null: nullpx
Salt Lake City

Revelan video del momento en que un niño autista fue baleado por un policía en Salt Lake City

La policía de Salt Lake City reveló imágenes de la cámara corporal de los agentes involucrados en un tiroteo en el que dispararon varias veces a Linden Cameron, un niño autista de 13 años, luego de que su madre pidiera ayuda para controlarlo porque estaba teniendo una crisis mental.
22 Sep 2020 – 01:16 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Este lunes se revelaron imágenes de la cámara corporal de oficiales de la policía de Salt Lake City que captaron cuando uno de ellos disparó e hirió a Linden Cameron, un niño autista de 13 años, luego de que su madre reportó que él estaba teniendo una crisis mental.

En las imágenes no queda claro cuál fue el motivo por el cual el agente disparó varias veces contra el chico, cuya madre había llamado a la policía para pedir que la ayudaran a trasladarlo al hospital y no porque se sintiera amenazada por su hijo.

En la grabación se observa una breve persecución y luego a los agentes de policía cuando se acercaron al menor gritando órdenes que él, en medio de la crisis mental, no obedecía.

"Tírate al suelo, ahora", se escucha gritar a uno de los oficiales, mientras otro también le gritaba: "Saca las manos"

Acto seguido, uno de los oficiales abre fuego contra Cameron. Se pueden escuchar cerca de 12 disparos. "Muéstrame tus manos", sigue gritando el oficial mientras Cameron yace en el suelo.

"No me siento muy bien", responde de forma calmada el niño. "Dile a mi mamá que la amo".

La madre de Cameron, Golda Barton, llamó al 911 el 4 de septiembre pidiendo la presencia de un oficial de intervención de crisis en su casa ya que su hijo estaba fuera de control y necesitaba llevarlo a un hospital para recibir tratamiento de salud mental.


Barton le dijo al despachador del 911 que su hijo era un niño autista, que había sido perseguido antes por la policía en Nevada, donde estuvo involucrado en un tiroteo. También informó que Cameron le había mostrado una pistola falsa el día anterior a una de sus empleadas, y que quizás la tenía en su poder.

Barton advirtió tanto al despachador del 911, como a los oficiales cuando llegaron al lugar que Cameron le temía a la policía, y que para él el escudo de un policía era uno de los gatillos que disparaban sus crisis.

Los oficiales fueron a la casa para tratar de atrapar a Cameron, quien al verlos comenzó a correr, primero al patio trasero, luego a través del vecindario. La persecución fue corta, y luego ocurrió lo que en palabras de la alcaldesa de Salt Lake City Erin Mendanhall, fue una tragedia.

La policía de Salt Lake City no respondió preguntas durante la conferencia de prensa convocada para mostrar las imágenes, pero si informó que no se encontraron indicios de que Cameron tuviera un arma en su poder, falsa o verdadera, que fue una de las interrogantes sin respuesta en la conferencia de prensa anterior convocada por el departamento en relación con el incidente.

Cameron recibió tiros en un hombro, en los tobillos, en los intestinos y en la vejiga, y se teme que sufrirá las consecuencias médicas de los disparos por el resto de su vida.

Mike Brown, el jefe de la policía de Salt Lake City dijo que el tiroteo ha afectado a todo el departamento. El jefe agregó que “nos enfrentamos a una crisis de salud mental en este país, queremos ser socios de quienes brindan servicios de salud mental. Como comunidad, necesitamos encontrar un camino a seguir. Con demasiada frecuencia, se llama a nuestros agentes para que se ocupen de estos difíciles problemas, que con frecuencia no son de naturaleza criminal".

El video del tiroteo se publicó el lunes como parte de la política de Salt Lake City de que el video de la cámara corporal se publique dentro de los 10 días hábiles posteriores al tiroteo policial.

La alcaldesa Erin Mendenhall dijo que “como miembro de esta comunidad y como madre de un niño de 14 años, estoy profundamente desconsolada. Estoy frustrada. Este tiroteo es otra tragedia. Es una tragedia para este niño, para su madre y para las familias y las personas con necesidades agudas de salud mental”.

El fiscal de distrito del condado de Salt Lake, Sim Gill, está revisando el caso y determinará si el oficial tenía alguna justificación legal para disparar su arma, o si presentará cargos en su contra. El departamento de asuntos internos de la policía de Salt Lake City también está llevando a cabo una investigación del incidente, cuyas consecuencias para los oficiales involucrados podrían ser de naturaleza disciplinaria y no necesariamente judicial.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés