null: nullpx
Abuso Policíaco

Policía de Salt Lake aún no tiene respuestas sobre disparos contra niño autista de 13 años

Mike Brown, jefe de la policía de Salt Lake City, se comprometió a compartir las imagenes de las cámaras corporales de los agentes involucrados en el incidente dentro de los próximos díez días hábiles.
11 Sep 2020 – 06:43 PM EDT
Reacciona
Comparte
Mike Brown, el jefe del departamento de policía de Salt Lake City, aún no tiene respuestas sobre el tiroteo del niño autista de 13 años de edad. Crédito: Facebook/slcpd

El jefe de policía de Salt Lake City, Mike Brown se refirió al acribillamiento de un niño autista por parte del cuerpo policial al que dirige como “un evento trágico”. Esta declaración fue hecha en una entrevista con KSL Newsradio el jueves por la mañana. Brown, notablemente emocionado explicó que “cada vez que una persona en nuestra comunidad se encuentra con nuestros oficiales y ocurre un incidente como este, rompe la estructura de nuestra comunidad. Para mi, como padre de tres niños pequeños, es difícil. Esto es muy difícil en este momento".

El incidente ocurrió cuando Golda Barton llamó a la policía la noche del 4 de septiembre pidiendo ayuda para llevar a un hospital a su hijo, Linden Cameron de 13 años de edad, quien estaba sufriendo una crisis mental.


Al ver a la policía, Cameron huyó y no obedeció las órdenes de los oficiales. La policía no ha dado a conocer detalles adicionales sobre lo sucedido, pero Cameron está hospitalizado en estado de gravedad después de haber recibido varios impactos de bala que le causaron lesiones que podrían dejarle secuelas de por vida.

Brown sin embargo se negó a compartir ningún tipo de información sobre el incidente, alegando que es demasiado pronto para responder a las preguntas que todos se hacen. "No tengo esas respuestas en este momento", dijo cuando le preguntaron cómo era posible que sucediera algo así a una madre que pide ayuda.

Brown explicó que hay tres investigaciones separadas sobre el incidente. Una de ellas será conducida por una agencia policial externa, otra por la oficina del fiscal de distrito del condado de Salt Lake, y una investigación interna para determinar si hubo violaciones de las políticas del cuerpo policial. "Los tres se tendrán en cuenta cuando llegue el momento", dijo Brown.

Brown dijo también que entiende la frustración, pero que no puede responder las preguntas más críticas hasta que se completen las investigaciones.

"No tengo respuestas en este momento. Y sé que la transparencia es una gran parte de lo que estamos tratando de hacer, y de lo que hemos hecho durante años aquí en Salt Lake City. Una de las cosas que haremos es dentro de los 10 días hábiles siguientes, publicaremos el video que tenemos y creo que es un gran paso en la transparencia. ... A medida que se desarrollen estas investigaciones, informaremos al público sobre los hallazgos, y esperamos que esto ocurra muy rápidamente".

Brown se negó a decir si se encontró o no un arma en la escena del tiroteo. El sargento de policía de Salt Lake. Keith Horrocks dijo en la noche del incidente que el niño "había amenazado a algunas personas con un arma". Pero también dijo que no creía que se recuperara ningún arma de la escena. La madre niega que el niño estuviera en posesión de un arma de fuego.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés