null: nullpx
Refugiados

Alcalde de Guayanilla afirma que ayer el refugio no era seguro, pero ahora sí lo es

Varios damnificados que estaban en una escuela en el barrio Macana y el alcalde Nelson Torres sostuvieron una disputa verbal. Uno de los refugiados indicó que el alcalde los ha tratado “pésimo”, el funcionario se defiende y explica su versión de los hechos.
15 Ene 2020 – 7:17 PM EST

Luego de que el alcalde de Guayanilla, Nelson Torres, protagonizara un incidente la noche del lunes en una escuela que sirve como refugio en el barrio Macana, tras llegar con personal de la Policía y pedirle a los refugiados que desalojaran el lugar, ya que este no era seguro, el alcalde explicó que en su momento le notificaron que la escuela no estaba apta para los damnificados.

En el video que fue divulgado por las redes sociales el alcalde advertía, visiblemente molesto, a los refugiados sobre los riesgos de quedarse en el lugar. “Yo no tengo problema si usted se quiere quedar aquí, lo puede hacer bajo su riesgo. Si tiene niños, no se va a poder quedar. Hay una responsabilidad por parte nuestra”, indicaba Torres. Cuando uno de los damnificados protestó airadamente, el alcalde reaccionó: “Amigo, yo no te he faltado el respeto a ti, para que tú me faltes el respeto. Lo voy a decir desde ahora, yo no vine aquí a que me falten el respeto”.

Según se desprende, el alcalde advertía que este lugar no era seguro, pero los refugiados aseguraban que estuvieron ahí refugiados tras el paso del huracán María en la Isla y que esa estructura sí era segura. Incluso, mencionaban que un ingeniero había certificado la estructura.

En entrevista para Edición Digital, Nelson Torres indicó que la información que tenían era que esa escuela no estaba apta: “Un grupo de ingenieros visitó la misma, y nos indicaron que la escuela no estaba apta para refugiados. No obstante, el Departamento de Educación llevó un ingeniero que certificó la escuela”.

Torres agregó que para el día de ayer, la certificación no había sido provista, sin embargo, hoy martes, se le envió una certificación que notificaba que la escuela sí lo estaba. A su vez, indicó que habló con los ingenieros que habían notificado que la misma no estaba en condiciones para los refugiados, pues entendían que hay cuatro columnas que están comprometidas y que un fuerte movimiento telúrico podría hacer que el techo colapse, y que estos regresaran durante la semana para verificarla.

Sin embargo, al hablar con uno de los refugiados, este indicó que desde el primer día el alcalde los ha tratado “pésimo”.

“Aquí estamos bien, compartimos con la gente, nos quiere sacar, pero no nos vamos de aquí. Aquí la gente está sufriendo y tú vienes aquí a insultar a el pueblo", manifestó uno de los damnificados, refiriéndose al alcalde.

Además, se indicó que hay cuartos habilitados para las personas encamadas y que ellos se sienten seguros ya que la estructura, según los ingenieros, está segura, por lo que van a permanecer ahí.

También te puede interesar



Material relacionado


Más contenido de tu interés