperatura de la crisis política. Mientras Bukele sigue defendiendo la necesidad de financiar su plan de seguridad, algunas voces piden la renuncia de su ministro de Defensa.
11 Feb 2020 – 02:49 PM EST

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, acatará las medidas cautelares de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por las que le pide a su gobierno asbtenerse de hacer uso de la Fuerza Armada en actividades que pongan en riesgo la forma de gobierno y la separación de poderes en ese país centroamericano.

"Aunque no compartamos lo resuelto por la Sala de lo Constitucional, en relación a dichas medidas, acataremos la orden emanada" de la CSJ, se lee en un comunicado de la Presidencia y el consejo de ministros.

La CSJ emitió la resolución un día después de que Bukele entrara con el ejército a la Asamblea Legislativa para impulsar la aprobación de un préstamo para la tercera fase de su plan de seguridad, en una imagen que hizo saltar las alarmas en su país y en el exterior.


Con la medida, Bukele quería que los miembros de la Asamblea, de mayoría opositora, aprobaran el crédito para su plan de lucha contra las pandillas, con el que hasta ahora ha conseguido frenar considerablemente los índices de homicidios. Pero la decisión de hacerlo rodeado de militares armados y llamando a la población a una "insurrección" provocó el rechazo de los diputados, incluso los de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), la coalición con la que llegó al poder, y también la condena de la CSJ.

En una decisión tomada por los cinco magistrados que integran el máximo tribunal de justicia este lunes, la corte ordenó además al ministro de la Defensa y al director de la Policía Nacional Civil "que no ejerzan funciones y actividades distintas a las que legalmente están obligados" y exigió al Consejo de Ministros el cese de los efectos de convocatoria girada con el propósito de una sesión extraordinaria para aprobar el préstamo.

El domingo, tras ver frustrada su convocatoria, Bukele dio un plazo de una semana (hasta el domingo próximo) a la Asamblea Legislativa para aprobar el préstamo de 109 millones de dólares para equipar al ejército y policía.

En su comunicado, la Presidencia asegura que el gobierno se ha mostrado "en todo momento respetuoso del principio de separación de poderes" y asegura que las medidas cautelares de la CSJ "podrían dificultar el efectivo trabajo" del ejecutivo y pide a la Sala Constitucional tener en cuenta los "intereses de la República en el tema de seguridad" a la hora de pronunciar la sentencia definitiva que corresponda.

En ese sentido, pidió una "interpretación que permita la adaptabilidad de la Constitución a las realidades del momento, de manera que no coarte la potestad válida y vigente conferida al Consejo de ministros, por medio de la disposición constitucional relacionada".

Por otra parte, Bukele ha utilizado su cuenta de Twitter para compartir mensajes sobre la reducción de los índices de homicidios en el país y para criticar a los diputados que, a su juicio, pactan y "protegen a los criminales".

El Salvador es uno de los países más violentos del mundo y Bukele ha comenzado a implementar un plan de seguridad por el que ha conseguido reducir los índices de homicidios diarios de 8.8 cuando llegó al poder, en junio de 2019, a 3.8 diarios en enero de este año.

"A pesar de todos los obstáculos, el Plan de Control Territorial funciona", escribió el mandatario. "Sabemos que aún falta muchísimo por hacer, por eso es importante contar con los recursos necesarios para avanzar más".

Por otra parte, Bukele también cargó contra la decisión de la Corte Suprema y acusó al tribunal de "tratar de proteger el sistema".

"Estamos dispuestos a dar todo, incluso este cargo, que como la misma vida, es prestado", agregó.

Mientras la situación parece calmarse con esta decisión del ejecutivo de acatar la decisión de la Corte Suprema, la crisis desatada el fin de semana también hizo que en El Salvador se cuestionara el rol de los militares.

"Ver instrumentalizada la institución armada ensuciando con sus botas el Salón Azul de la Asamblea es verdaderamente perturbador", le dijo el analista y profesor universitario Roberto Cañas a la agencia AFP.

También han surgido voces que piden la renuncia del ministro de Defensa como la del director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (IDHUCA), José María Tojeira, quien le dijo a la AFP que René Francis Merino Monroy debería dejar su cargo por haber permitido "la actuación de la fuerza armada" en la Asamblea Legislativa.

Para Tojeira, Bukele se basa en "el apoyo popular" que le marcan las encuestas, pero debe saber que un acto como el ocurrido el domingo "le resta popularidad, poder y prestigio internacional".

Presidentes escoltados por soldados y más represión: regresan los militares a las calles de América Latina (fotos)

Loading
Cargando galería


Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.