Masacre en Orlando

FDNY realiza por primera vez celebración de orgullo LGBT

La histórica ceremonia estuvo impregnada de pesar por la masacre en Orlando, Florida.
14 Jun 2016 – 9:06 PM EDT

MANHATTAN, Nueva York.- El Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York ( FDNY) realizó por primera vez una celebración de orgullo gay, ceremonia que estuvo marcada por la masacre ocurrida en Orlando, Florida.

El departamento honró el lunes a tres de sus miembros de la comunidad LGBT, incluyendo a la jefa adjunto Lillian Bonsignore, de 47 años, una de las mujeres con más rango entre los bomberos.

El comisionado del FDNY, Daniel Nigro, ofreció palabras de fortaleza a las familias de las 50 víctimas del tiroteo en la discoteca Pulse y expresó su compromiso por asegurar el respeto a la diversidad dentro del departamento.

"Celebramos a todos nuestros miembros, sin importar raza, credo o preferencia sexual. El respeto a la diversidad y la apertura es el sentimiento que abraza y define al FDNY”, sostuvo frente a un centenar de asistentes. “Nuestros corazones y oraciones están con las familias de las víctimas del tiroteo en Orlando. La Ciudad de Nueva York siente una profunda tristeza por lo ocurrido”.

La teniente latina Juliette Arroyo dijo aunque la histórica ceremonia del FDNY es una celebración al aporte de la comunidad LGBT, la masacre en Orlando impregnó de pesadumbre el evento, planeado por el departamento antes de lo acontecido.

“Pese a que en este momento estamos sufriendo mucha pena por la gente que hemos perdido, nos sentimos muy orgullosos de honrar a nuestros miembros de la comunidad LGBT”, dijo la teniente. “No importa a quién decidimos amar, lo que importa es que somos humanos y que debemos tener compasión y amor por el prójimo”.

Bonsignore, quien trabaja desde hace 25 años en el FDNY y también es jefa del programa de entrenamiento de los paramédicos, comentó que ser abiertamente lesbiana no fue un impedimento para ascender y abrir el camino para otros miembros de la comunidad LGBT. Indicó que hacer un buen trabajo es una forma de inspirar a su hija, que también es gay.

“Hemos tenido un gran progreso en cuanto al reconocimiento de nuestra comunidad. No somos diferentes. Somos neoyorquinos que servimos con la misma pasión”, dijo Bonsignore. “No tenemos que disculparnos por quienes somos. No queremos más que respeto y aceptación”.

Lea también:


Más contenido de tu interés