Violencia Sexual

Agresor sexual de Stanford culpa de sus actos a la “cultura de las borracheras”

Brock Turner es un joven "afable" sin "un gramo de maldad", dicen los parientes y amistades del hombre hallado culpable del asalto sexual de una mujer en la Universidad de Stanford. Los testimonios a favor de Turner son el más reciente capítulo de un drama judicial que ha generado críticas e indignación a nivel nacional.
8 Jun 2016 – 4:55 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Brock Turner culpó de sus actos a la "cultura de las borracheras" que supuestamente existe en la comunidad estudiantil de la Universidad de Stanford luego de que en enero de 2015 violara a una de sus compañeras de escuela, un caso que ha trascendido a niveles internacionales por la benévola sentencia de 6 meses de cárcel que recibió la semana pasada.

Turner, de 20 años de edad, estudiaba para ser cirujano ortopédico en Stanford y se vislumbraba para ser una estrella de la natación olímpica, hasta que una noche de juerga fue sorprendido en pleno acto cuando agredía sexualmente de una joven de 23 años que se encontraba inconsciente por el excesivo consumo de alcohol.

En la declaración por escrito que presentó el acusado durante el proceso judicial en su contra, la cual fue publicada en exclusiva por el diario The Guardian, Turner se muestra como una víctima de la "cultura de las borracheras" (party culture of drinking), la cual experimentó en los cuatro meses que llevaba en la universidad.


A través de ese escrito Turner sugiere al juez Aaron Persky que le permita estar en libertad condicional para poder contribuir en crear conciencia sobre las consecuencias destructivas por el consumo de alcohol.
"Quiero ser la voz de la razón en estos tiempos en que actitudes e ideas preconcebidas sobre fiestas y beber ya se han establecido. Quiero hacer saber a los jóvenes, como no lo hice, que las cosas pueden ir de la diversión a ruina en una sola noche", escribió Turner.

Amigos y familia a la defensa

El caso de la agresión sexual a la joven en Stanford por este exalumno y prometedor atleta cuando ambos estaban borrachos continúa generando polémica casi una semana después de conocer la sentencia mínima a la que se enfrenta el asaltante, Brock Turner, cuya familia, amigos y conocidos han salido en su defensa incrédulos de que ese "chico afable" haya dicho "adiós a la vida" por lo ocurrido "en el lapso de una hora".

Turner ha decidido apelar la condena de 6 meses que le impusieron, según confirmó el dario Los Angeles Times, que publicó este miércoles los testimonios que recibió el juez Aaron Persky antes de decidir que una condena severa habría tenido "un impacto severo" en la Turner, de 20 años. Su víctima, de 23, leyó a su agresor en el juicio una desgarradora carta sobre su experiencia que trascendió los juzgados y llegó a millones de personas a través de internet.

“Tú has sido condenado por violarme, de forma deliberada, por la fuerza, sexualmente, con malas intenciones, y solo eres capaz de admitir que consumiste alcohol. No hables de la manera triste que ha cambiado tu vida ‘porque el alcohol te hizo hacer cosas malas’. Encuentra la manera de asumir la responsabilidad de tu propia conducta”, le dijo la víctima.

El hecho de que Turner evitara pasar años encarcelado soliviantó a los internautas que pusieron en marcha ese mismo jueves 2 de junio una campaña en Change.org para pedir la renuncia de Persky. A día de hoy más de 700,000 personas han apoyado esa petición.

El ataque se produjo en enero de 2015 después de que agresor y víctima hubieran estado tomando en una fiesta universitaria. La joven perdió el conocimiento debido a la borrachera y unos testigos observaron como Brock abusaba de ella junto a un basurero.

Esta es la visión del caso de los conocidos de Turner:

El padre, Dan Turner:

Explicó al juez que su hijo pagará "un precio muy alto por 20 minutos de acción".

Carolyn y Richard Bradfield, abuelos maternos de Brock Turner:

“Los resultados del juicio nos dejaron atónitos y en un estado de shock. Solo nos ha quedado abrazarnos el uno al otro y llorar. Brock es la única persona que ha rendido cuentas por las acciones de otros adultos irresponsables”.

Tommy Cope, 18 años y amigo de Turner:

El amigo del inculpado describió a Turner como un “chico afable y de buen corazón que se encuentra en una situación muy terrible.” “He compartido muchos años con Brock y nunca le he visto un gramo de maldad.”



Caroline R. Turner, hermana mayor de Turner:

"Una serie de decisiones hechas bajo la influencia del alcohol y en el lapso de una hora, lo van a definir por el resto de su vida. Adiós al campeonato de la NCAA. Adiós a las Olimpiadas. Adiós a ser un cirujano ortopédico. Adiós a la vida que una vez fue".

"Cuando regresó de California, pocos días después del incidente, recuerdo que Brock necesitaba ser palpado y abrazado constantemente. Él sufría inmensamente y no podía dormir sólo".

"Brock es una sombra de la persona que antes era, es un joven quebrantado".

"He llegado a conocer al nuevo Brock: He sido testigo del estigma que carga por ser acusado de una violación y de asalto sexual. He visto los efectos sociales, profesionales y culturales que él ha experimentado. He sido testigo de su lucha para lograr salir de su cama".

"Encarcelar a Brock por las decisiones que tomó una noche en 2015, sería como despojarlo de su capacidad para navegar la realidad, sería como borrar el potencial que tiene para ser un miembro activo de la sociedad. En lugar de convertirlo en una carga del estado, por favor tome en cuenta como la consejería, el servicio comunitario y la libertad condicional pueden ser un castigo adecuado y merecido".

Margaret M. Quinn, exprocuradora federal y amiga de la familia Turner:

"No cabe duda que Brock cometió un error esa noche, cometió un error al beber demasiado, al grado que no fue capaz de percibir que su acompañante estaba tan intoxicada. Yo sé que Brock no fue a esa fiesta con la intención de dañar, seducir o dominar físicamente a otra persona. Esa no es su forma de ser. Nunca lo ha sido”.

Quinn le pidió al juez que evaluará la posibilidad de permitirle a Brock ser un consejero, para “alertar a otros jóvenes sobre las consecuencias devastadoras de una sola decisión”.

Lea también:


Más contenido de tu interés