null: nullpx
José José

José José también se coronó como 'El príncipe de la bohemia'

¿Inventó José José la bohemia? No. Pero sí la reinventó. Y eso solo logran hacerlo los genios.
29 Sep 2019 – 11:19 AM EDT

“Te abrazo a mi pecho, me duermo contigo… Pido un aplauso para el amor… Espera un poco, un poquito más… Amiga, hay que ver cómo es el amor… No pido compasión ni piedad…”.

¿Habrá algún latinoamericano que no se haya unido al coro en un bar, una boda o una de esas fiestas de verdadera bohemia? ¿Y alguno se habrá aproximado siquiera al dominio de la voz que llegó a tener José José?

La viuda de José José da detalles de los últimos días del cantante: "Estaba débil y había dejado de comer"

Loading
Cargando galería


Difícil olvidar aquel Festival de la Canción Latina de 1970, frente a un estupefacto Marco Antonio Muñiz y un público ovacionando de pie. Nunca un tercer lugar parecía más injusto. El triunfador indiscutible debía ser ese jovencito que, con su interpretación de 'El Triste', daba cuenta de un don fuera de serie.


Juan Diego Quesada, periodista del diario español El País, describe emotivo aquel momento: “En medio de la canción pronuncia los agudos más altos posibles, un sol natural y después un semitono más bajo con el mismo aire, sin pausa. Puro pulmón (…) Entonces se prepara para el agudo final: respira profundo, suelta la nota con toda la potencia de la que es capaz, la sostiene, vibra unos compases y vuelve a bajar para guardar algo de aire. La orquesta sube el volumen y José José la acompaña. Sin respirar, al borde de la hiperventilación, alarga la nota final durante 30 segundos exactos”.

¿Tenor o barítono?

Lo extraordinario es que el cantante jamás había pisado un conservatorio. Si acaso tuvo un maestro, este fue su padre, el tenor José Sosa Esquivel, de quien aprendió, por ejemplo, la importancia de dormir 16 horas antes de un concierto o entrenar para expandir los pulmones. El primogénito de don José, sin embargo, se volvió inclasificable. ¿Tenor o barítono? El dilema persiste.

Lo cierto es que fue el cantante Pepe Jara quien ayudó a José Rómulo Sosa Ortiz a perfilar su estilo. Con ello iniciaba el legado de una de las grandes glorias de la cultura popular mexicana y latinoamericana. Y, además, una carrera donde la palabra impresionante se queda corta.

El ‘Príncipe de la Canción’ vendió al menos 100 millones de discos; fue nominado al Grammy en nueve ocasiones y, finalmente, en 2005, se hizo acreedor al premio por su exitosa trayectoria; sus producciones le valieron más de 200 discos de Oro y Platino; el álbum 'Secretos' superó las 15 millones de copias desde su lanzamiento, en 1983, al grado de convertirse en la producción con más ventas en la historia de la música en México; se presentó, entre otros muchos foros, en el Madison Square Garden de Nueva York, la Plaza de Toros de la Ciudad de México y distintos casinos de Las Vegas y Atlantic City; su música llegó a países tan remotos como Israel, Japón, Rusia o Arabia Saudita, y ahora, una búsqueda de su nombre en YouTube arroja casi 60 millones de resultados.

"Este es un día muy triste": los artistas lamentan la muerte de José José

Loading
Cargando galería


A disposición de su talento se pusieron compositores y productores discográficos como Rafael Pérez Botija ('Volcán', 'Me basta', 'Preso', 'Desesperado', 'Amor, amor', 'Gavilán o paloma', 'Payaso', 'Adiós, princesa', 'Y qué', 'Promesas'), Dino Ramos ('La nave del olvido', 'Amnesia'), Roberto Cantoral ('El triste', 'Regálame esta noche'), Napoleón ('Lo que no fue no será', 'Mientras llueve', 'Tu primera vez'), Camilo Blanes ('Si me dejas ahora', 'Insaciable amante'), Juan Gabriel ('Lo pasado pasado', 'Ahora no'), Manuel Alejandro ('El amor acaba', 'El amar y el querer', 'Voy a llenarte toda', 'Quiero perderme contigo', 'A esa'), Roberto Livi ('40 y 20', 'Mujeriego', 'Ando volando bajo'), Alejandro Jaén ('No me digas que te vas'), Adán Torres ('Almohada') y Paco Cepero ('Por estar contigo', '¿Y quién puede ser?').

A lo largo de su carrera cantó a dúo con infinidad de colegas, lo mismo Pedro Vargas, Vikki Carr y Roberto Carlos que Vicente Fernández y Paul Anka, por mencionar unos cuantos. Es un deleite recrear esos y muchos otros momentos, como el video que grabó con José Feliciano ('Por ella') o la presentación en vivo con Enrique Guzmán ('100 kilos de barro').

La pura bohemia

José José cultivó varios géneros de la música popular. En su álbum 'El Príncipe y el bolero' se le escucha interpretando temas clásicos como 'No me platiques más' de Vicente Garrido, 'El reloj' de Roberto Cantoral y 'Sabor a mí' de Álvaro Carrillo. De igual manera, en el segundo volumen de 'Bohemia: Juntos Por Primera Vez', alterna con Armando Manzanero, Raul Di Blasio y Marco Antonio Muñiz para cantar en vivo la célebre 'Volver, volver', haciéndole honor al lema del álbum: “El romanticismo a su máxima expresión”.

También se hizo acompañar del mariachi para su álbum 'José José ranchero'. Y pese a la merma en su voz y otros problemas de salud, a principios del siglo XX grabó el álbum Tenampa, producido por el gran Juanga. “Vengan todos mis mariachis, cántenme toda la noche…”, sorprende la dupla hacia el final de la canción 'Cómo hacer para olvidar'.

Además de los múltiples homenajes, como aquel por sus 25 años de carrera en el popular programa de televisión Siempre en Domingo –el cual se retransmitió tres veces–, otros artistas lanzaron discos para honrarlo. Es el caso de Chamín Correa (A mi amigo José), Mariachi Sol de México (Homenaje al príncipe), Mijares (Homenaje a José José), El Gringo de la Bachata (Los éxitos de José José en Bachata) y Cristian Castro (Viva el príncipe y Mi amigo el príncipe).

Las siguientes generaciones han disfrutado por igual de José José a través de Un tributo (1988) y Un tributo 2 (2013). En esos álbumes, la Maldita Vecindad, Julieta Venegas, Molotov, Moenia, Control Machete, Aleks Syntek, Café Tacvba, Carla Morrison, La Santa Cecilia, Paté de Fuá, Moderatto y JotDog, entre otros, homenajean al maestro y, con su propio sello, contribuyen a inmortalizarlo.


Mucho se ha escrito sobre el deterioro de las cuerdas vocales del cantante a causa del exceso de cortisol y alcohol, aunado a la falta de descanso. Sin embargo, gracias al mixing, la remasterización y otros recursos tecnológicos, hoy es posible escucharlo en todo su esplendor formando duetos virtuales con Natalia Lafourcade, Pandora, Edith Márquez, Daniela Romo, Francisco Céspedes, Lila Downs y otros muchos admiradores.

Para deleite de nosotros, su público bohemio.


“Es imposible no sentir una empatía abrumadora por el personaje”, dice el periodista Quesada al referirse a 'Esta es mi vida', las memorias del ‘Príncipe de la Canción’.

Sí, empatía y también ternura y una enorme gratitud, porque su mayor activo –esa voz prodigiosa–, ha llegado hasta su destino final: el corazón de quienes, afinados o no, amamos la bohemia. Es decir, todos.

RELACIONADOS:José JoséMúsicaBalada

Más contenido de tu interés