null: nullpx
Coronavirus

Trump reabre parcialmente su club Mar-a-Lago durante este fin de semana

El restaurante Beach Club del resort de Palm Beach, su piscina y su hidromasaje volverán a abrir el sábado después de estar cerrado dos meses a causa del coronavirus.
15 May 2020 – 03:04 PM EDT

El club Mar-a-Lago, propiedad del presidente Donald Trump, reabrirá parcialmente a los miembros este fin de semana, mientras que el sur de la Florida reactiva sus actividades lentamente.

Un correo electrónico enviado a los miembros del club dice que el restaurante Beach Club del resort de Palm Beach, su piscina y su hidromasaje volverán a abrir el sábado después de estar cerrado dos meses a causa del coronavirus.

Sin embargo, su edificio principal que incluye habitaciones de hotel, el comedor principal y la residencia privada del presidente permanecerán cerrados. Como medidas preventivas, los miembros deberán practicar el distanciamiento social. Las sillas ‘lounge’ se colocarán a 6 pies (2 metros) de distancia, y cada miembro deberá traer su propia toalla.

El correo electrónico fue publicado el diario The Washington Post, que indicó que la Organización Trump no respondió una solicitud de comentarios que se le hizo. El diario indica que una persona que se identificó como guardia de seguridad de Mar-a-Lago dijo vía telefónica que no había administradores disponibles.

Florida se reactiva

Por otro lado, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, un aliado del presidente ha estado permitiendo lentamente que el estado se vuelva a abrir, con los condados más afectados del sur de Florida persiguiendo al resto del estado.

Los restaurantes en el condado de Palm Beach, como la mayoría del estado, pueden operar al 25% de su capacidad en interiores y deben mantener 6 pies (2 metros) entre mesas al aire libre. Se espera que DeSantis aumente pronto el límite de capacidad al 50%.

Los ejecutivos de Mar-a-Lago dijeron a los funcionarios de Florida el mes pasado que despedían temporalmente a 153 trabajadores debido al cierre, una decisión que el presidente defendió en ese momento.

"No puede haber muchos cientos de empleados parados sin hacer nada. No hay clientes. No está permitido tener un cliente”, comentó el presidente el 21 de abril.

Trump compró Mar-a-Lago, "el club privado más famoso del mundo", según su sitio web, de la fundación de la heredera de cereales Marjorie Merriweather Post en 1985 por $10 millones y ha invertido decenas de millones de dólares para mejorar la propiedad.

La propiedad, que es un club desde 1995, cuenta con 58 habitaciones, 33 baños, un salón de baile de 1,858 pies cuadrados (1,858 metros cuadrados), canchas de tenis y croquet y tres refugios antiaéreos.


Gallery


Más contenido de tu interés