null: nullpx
Vivienda

4,000 personas solicitan espacio en complejo de casas asequibles en Oakland, pero solo hay 28 unidades

El proyecto de Redwood Hill Townhomes cuenta con viviendas de dos y tres recámaras reservadas para personas con ingresos que apenas y rebasan los $20,000 anuales, algo que muchos consideran como un oasis en un mercado donde los precios promedio de las casas superan el $1,000,000.
23 May 2019 – 7:15 PM EDT

Muchos lo consideran como un oasis en medio del desierto. El recién estrenado complejo de viviendas Redwood Hill Townhomes, en Oakland, cuenta con 28 unidades de dos y tres recámaras reservadas para aquellos residentes que ganen entre 30% y 50% del ingreso promedio en la región, que actualmente es de $73,100 anuales.

En otras palabras, una familia que gana apenas $21,930 por año tendrá prioridad para rentar uno de estos flamantes hogares, que cuentan además con una zona de juegos para niños, centro de lavado, patio, estacionamiento y que están ubicados en un área accesible al transporte público, restaurantes y zonas comerciales.

Pero los beneficios no acaban ahí. Las rentas de estas viviendas se fijarán de modo que no sean mayores al 30% de los ingresos de sus residentes, por lo que en algunos casos podrían ser de apenas $548 mensuales: en perspectiva, el alquiler promedio de un departamento de dos recámaras en Oakland actualmente es de $2,624, según el sitio web RentCafe.com.

En una región en donde los precios de las viviendas rebasan el millón de dólares y donde al mismo tiempo cada vez hay más desamparados e indigentes en las calles, este nuevo complejo habitacional construido con el apoyo de la ciudad de Oakland, el condado de Alameda y el Departamento de Vivienda de California en efecto parece un hogar de ensueño.

Sin embargo, este tipo de proyectos también pone en perspectiva la gravedad de la crisis de vivienda y el impacto, para muchos mínimo, que pueden tener en el corto plazo. En el caso específico de Redwood Hill Townhomes, un total de 4,000 residentes de Oakland se apuntaron en la lista -que ya se cerró- para tener la oportunidad de rentar una de las 28 unidades. Cuando la acaldesa de Oakland, Libby Schaaf, asistió a la ceremonia de inauguración la semana pasada, manifestó lo complicado del proyecto y la necesidad de que haya más como éste.

“La vivienda asequible es para la gente. Hoy abrimos Redwood Hill que está reservado para familias, gente que estuvo en situación de calle y sobrevivientes de violencia doméstica. Esa es la parte inspiradora”, escribió Schaaf en Twitter. “Por otro lado, tomó dos décadas en terminar de construirse, enfrentó muchas trabas por parte de los vecinos y recibió 4,000 solicitudes para solo 28 espacios”, agregó.

Reportes de medios locales dan cuenta que por lo menos desde 2003 la Municipalidad contemplaba proyectos de vivienda asequible en ese terreno de la avenida Calaveras aledaño a la autopista I-580. La construcción fue liderada por SAHA, una desarrolladora inmobiliaria enfocada en empoderar a las clases más necesitadas a través de la vivienda asequible.

Región de contrastes

En Silicon Valley y sus alrededores, cuna de millonarios y avances tecnológicos, uno de los principales problemas es el de las personas sin techo. Esta región, sede de las oficinas centrales de gigantes como Google, Facebook y Apple, ha visto en los últimos dos años un repunte considerable en el número de residentes desamparados, según datos preliminares del reporte 2019 Point In Time Count, un censo bianual sobre las personas que viven en situación de calle, ordenado por las autoridades federales.

En San Francisco la población sin techo creció un 31% en comparación con la de 2017, mientras que en el condado de Alameda subió al 43%. Por su parte, el condado de Santa Clara registró un crecimiento de 31%, pero si se aísla a San José, la décima ciudad más grande del país y uno de los principales enclaves de Silicon Valley, la cifra se dispara al 42%.


Por otro lado, mientras a nivel nacional una familia necesita tener ingresos anuales de $61,453 para poder comprar una casa a precio promedio de mercado, en el Área de la Bahía sería casi una misión imposible poder financiar una vivienda con ese salario. En San José, por ejemplo, una familia necesitaría ganar alrededor de $255,000 anuales para poder comprar una casa. En contraste, la familia promedio gana menos de la mitad y el precio promedio de una vivienda llega a los $1.2 millones.

El panorama es igual de desolador en San Francisco. En esta ciudad, para muchos la más importante del Área de la Bahía, el costo promedio de una casa es de $952,200 y una familia necesitaría ganar casi $199,000 anuales para poder financiarla.


Para la mitad de los residentes de Silicon Valley la aguda crisis de vivienda es solo uno de los tantos problemas que los hacen contemplar mudarse a una zona más asequible. A la falta de vivienda se le suman el tráfico en las carreteras, el cada vez más elevado costo de vida y la creciente crisis de indigentes en las calles. Una encuesta reciente encontró que 65% de las personas considera que la calidad de vida en la región va en picada.

Los problemas antes mencionados son tan serios que casi la mitad (44%) de los residentes del Área de la Bahía dijo que en los próximos años hay altas probabilidades de mudarse a una ciudad que no esté en Silicon Valley. Entre las minorías, la cifra es aún mayor: 71% de los afroamericanos y 53% de los latinos están pensando seriamente en dejar de una vez por todas el Área de la Bahía.

Una casa inhabitable en $2,500,000: la última postal de la crisis de vivienda en San Francisco (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés