null: nullpx
Crisis económica

Proponen Rosselló Nevares y González Colón a la junta de control fiscal iniciativas de desarrollo económico y eficiencia gubernamental

El candidato a la gobernación por el PNP insite en que "hay espacio para una renegociación de buena fe de los términos de la deuda y que podamos recuperar nuestra credibilidad cumpliendo con nuestras obligaciones”.
4 Sep 2016 – 5:28 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico.- El candidato a la Gobernación, Ricardo Rosselló Nevares, ya ha establecido comunicación, junto a su compañera de papeleta Jenniffer González Colón, aspirante a delegada en Washington, con el grupo de trabajo y con la junta de control fiscal, organismos impuestos por la ley Promesa, con el propósito de impulsar iniciativas de desarrollo y eficiencia gubernamental que permitan a Puerto Rico salir de su crisis fiscal y económica.

Rosselló Nevares informó, en conferencia de prensa en la sede del Partido Nuevo Progresista (PNP), que el pasado 29 de agosto envió junto a González Colón “una comunicación al senador Orrin Hatch y a todos los miembros del ‘Task Force’ de Desarrollo Económico, detallando nuestras propuestas dirigidas a mejorar la situación económica de Puerto Rico y salir de la crisis”.

A su entender, la crisis es de liquidez, principalmente como consecuencia de la pérdida de credibilidad del gobierno ante los mercados prestatarios internacionales.

“Siempre hemos establecido que hay que cumplir con nuestras obligaciones; hay espacio para una renegociación de buena fe de los términos de la deuda y que podamos recuperar nuestra credibilidad cumpliendo con nuestras obligaciones”, indicó Rosselló Nevares.

El político reconoció que “es esencial que existan instrumentos de desarrollo económico para que la isla pueda salir de la crisis”.

González Colón añadió que “el gobierno federal debe asumir el rol que le corresponde y darle a Puerto Rico las herramientas de desarrollo para que podamos hacer crecer nuestra economía, al tiempo que balanceamos nuestro presupuesto, reestructuramos el gobierno y recuperamos la credibilidad ante el gobierno federal y los mercados financieros”.

A su juicio, las medidas incluidas en la carta no son una petición de trato especial, sino que “lo que se pide es que a Puerto Rico se le trate igual que se trata a los demás estados en programas y regulaciones federales”.

La aspirante a delegada ante el Congreso en Washington agregó que “en los últimos tres años, más de 300 mil puertorriqueños se han visto obligados a emigrar a uno de los 50 estados buscando mejores oportunidades y nosotros queremos que nuestros ciudadanos tengan esas mismas oportunidades aquí”.

“Entendemos que hay medidas que se pueden implementar desde ya y que no están atadas a nuestro estatus colonial”, adujo.

Rosselló Nevares explicó que el modelo de transformación socioeconómica ve el trato igual en programas federales como una de las medidas dirigidas a promover el desarrollo económico.

“Nuestro modelo tiene como base proteger nuestro recurso más valioso, nuestra gente, asegurando la calidad de su educación, salud y seguridad. A su vez, damos especial atención a la tecnología e innovación para ser más competitivos”, dijo.

Ambos candidatos del PNP proponen la creación de una Ley de Transparencia Gubernamental para garantizar el flujo de información entre el gobierno y los ciudadanos y que dicha transparencia impere en todos los procesos gubernamentales.

“Las iniciativas que forman parte de nuestra estrategia federal buscan atraer la inversión y flujo de dinero y la promoción del consumo de productos y servicios locales”, explicó Rosselló Nevares.

PROPUESTAS DE ACCIÓN INMEDIATA

Además de trato igual en programas federales, la dupla Rosselló-González presentó las siguientes iniciativas de acción inmediata:

Eliminación del Electronic Information Exchange (EEI) para cargamentos desde y hacia Puerto Rico, para que se garantice trato igual con los estados; eliminar la doble imposición fiscal como parte del acuerdo tributario entre España y Estados Unidos, y que se incrementen las compras del gobierno federal de bienes y servicios en compañías y proveedores domiciliados en Puerto Rico.

En cuanto a iniciativas específicas que deben ser atendidas tanto por el equipo de trabajo económico de la legislación Promesa como por la recién nombra nombrada junta de control fiscal, Rosselló Nevares y González Colón propusieron:

Aumentar las compras a pequeñas y medianas empresas bajo el programa HUBZones; aumentar la porción reembolsable del Earned Income Tax Credit; aumentar la porción reembolsable del Child Tax Credit a los trabajadores que tengan uno o dos hijos y trato igual para los puertorriqueños en todos los programas de salud, incluidos Medicaid y Medicare.

Además, en el “Affordable Care Act”, conocido como Obamacare; hacer permanente la deducción contributiva por producción doméstica a compañías de otros estados que originen en Puerto Rico; autorizar al Departamento del Tesoro a garantizar bonos y notas de Puerto Rico; extender el Seguro de Ingreso Suplementario (SSI) para personas retiradas de escasos recursos y personas con discapacidades.

Por último, extender el Programa de Asistencia Nutricional; incluir a Puerto Rico en el Programa de Asistencia Temporal para familias con necesidades, además en todas las encuestas y estudios demográficos realizados por las agencias federales.

“Aparte de estas iniciativas, le pedimos al ‘Task Force’ que recomiende a la junta de control una evaluación extensiva del presupuesto del año fiscal 2016-2017. El presupuesto aprobado es inconstitucional ya que no incluye una partida para el pago de la deuda de obligaciones generales y otras obligaciones contractuales del gobierno de Puerto Rico”, señaló Rosselló Nevares.

Desde su punto de vista, “es vital que como primera iniciativa se enmiende este presupuesto, lo que será el primer paso para comenzar a recuperar la credibilidad del gobierno”.

PRESENTAN ACCIONES A LA JUNTA DE CONTROL FISCAL

González Colón precisó que este pasado jueves, enviaron una comunicación a los miembros de la junta de control fiscal indicándoles una serie de medidas que debía tomar de forma inmediata para comenzar a lidiar con la crisis en Puerto Rico.

“Reiteramos que hay que revisar el presupuesto aprobado para el año fiscal 2016-2017, el cual no incluye el pago de la deuda y aumenta el gasto gubernamental en 800 millones”, sostuvo González.

Los políticos solicitaron una evaluación de los 340 servicios que actualmente provee el gobierno y de la estructura de 118 agencias para determinar cuáles se pueden consolidar, eliminar o delegarse al sector privado.

El candidato a gobernador por el PNP añadió que eso, unido a convertir al gobierno en un empleador único, “nos permite poner a nuestro recurso humano donde mejor le pueda servir al pueblo mientras convertimos al gobierno en uno más eficiente y reducimos el gasto”.

Propusieron, por último, comenzar un proceso de renegociación de buena fe con los bonistas, dirigido a establecer nuevos términos en el pago de la deuda que le permita al gobierno cumplir con sus obligaciones y recuperar la credibilidad ante los mercados prestatarios.

“Todas las propuestas presentadas están enmarcadas en una ruta para que Puerto Rico obtenga la igualdad con los demás estados de la nación americana consiguiendo la estadidad”, explicaron Rosselló Nevares y González Colón.

Ambos se mostraron convencidos de que estas iniciativas son un paso importante para sacar a Puerto Rico de la crisis.

“Vamos a poder establecer un ambiente de cooperación y comunicación entre el gobierno federal y nuestro gobierno, una vez ganemos porque ya lo estamos haciendo”, recalcó Rosselló Nevares.

Más contenido de tu interés