null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020 Sacramento

¿Quién es Jason Kinney, el cabildero que tiene en problemas a Newsom tras la polémica cena?

Críticos del gobernador de California afirman que fue hipócrita acudir a una cena en medio de la pandemia y cuando el estado endurece las restricciones por el coronavirus.
10 Dic 2020 – 07:06 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El gobernador de California, Gavin Newsom, sigue en el ojo del huracán tras haberse reunido en un lujoso restaurante para celebrar a Jason Kinney, un cabildero y amigo suyo que reunió a otros cabilderos de la Asociación Médica de California (CMA) durante su cumpleaños número 50.

El 6 de noviembre, Newsom y su esposa Jennifer Siebel Newsom acudieron al restaurante French Laundry, uno de los mejores y más caros del Valle de Napa, pero el caso no se dio a conocer sino hasta una semana después.

Este lunes, Newsom ofreció una disculpa pública por haber ido a cenar y dijo que había sido “un grave error”. Su asistencia, que fue corroborada por fotos que publicó Fox News, recibió críticas tanto de demócratas como de republicanos, pues rompió las reglas de distanciamiento social que ha pregonado desde que comenzó a agravarse la pandemia.

Pero la reunión en sí no ha sido el único aspecto criticable del gobernador, sino también los personajes con lo que se reunió, quienes han trabajado como cabilderos para favorecer a grandes corporativos, algo que ya comienzan a señalar activistas y políticos progresistas de California.

¿Quién es Jason Kinney?

Jason Kinney es un cabildero socio de la empresa Axiom Advisors que tiene su sede en Sacramento y ha asesorado a funcionarios públicos de renombre y asociaciones políticas importantes.

Según Associated Press, la empresa donde trabaja Kinney cuenta con clientes de alto perfil, incluidas compañías de energía, Facebook y Netflix, y la Asociación de la Industria de la Construcción de California.

Kinney también solía cabildear por la Asociación Médica de California y se desempeñó en el equipo de transición de Newsom en 2019.

Pero la empresa de cabildeo de Kinney representa a varios pequeños operadores de parques de atracciones que han estado presionando al gobernador para que les permita reabrir sus atracciones, además de otras poderosas empresas.

¿Qué otras personas estuvieron en la cena?

Por parte de la Asociación Médica de California (CMA) en la cena con el gobernador Newsom estuvieron dos personajes de alto perfil: el director ejecutivo Dustin Corcoran y el vicepresidente senior Janus Norman.

Antes de dirigir la CMA, Corcoran fue coordinador del comité de acción política de la asociación y trabajó como cabildero. Más tarde fue vicepresidente de relaciones gubernamentales, donde dirigió el programa legislativo de CMA.

En 2009, Corcoran llegó a ser vicepresidente senior, donde supervisó las operaciones diarias de CMA, así como el Centro de Relaciones Gubernamentales y finalmente se convirtió en CEO en febrero de 2010.

Tanto Norman como Corcoran son amigos de Kinney, al igual que Newsom, quien dijo que tenía una amistad de 20 años con Kinney, según el sitio Politico.

La CMA es una organización que representa a 50,000 médicos y ejerce presión sobre temas de salud. Recientemente ha difundido mensajes que incluyen que piden quedarse en casa para evitar los contagiso de coronavirus y usar la mascarilla.

Acusan a Newsom

La velada de Newsom y sus amigos cabilderos ha desatado críticas feroces, en donde se les ha llamado hipócritas, un calificativo que usó el columnista George Skelton de Los Angeles Times.

“La cuestión de la autoridad moral involucra la credibilidad y la capacidad del gobernador para dirigir el estado. ¿Seguirá la gente las pautas de Newsom para protegerse contra el coronavirus después de que ignorara sus propios consejos y no se sincerara por completo?”, cuestionó Skelton.

Esta perspectiva también la comparte el columnista Robin Abcarian quien observó que el que más perdió fue el gobernador, pero el cabildero festejado resultó ganando:

“Un gobernador que viola las restricciones pandémicas para asistir a una cena de cumpleaños para un cabildero puede ser una apariencia terrible para el gobernador, pero es un movimiento comercial brillante por parte del cabildero”, observó.

La presidenta del Partido Republicano en California, Jessica Millan Patterson, también se unió a las críticas contra el gobernador.


“Newsom cena con docenas de amigos mientras dice al resto de nosotros que no. Hipocresía en su máxima expresión”, dijo Millan Patterson.

La senadora estatal Melissa Meléndez indicó por su parte que el gobernador estaba haciendo todo lo posible para que la gente deje de hablar de su velada.

La abogada republicana Harmeet K. Dhillon fue más allá y dijo que si alguna persona se metía en problemas por acudir a una fiesta en el Día de Acción de Gracias, solamente debería entregar la fotografía de Newsom con sus amigos.

“La hipocresía del covid-19 es asombrosa. Si alguien se mete en problemas en el Día de Acción de Gracias solo entregue la fotografía del French Laundry. Hay diferentes reglas para las élites y diferentes reglas para el resto de nosotros y eso no va a durar mucho más”, dijo Dhillon.


La directora de salud del condado de Los Ángeles, Barbara Ferrer, cuyo condado está al borde el cierre si los casos siguen su trayectoria actual, calificó la decisión de Newsom de asistir a la cena como “un gran error” y confió en que no volverá a ocurrir.

Jack Pitney, profesor de política en Claremont McKenna College, dijo que “en el futuro, cuando los críticos de los cabilderos expongan sus argumentos, esta cena será la Prueba A”, según indicó Associated Press.

Una cena opulenta

Otra de las críticas al gobernador ha sido que acudió a una fiesta a un restaurante de lujo cuando mucha gente se ha quedado sin empleo, lo que no pocos han tomado como una burla.

“Después de todo, es un momento estresante financieramente para muchos californianos, ya que las empresas fracasan y los trabajadores son despedidos debido a las restricciones ordenadas por Newsom, y la mayoría de los gobernadores, para proteger a las personas de la exposición al virus”, observó Skelton.

El restaurante The French Laundry de hecho ha sido reconocido con una estrella Michelín, que es un reconocimiento a un restaurante muy bueno en su categoría.

El restaurante ofrece un menú de degustación de $350 y menús separados de $450 y $850 por persona para grupos de hasta 12 personas. Según AP, Newsom dijo que él y su esposa pagaron sus comidas.

Estos contrastes fueron señalados por la senadora estatal Shannon Grove, quien además criticó que las reglas no aplicaban para el gobernador:

“Examen sorpresa: en California, $350 es igual a: (a) el cheque de desempleo de una semana para millones de trabajadores de California (b) el costo de la cena de Gavin Newsom en el restaurante French Laundry de Napa o (c) las dos anteriores”, ironizó Grove.

También el alcalde republicano de San Diego, Kevin Faulconer, criticó que la gente no pueda celebrar fiestas de cumpleaños ni pagar una cena de $350, pero sí lo puede hacer el gobernador.

Te puede interesar en Destino 2020:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés