Masacre en Orlando

Esposa de Omar Mateen enfrenta posible acusación por su papel en la masacre de Orlando

Los investigadores tienen indicios de que Noor Zahi Salman, pareja del autor de la masacre de Orlando, sabía de su intención de atentar contra el local.
14 Jun 2016 – 1:02 PM EDT

La esposa del responsable de la masacre de Orlando, Noor Zahi Salman, podría enfrentar cargos relacionados con el ataque donde murieron 49 personas el pasado domingo.

Las autoridades encargadas de la investigación han estado interrogando a Salman para tratar de averiguar si la pareja había estado recientemente en el club nocturno que el hombre atacó.

Incluso un gran jurado federal fue programado y podría acusar a Salman tan pronto como el próximo miércoles, según informó la agencia de noticias Reuters.

Entre las acusaciones más probables manejadas por fiscales están asesinato, intento de asesinato, no notificar a las fuerzas del orden sobre el inminente ataque y mentir a agentes federales.

Salman, de 30 años, conoció a Mateen vía internet, se casaron en 2011 y tienen un hijo de tres años. La mujer tiene ascendencia palestina y creció en un pequeño suburbio de la ciudad californiana de Rodeo, cerca de San Francisco.

Todos estos datos se conocen tras informaciones de una fuente policial -cuya identidad no ha sido revelada para proteger la investigación- citada por diversos medios y agencias.

Sin embargo, este miércoles en rueda de prensa el fiscal de distrito de la Florida a cargo del caso, Lee Bentley, dijo a los medios que aún es muy prematuro hablar de responsables adicionales de la masacre y aseguró que el resultado de las investigaciones se sabrá "en el momento apropiado".

Por su parte, el agente del FBI Ron Hopper dijo que están pidiendo a la ciudadanía transmitir cualquier información relacionada con el atacante y para ello pidió que visiten la página de la institución.

La información que manejan los medios

La reacción del fiscal se produce luego de que una fuente policial dijo a varios medios que los agentes recibieron información de que Omar Seddique Mateen y su esposa habían ido al club Pulse en una ocasión anterior, por lo que la policía y el FBI trabajan para tratar de confirmar esa versión.

De acuerdo con el reporte de medios como NBC News, Salman declaró a las autoridades federales que intentó convencer a su esposo para que no llevara a cabo ningún ataque, pero negó conocer que su objetivo fuera el club gay Pulse. También confesó que estaba con él en el momento en que este compró municiones y una funda para pistola.

Incluso, se presume que en una ocasión la mujer llevó a su esposo hasta la discoteca Pulse porque este quería analizar el lugar, según reveló la fuente.


El FBI tiene en su poder y bajo investigación de evidencias el teléfono celular de Mateen y tratará de usar esa información para ver si él había visitado antes el lugar, corroboró la fuente policial.

Además de visitar el club nocturno donde perpetró la masacre, al parecer el atacante también hizo varias visitas a Disney World, una de ellas en compañía de su esposa, dijeron los oficiales de seguridad de Disney al FBI, según informó CNN.

Las autoridades están considerando presentar cargos contra Salman, debido a que ella no alertó a la Policía sobre lo que sabía antes del ataque para tratar de impedirlo.

"Hay un indicio de que ella estaba con él en partes del proceso, y estamos analizándolo, pero no sabemos qué es verdad y qué no", dijo el oficial citado por el diario The New York Times.

En fotos: La noche que los habitantes de Orlando salieron a la calle

Loading
Cargando galería


Salman no está bajo custodia en este momento y este lunes las cámaras de una estación local captaron el momento en que llegaba a su apartamento para recoger algunas de sus pertenencias. Esta se encontraba acompañada de un hombre no identificado y, al parecer, su hijo se encontraba en el asiento trasero del auto en el que viajaba.

Más tarde, el padre del autor de la masacre, Seddique Mir Mateen, indicó a medios que Salman regresó al apartamento porque "necesitaba recoger algo de ropa". Y de acuerdo con informaciones de AP, agregó que ella está en shock, que está con el nieto de él en Florida, pero no reveló dónde.

Ahora los investigadores intentan determinar qué llevó a Mateen a matar a decenas de personas en ese lugar donde algunos asiduos dijeron conocerlo como otro cliente que bailaba y en ocasiones flirteaba con hombres.

Posibles motivos

Se han barajado varias explicaciones y motivos para la masacre. Mateen, que era musulmán, dijo ser leal al grupo Estado Islámico en una llamada al 911 durante el ataque. Su exesposa dijo que tenía problemas de salud mental, y su padre sugirió que podría haberse visto motivado por su odio a los homosexuales.

Algunos psicólogos plantearon la posibilidad de que Mateen sufriera un conflicto interno sobre su sexualidad, y que esos sentimientos podrían haber contribuido a su ataque contra homosexuales.

"En ocasiones, la gente que tiene problemas para asumir su identidad sexual reacciona a eso haciendo justo lo opuesto, lo que podría ser volverse más masculino o expresar de forma más abierta sus ideas sobre una familia tradicional", dijo Michael Newcomb, psicólogo de la Universidad Northwestern.

La exmujer de Mateen, Sitora Yusufiy, dijo esta semana que el sospechoso tenía problemas mentales, era controlador y maltratador. La cadena CNN le preguntó por su aparente interés por el ambiente gay, a lo que respondió: "Creo que es un lado suyo que vivió, pero que probablemente no quería que todo el mundo conociera".

Mateen, quien le quitó la vida a 49 personas, murió en un enfrentamiento con la policía luego de mantener decenas de personas como rehenes en el interior del club Pulse.

En el ataque, otras 53 personas resultaron heridas , 27 de ellas están aún en el hospital y 6 en condición crítica.

Lea también:


RELACIONADOS:Masacre en OrlandoFloridaISISFBILocal

Más contenido de tu interés