Uso de Drogas

A trabajar extra para proteger a los menores del uso de heroína, sobre todo en Long Island

Al emitir una alerta a los padres en general, el legislador republicano Dennis Dunne recordó que "el peligro no toma tiempo libre en el verano”.
6 Jul 2016 – 8:08 PM EDT

MANHATTAN, Nueva York.- El riesgo de abuso de sustancias entre adolescentes puede incrementarse en el verano, especialmente en la temporada de graduaciones, según expertos de salud del estado de Nueva York. Pero la situación es más grave en Long Island, ante lo que ha sido catalogado como "epidemia" de consumo de heroína en los condados de Suffolk y Nassau.

Según el reporte "New York State Opioid Poisoning, Overdose and Prevention”, 337 personas murieron por sobredosis de heroína en el condado de Suffolk entre 2009 y 2013, más que cualquier otro de Nueva York. En Nassau se registraron 128 muertes, el quinto lugar en todo el estado.

El legislador republicano Dennis Dunne, presidente del comité de seguridad pública, advirtió en una conferencia de prensa el martes que el tiempo libre sin la adecuada supervisión parental puede aumentar la posibilidad de consumo de drogas. “El peligro no toma tiempo libre en el verano”, dijo. “Los padres y la comunidad deben poner más atención cuando los chicos están fuera de las actividades estudiantiles y de la seguridad de las escuelas” enfatizó el funcionario, que en los últimos años ha impulsado varios programas para mitigar la crisis que enfrentan en Long Island.

Las observaciones del legislador coinciden con las de la Oficina de Servicios contra el Alcoholismo y el Abuso de Sustancias (OASAS), que recientemente emprendió la campaña “Talk2Prevent”, una iniciativa centrada en la prevención de consumo de sustancias ilícitas entre adolescentes durante la temporada de bailes y fiestas de graduación, y vacaciones de verano.

La campaña, que fue presentada en mayo en una secundaria de Long Island, insta a los padres a tener conversaciones regulares sobre el alcohol y el consumo de drogas con sus hijos.

“Las celebraciones pueden tener consecuencias letales si se involucra el alcohol o las drogas”, dijo en un comunicado de prensa Arlene González-Sánchez, comisionada de OASAS. “Nuestros jóvenes deben saber lo peligroso de estas sustancias y lo que pueden hacer para mantener seguros a sí mismos y a sus amigos durante esta época del año”.

De acuerdo con el Departamento de Policía de Nassau, el condado registró 36 muertes relacionadas con el consumo de heroína en 2015, el doble que en 2014.

A nivel nacional, los varones blancos no hispanos de 18 a 25 años son los más propensos a consumir heroína, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. La mayoría experimenta previamente con otras sustancias, incluyendo alcohol, marihuana, cocaína y analgésicos opiáceos.

Según un informe reciente de OASAS, el 75% de los estudiantes de secundaria del estado han consumido alcohol alguna vez. El 22% ha fumado marihuana y el 5% ha consumido algún analgésico opiáceo.

A quienes tienen hijos se les recomienda:

  • Conocer los nombres de los amigos de su hijo y sus antecedentes. Una conversación abierta ayudará a tener más información, especialmente con los nuevos amigos o cuando alguno se aleja.
  • Supervisar las actividades por medio de redes sociales, mensajes de texto y llamadas. De esta forma el adolescente sabrá que recibe atención.
  • Imponer reglas claras acerca del consumo de drogas y alcohol, lo que también implica normas para fiestas, citas y convivencia con amigos.
  • Prestar atención a cambios de comportamiento, rutina, forma de vestir o de hablar.

Lea también:


Más contenido de tu interés