Violencia Sexual

Revelan turbios antecedentes del agresor sexual de la Universidad de Stanford

La Corte de Santa Clara hizo públicos los documentos de la investigación que retratan al joven como "el tipo agresivo de la fiesta", aficionado al alcohol y que acosaba a mujeres, entre ellas a la hermana de su víctima.
11 Jun 2016 – 3:10 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Brock Turner, el exalumno de la Universidad de Stanford que fue encontrado culpable por violar a una compañera de escuela luego de una fiesta estudiantil, tenía antecedentes de intentar ligar a mujeres a la fuerza, entre ellas a la hermana de la víctima.

Los turbios antecedentes del joven de 20 años son exhibidos en documentos que la Corte Superior del Condado de Santa Clara hizo públicos este viernes.

El expediente judicial señala que antes de abusar sexualmente de la mujer por la que fue sentenciado a 6 meses de cárcel, Turner intentó besar en repetidas ocasiones a la hermana de su víctima.

Esa noche Turner fue descrito como el “tipo agresivo de la fiesta” y por lo que fue rechazado por la hermana de la víctima.

Una semana antes de la violación, dos mujeres lo señalaron como el joven ebrio que manoseó a una de ellas cuando bailaban e intentó besarla a pesar de ser rechazado.

El caso de Turner ha causado indignación por la benévola sentencia de 6 meses que le fijó el juez Aaron Persky, a quien se le ha promovido una campaña para destituirlo.


Los documentos también desmienten el dicho de Turner de que fue víctima de la “cultura de las borracheras” en la comunidad estudialtil al ingresar a Stanford, ya que las pruebas del expediente judicial lo exhiben como un aficionado al alcohol y a la marihuana desde que iba en la preparatoria (high school) en su natal Ohio.

En noviembre de 2014 fue arrestado por beber cerveza en el campus universitario y resistirse al arresto.

En una declaración por escrito que envió al juez Persky pidiendo que le permitiera estar en libertad condicional, Turner culpó de sus actos a la "cultura de las borracheras" que supuestamente existe en la comunidad estudiantil.

En los documentos también se demuestra que la asociación de estudiantes y un maestro de la víctima hicieron peticiones formales al juez Persky para que le impusiera una sentencia no menor de dos años.

La pena máxima por el delito de abuso sexual de una mujer inconsciente era de 14 años en prisión, la fiscalía había solicitado una pena de 6 años, pero el juez le dio 6 meses.

Turner, de 20 años de edad, estudiaba para ser cirujano ortopédico en Stanford y se vislumbraba para ser una estrella de la natación olímpica, hasta que una noche de juerga en enero de 2015 fue sorprendido en pleno acto cuando agredía sexualmente de una joven de 23 años que se encontraba inconsciente por el excesivo consumo de alcohol.


Más contenido de tu interés