null: nullpx

Los inmigrantes de Texas son la columna vertebral de la nación: es hora de que los tratemos como tales

"Más allá de la fuerza laboral esencial, los inmigrantes son fundamentales para reconstruir nuestra economía de las devastadoras pérdidas financieras provocadas por la pandemia. Hoy, los inmigrantes en el área de Houston son responsables de más de una cuarta parte del PIB de Houston".
Opinión
Sylvia García
Congresista del distrito 29 D-TX. Es la primera latina en ocupar ese cargo.
2021-09-13T11:39:24-04:00
Comparte
Representantes de la comunidad hispana en Houston piden reforma migratoria. Crédito: Univision

Como representante del distrito 29 de Texas en el Congreso, a menudo me preguntan: "¿Qué estás haciendo para que Texas sea más fuerte y tenga más éxito?" Mi respuesta es que estoy "trabajando para lograr una reforma migratoria comprensiva". Digo esto porque entiendo que, para tener éxito, todos los tejanos trabajadores deben estar equipados con las herramientas y el apoyo necesarios para prosperar. Esto incluye a los más de 4.9 millones de inmigrantes de nuestro estado que contribuyen con más de $100,000 millones al año a la sólida economía de Texas y que son una fuente importante de talento para nuestra creciente fuerza laboral. Sin embargo, en este momento no todos los tejanos tienen esas herramientas tan necesarias para el éxito, ya que los inmigrantes no autorizados de nuestro estado esperan ansiosamente la oportunidad de aplicar para la ciudadanía.

Houston está especialmente orgulloso de nuestra vibrante cultura de inmigrantes y de la firme dedicación que estos han tenido durante la pandemia del coronavirus. Los inmigrantes, incluidos los inmigrantes no autorizados, transportan comida para todos los houstonianos, son trabajadores de supermercados que mantienen nuestros estantes abastecidos, trabajadores agrícolas que recogen productos frescos, maestros que educan a la próxima generación de líderes de Texas y mucho más.

Hoy en día más del 10% de la fuerza laboral esencial de Houston son inmigrantes no autorizados; esto incluye una población específicamente vulnerable de inmigrantes jóvenes a los que a menudo se les llama d reamers o soñadores los cuales llegaron a Estados Unidos cuando eran niños y solo conocen este país como su hogar.

En su totalidad, el estado de Texas es el hogar de 390,000 dreamers y debo decir que me enorgullece representar a 20,000 de los que viven aquí en el distrito 29 de Texas en el Congreso. Si bien los programas de estatus temporal como Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) extienden, por dos años, las protecciones para que ciertos dreamers elegibles puedan ir a la escuela y trabajar, solo se establecieron como una solución a corto plazo para una situación de largo plazo que se encuentra bajo constante amenaza.

El mes pasado, un juez federal en Houston emitió un fallo que prohíbe al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) otorgar nuevas solicitudes de DACA, lo que podría afectar gravemente a nuestra comunidad, economía y fuerza laboral esencial. Debido a que la legislación que crearía un camino hacia la ciudadanía para los dreamers aún no se ha promulgado, los tribunales están cada vez más cerca de ponerle fin a todo el progreso que hemos logrado y solo una solución permanente del Congreso puede abordar este problema. Debemos actuar con urgencia, ya que una solución que provea un camino para los inmigrantes no autorizados es clave para nuestro éxito.

Más allá de la fuerza laboral esencial, los inmigrantes son fundamentales para reconstruir nuestra economía de las devastadoras pérdidas financieras provocadas por la pandemia. Hoy, los inmigrantes en el área de Houston son responsables de más de una cuarta parte del PIB de Houston. En todo el estado, estos han pagado miles de millones de dólares en impuestos anualmente y tienen un poder adquisitivo estimado de $128,000 millones. Tener una proporción tan grande de nuestra población de inmigrantes ha sido positivo para el éxito del estado, ya que este ha contado por más de una década con casi tres cuartas partes de la fuerza laboral esencial no autorizada. Sin una solución para ellos, podríamos ver fácilmente los efectos perjudiciales en nuestras comunidades y en nuestro país.

Como copatrocinadora de la H.R. 1177 Ley de Ciudadanía de los Estados Unidos de 2021, creo de todo corazón en proporcionar un camino a la ciudadanía para los inmigrantes no autorizados de nuestra nación. También creo que debemos aprobar soluciones para los dreamers, como la H.R. 6 - Ley de Promesa y Sueño Americano de 2021, para asegurarnos de que puedan continuar obteniendo una educación y contribuyendo a nuestra fuerza laboral. Además, presenté tres proyectos de ley en el Congreso para brindarles a los inmigrantes no autorizados que están sirviendo a sus comunidades con la certeza de poder continuar ayudándonos a crecer más fuertes, mientras se mantienen saludables y seguros.

Continuaré trabajando con mis colegas para restablecer el civismo, la moralidad y la esperanza en nuestro sistema migratorio. Nuestro trabajo acaba de comenzar y tengo la más sincera esperanza de que nos dirigimos a proveer un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes no autorizados de nuestra nación.

Nota : La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


Comparte

Más contenido de tu interés