null: nullpx
Bancarrota

El intento del gobernador de California por bloquear el plan de PG&E para salir de la bancarrota

Los abogados de Gavin Newsom presentaron una moción judicial argumentando que la eléctrica está presionando a la Comisión de Servicios Públicos para aceptar un plan que no es el más apto y que contempla alrededor de 25,000 millones de dólares para indemnizar a las víctimas de los incendios forestales.
24 Ene 2020 – 09:14 PM EST

SAN FRANCISCO, California. – La temporada de incendios en California es cosa del pasado desde hace semanas, pero la confrontación entre el gobernador Gavin Newsom y la compañía Pacific Gas & Electric está lejos de llegar a su fin.

El mandatario estatal urgió a un juez federal a rechazar el plan que PG&E presentó para salir de la bancarrota y volvió a amenazas a la eléctrica con renovar sus esfuerzos para convertir a la eléctrica en una empresa pública.

La petición del gobernador Newsom se realizó a través de una moción judicial en la que sus abogados argumentaron que la compañía está presionando a la Comisión de Servicios Públicos de California para aceptar un plan que no es el más apto y que contempla alrededor de 25,000 millones de dólares para indemnizar a las víctimas, aseguradoras y entidades públicas afectadas por los incendios forestales en el norte del estado.

Desde enero de 2019, PG&E atraviesa por un proceso de reestructuración financiera tras apegarse al Capítulo 11 de la Ley de bancarrota, lo que le permite seguir operando mientras un juez determina cuáles serán las deudas que deberá cubrir primero. La empresa espera salir de un agujero financiero que le podría costar hasta 50,000 millones de dólares debido a las demandas que enfrentar por los devastadores fuegos de los últimos años.

A pesar de que el gobernador no tiene el poder de bloquear por sí solo el plan de bancarrota de PG&E, la restructuración financiera de la eléctrica depende en gran parte de un fondo estatal especial creado el verano pasado para ayudar a las compañías de servicios públicos a cubrir futuras pérdidas derivadas de su responsabilidad en los incendios forestarles.

Para acceder a esos fondos, PG&E necesita del aval de la Comisión de Servicios Públicos del estado, cuya presidenta actual, Marybel Batjer, fue designada para el cargo por el propio gobernador Newsom, quien en la misiva dirigida al juez de bancarrota Dennis Montali, explica que el actual plan de restructuración de la compañía no cumple con los requisitos para participar acceder al millonario fondo de incendios del estado.

Declaración de bancarrota


Desde enero de 2019, PG&E está restructurando sus finanzas, lo que quiere decir que “no está en quiebra” y que “no espera ningún impacto en el servicio de gas natural o electricidad para sus clientes”.

A diferencia del Capítulo 7 de Bancarrota, en donde los activos de una empresa son liquidados en su totalidad, el Capítulo 11 es un mecanismo legal que le permite seguir operando a las compañías que no pueden pagar sus deudas, mientras un juez determina a qué acreedores se compensará primero, qué contratos serán cumplidos y de qué forma la compañía será reestructurada.

El impacto que esta declaración tendrá en los cobros mensuales aún no queda del todo claro. Por un lado, si la corte le permite a PG&E reducir sus obligaciones de deuda, se podría eliminar la necesidad de aplicar incrementos en los recibos; pero si la compañía es multada o tiene que recurrir a préstamos de otras entidades, la factura se podría reflejar en lo que pagan los clientes por el servicio.

En cualquier escenario, todos los aumentos en las tarifas deberán ser aprobados por la Comisión de Servicios Públicos de California y sus titulares, que son designados por el gobernador del estado.

Por si fuera poco, los reguladores de California abrieron una investigación formal sobre la manera en la que Pacific Gas & Electric y otras compañías de servicios implementaron cortes de energía masivos que dejaron sin luz a más de 2 millones y medio de residentes en el estado el pasado mes de octubre.

La Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC, por sus siglas en inglés) señaló que sus investigadores buscarán determinar si PG&E y el resto de los proveedores de gas y electricidad “balancearon de manera apropiada la necesidad de proveer un servicio seguro y confiable cuando planearon y ejecutaron los recientes apagones”.

La decisión de PG&E de cortar la energía fue criticada tanto por alcaldes como por legisladores y hasta el propio gobernador de California, Gavin Newsom, quien fue precisamente el que exhortó a los reguladores estatales a iniciar una investigación sobre los apagones masivos, a los que llamó excesivos y calificó como una consecuencia de la “avaricia” de PG&E.

Viñedos calcinados y casas en cenizas: esta es la destrucción que dejó el fuego en el norte de California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.