Tiroteos

Después del tiroteo en Parkland, 985 escuelas han recibido amenazas en Estados Unidos

De acuerdo a un estudio de Educator's School Safety Network, las amenazas en escuelas de todo el país aumentaron de 10 a 72,5 incidentes por día desde el 15 de febrero de 2018. La mayoría son falsas.

Algunos adolescentes y niños han encontrado en tragedias como la del tiroteo en la Marjory Stoneman Douglas un motivo para hacer amenazas falsas en otros centros educativos. Estas amenazas se han producido en 985 escuelas en todo el país, y aumentaron de 10 a 72,5 incidentes por día, desde el 15 de febrero.

La organización sin fines de lucro Educator's School Safety Network ha compilado una lista de las amenazas utilizando los informes de los medios de comunicación. El grupo descubrió que se dirigieron 797 amenazas a las escuelas en las semanas posteriores al tiroteo de Parkland, una cifra que, según dicen, podría ser mayor.

De acuerdo a una investigación de USA Today, al menos 130 amenazas fueron reportadas en todo el país y analizadas por este portal en el lapso de nueve días después del tiroteo en Florida que dejó 17 muertos y 16 heridos.

Texas, con 61 informes, fue el estado con la mayor cantidad de amenazas desde el tiroteo. Los siguientes en la lista son Ohio, California, Florida y Pensilvania, según datos de The Educator's School Safety Network, que no solo rastrea estos incidentes sino que también capacita a las escuelas sobre cómo manejarlos.

Debido a las amenazas, al menos 33 escuelas cerraron y otras 15 estuvieron en 'lock down' o cerco policial, de acuerdo con la investigación de Usa Today, que incluye el análisis de más de 100 medios de comunicación en todo el país.

Según lo reportó ese medio, algunas amenazas fueron reales y las autoridades pudieron frustrar la trama antes de que se llevara a cabo. Pero la mayoría de los avisos no era creíble, es decir, se comprobó que la persona sospechosa no planeaba atacar a nadie ni tenía acceso a un arma.

Esta situación pone a los administradores y autoridades escolares en una difícil situación a la hora de otorgarle credibilidad o no a una amenaza. Además, preocupa a los padres que temen enviar a sus hijos a la escuela.

"No es gracioso, y creo que esto debería terminar", dijo Bailey Campbell estudiante de Central York High School en Pennsylvania a USA Today. "Quiero volver a la escuela y quiero terminar mi último año", declaró luego de que su colegio cerrara por tres días debido a una amenaza.

Casos en todo el país

Por otro lado, en Phoenix, la policía arrestó a un hombre después de publicar un comentario en Facebook donde amenaza con "disparar" a la escuela secundaria South Pointe, este fue el cuarto arresto de personas que amenazan con atacar entidades educativas en esa ciudad, en los días posteriores a la masacre de Parkland.

Incluso las autoridades arrestaron a una niña de 12 años por amenazar en redes sociales a varias escuelas de Texas. La menor fue detenida en su domicilio y ahora enfrenta cargos por hacer amenazas terroristas a las secundarias de la ciudad de Killeen.

La raíz del problema, dicen los expertos, son los estudiantes que son demasiado jóvenes para darse cuenta de la gravedad de sus comentarios.

"Generalmente esto lo hacen personas jóvenes y cuyo juicio es pobre. Es decir, un cerebro no está completamente formado hasta los 20 años. Entonces, también son personas que quieren ser disruptivas y afectar la forma en que la escuela está funcionando", declaró a USA Today, Mary Ellen O'Toole, una ex perfiladora del FBI.

Esta broma de los adolescentes no sólo genera pánico en las comunidades, sino que ocasiona costosas investigaciones por parte de la policía y agentes federales que no tienen más remedio que tomar las amenazas muy seriamente.