null: nullpx
Toque de Queda

En el centro de Los Ángeles, Fairfax y Beverlly Hills continúan los saqueos durante las protestas por la muerte de George Floyd

A pesar de la declaración de toque de queda, cámaras de vigilancia siguen registrando autos quemados, saqueos de negocios y toma de autopistas en Los Ángeles.
31 May 2020 – 10:30 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

LOS ÁNGELES, California.- Las protestas en Los Ángeles por la muerte de George Floyd, tras su mortal arresto en Minneapolis, se han dispersado con violentos saqueos por varios puntos de la ciudad, el centro de Los Ángeles, Fairfax y Beverly Hills, pese al decreto de toque de queda en la ciudad.

En los últimos cuatro días las demanda de justicia por la muerte del hombre afroamericano de 46 años de edad, durante un arresto catalogado como “brutalidad policial”, han dejado destrucción y violencia en la ciudad que apenas el 25 de mayo autorizaba a reabrir gran parte de sus negocios tras dos meses de cierres impuestos por el coronavirus.

Los manifestantes iniciaron la toma de las calles en el centro de Los Ángeles, desde la mañana de este sábado, movilizándose a través del distrito de Fairfax y sus alrededores, dejando a su paso edificios pintados con graffitis, saqueos y destrucción de tiendas.

“No vamos a tolerar actos de violencia”, dijo el alcalde Eric Garcetti durante la declaración de toque de queda. Durante el anuncio de la medida de restricción Garcetti aseguró que el principal objetivo de la medida es restablecer la paz y el control de la ciudad, mientras aseguró que el derecho a la “protesta pacífica” está garantizado, más no la destrucción a la propiedad privada que preliminarmente se estima como millonaria.


“Que pague Estados Unidos por la muerte de afroamericanos” se lee en uno de los edificios vandalizados y saqueados en la exclusiva zona turística de Rodeo Drive en Beverly Hills.

La ola de protestas de este sábado están precedidas por horas de terror durante la madrugada en la que LAPD detuvo al menos a 500 personas con cargos de asalto, violación de libertad condicional, incitación a la violencia, saqueos, robo y obstrucción del orden público entre otros.

Si bien la medida de toque de queda busca controlar los brotes violentos en la ciudad, expertos no descartan nuevos ataques durante la noche y madrugada del sábado.

El alcalde Garcetti desestimó el uso de la Guardia Nacional como apoyo a las labores de control y seguridad de los 10 mil efectivos del LAPD que a partir de esta tarde se mantendrá en alerta máxima con redoble de guardias en las zonas más críticas de la ciudad.

Saqueos, vandalismo y cientos de arrestados: así se vivieron las protestas en Los Ángeles por la muerte de George Floyd

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés