null: nullpx
Vivienda

La calidad de vida en Silicon Valley va en picada y la mitad de sus residentes se quiere mudar, revela encuesta

Los más de 1,500 electores entrevistados citaron una lista de inconvenientes que parecían no tener fin, pero que se pueden resumir en los más conocidos: los exorbitantes costos de la vivienda, el desquiciante tráfico en las carreteras, el cada vez más elevado costo de vida y la creciente crisis de indigentes en las calles.
25 Mar 2019 – 6:51 PM EDT

A pesar de ser uno de los principales motores para la economía de California, sede de varias de las universidades más prestigiosas del país y tener una de las comunidades más diversas en Estados Unidos, la calidad de vida en Silicon Valley parece ir en decadencia.

Todo indica que el residente promedio no es el beneficiario directo del “boom tecnológico”, sino más bien el que paga los platos rotos. Una nueva encuesta realizada por el Silicon Valley Leadership Group y el diario The Mercury News detalla los principales problemas que están obligando a cada vez más personas a considerar la posibilidad de mudarse de la región.

Los más de 1,500 electores entrevistados en los nueve condados de la Bahía citaron una lista de inconvenientes que parecían no tener fin, pero que se pueden resumir en los más conocidos: los exorbitantes costos de la vivienda, el desquiciante tráfico en las carreteras, el cada vez más elevado costo de vida y la creciente crisis de indigentes en las calles. Los datos son contundentes: apenas el 7% de los encuestados dijo que en los últimos 5 años la calidad de vida en el Área de la Bahía ha mejorado, mientras que un abrumador 65% respondió sin titubeos que la calidad de vida va en un claro declive.

Los problemas antes mencionados son tan serios que casi la mitad (44%) de los residentes del Área de la Bahía dijo que en los próximos años hay altas probabilidades de mudarse a una ciudad que no esté en Silicon Valley. Entre las minorías, la cifra es aún mayor: 71% de los afroamericanos y 53% de los latinos están pensando seriamente en dejar de una vez por todas el Área de la Bahía.

Tal cual lo han revelado diversos estudios en los últimos años, los temas relacionados con la crisis de vivienda fueron mencionados como los problemas más graves de Silicon Valley. Entre estos se incluyen los elevados precios de las casas para comprar y rentar (83%), el cada vez más caro costo de vida (81%) y la cantidad de desamparados e indigentes que sigue en aumento en la región (79%). Pero para los encuestados también existen otros factores que los están motivando a dejar la región, como los congestionamientos viales cada vez más comunes (76%) y los devastadores incendios que afectan a California cada año (70%).

“El Área de la Bahía tiene enormes retos que debemos enfrentar. Está bien que celebremos nuestras fortalezas, pero no trabajar en nuestras debilidades en un riesgo que podríamos pagar en el futuro”, dijo Carl Guardino, presidente del Silicon Valley Leadership Group.

Una crisis que no parece tener fin

Para el resto del mundo la región de Silicon Valley es sinónimo de innovación y avances tecnológicos, pero a nivel local, este "valle del silicio" también está asociado con los graves problemas que afectan al Área de la Bahía. Las sólidas condiciones económicas generadas por el sector tecnológico de Silicon Valley han traído consigo consecuencias graves como los exorbitantes precios de la vivienda en el Área de la Bahía.

Los grupos de activistas suelen señalar a las compañías de tecnología como uno de los factores que han detonado la crisis de vivienda en la región. Organizaciones como SPUR, que promueven la buena planificación y gobierno, han señalado que las empresas tecnológicas deben formar parte de la solución a este problema junto con los gobiernos locales.

Para poner la crisis en perspectiva, de acuerdo a estudios recientes en algunas ciudades de Silicon Valley el umbral para pertenecer a la clase media se extiende a las familias que ganan hasta $244,000 anuales, mientras que para poder financiar una casa a precio de mercado, se necesitan ingresos de un cuarto de millón de dólares.

Un claro ejemplo se vive en San José, que encabeza la lista de ciudades con los precios más caros en el país. Allí una familia necesitaría ganar en promedio $255,000 anuales para poder comprar una casa. En contraste, la familia promedio, gana menos de la mitad, y por si fuera poco, el precio promedio de una vivienda llega a los $1.2 millones.

El panorama es igual de desolador en San Francisco. En esta ciudad, para muchos la más importante del Área de la Bahía, el costo promedio de una casa es de $952,200 y una familia necesitaría ganar casi $199,000 anuales para poder financiarla.


Estas son las 10 ciudades latinoamericanas con más alto costo de vida

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés