null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020

Detenciones en la frontera entre Estados Unidos y México alcanzan los niveles más altos en medio del coronavirus

La Patrulla Fronteriza detuvo y procesó a 46,864 personas en agosto, marcando cuatro meses consecutivos de un aumento constante de migrantes que intentan cruzar la frontera sin documentos.
9 Sep 2020 – 03:21 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

La Patrulla Fronteriza reportó un incremento en el número de inmigrantes detenidos entre EEUU y México en agosto, cuando alcanzó el nivel más alto en más de un año, esto mientras el tema fronterizo se fortalece como uno de los principales caballos de batalla de la campaña del presidente Donald Trump desde el 2015, cuando prometió la construcción de un muro fronterizo.

Desde el inicio de la pandemia, la administración Trump implementó nuevas medidas para detener el cruce de indocumentados y el regreso a sus países lo antes posible. El gobierno rechazó a la gran mayoría de los inmigrantes, según nuevas estadísticas publicadas por la agencia fronteriza.

La Patrulla Fronteriza detuvo y procesó a 46,864 personas en agosto, marcando cuatro meses consecutivos de un aumento constante de migrantes que intentan cruzar la frontera sin documentos a pesar de las restricciones que la administración Trump implementó para combatir la pandemia de coronavirus.

El comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza, Mark Morgan, describió a los migrantes como una amenaza para la salud de los estadounidenses, el viernes pasado en la frontera de Laredo, Texas.

"Cincuenta mil, durante una pandemia mundial, tomaron la decisión consciente de, una vez más, ignorar todas las opiniones médicas en todo el mundo e intentar cruzar ilegalmente nuestra frontera", dijo Morgan. "Cincuenta mil portadores potenciales de una enfermedad mortal".

Implemantan de

portaciones "express"

CBP implemento las "deportaciones express" a principios de abril para regresar a los indocumentados detenidos en vez de llevarlos a sus estaciones. Armaron centros temporales con carpas para procesarlos antes de regresarlos a México. La agencia citó una orden de emergencia conocida como Título 42 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para prevenir la propagación del covid-19.

Los agentes y oficiales fronterizos han deportado a sus países de origen a un total de 153,596 migrantes desde que implementaron las restricciones del Título 42 a fines de marzo, según datos de CBP publicados el viernes. Muchas de estas deportaciones ocurren en menos de dos horas, según el comisionado.

Desde el comienzo de la pandemia, la agencia ha informado de 1,990 casos positivos confirmados, incluidas 11 muertes, entre sus empleados.

Morgan dijo que la mayoría de los agentes fronterizos contrajeron el virus por exposición a migrantes en el campo, sin embargo no ofreció casos específicos.

CBP emitió un comunicado el 24 de agosto informando que un migrante mexicano que había sido detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza cerca de la ciudad de Rio Grande, Texas, murió de covid-19.

Según las estadísticas de agosto de CBP, los agentes de la Patrulla Fronteriza regresaron al 90% de los migrantes que detuvieron ese mes. La administración Trump ha sido criticada porque esas deportaciones han incluido a menores no acompañados, que según la ley de EEUU deben estar bajo el cuidado del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

La larga espera al otro lado de la frontera

Al otro lado de la frontera, el número de migrantes que buscan asilo sigue aumentando, según un nuevo informe del Centro Robert Strauss para la Seguridad y el Derecho Internacionales y la Universidad de Texas, reportado por Arizona Daily Star.

Mientras la administración Trump comenzó a rechazar a los migrantes, también cerró todos los procesos de asilo a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, dejando a miles de migrantes estacionados en estas ciudades fronterizas indefinidamente luego de esperar meses un turno para cruzar legalmente.

Ese informe no incluye a muchos de los 60,000 migrantes que la administración Trump envió de regreso a México después de que fueron procesados, para esperar el resultado de sus casos de asilo, bajo los Protocolos de Protección al Migrante.

El gobierno de Estados Unidos ha suspendido indefinidamente todas las audiencias del programa, también conocido como "Permanecer en México", hasta que se cumplan una serie de condiciones para controlar la propagación del covid-19 en estados de ambos lados de la frontera.

Aproximadamente 15,000 personas en 11 ciudades fronterizas mexicanas están esperando para solicitar asilo en Estados Unidos, las listas de espera en Tijuana, Nogales y Ciudad Juárez permanecen cerradas por la pandemia, por lo que muchos de los migrantes que continúan llegando y no pueden ni siquiera ingresar a esas listas, según el informe.

La campaña de Trump en Arizona continúa promoviendo mayor control en la frontera y la construcción del muro, aunque en una gran parte de Arizona ya existen unas barras de acero, analistas y activistas han argumentado que el muro no detiene la inmigración indocumentada.

Esto te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés