null: nullpx
Alfredo Adame

“No llevan mi sangre y no son mis hijos”: Alfredo Adame niega a sus hijos biológicos

Al parecer, la relación entre padre e hijos ahora está más lejos de restaurase que antes. El conductor rechazó públicamente a sus tres hijos jóvenes, producto de su matrimonio con Mary Paz Banquells, tal como lo ha estado haciendo en los últimos tres años.
Publicado 14 Ene 2022 – 05:46 PM EST | Actualizado 14 Ene 2022 – 05:46 PM EST
Reacciona
Comparte

Cargando Video...
Cargando Playlist...
3:27
1:20
2:47
5:14
1:51

Diciendo que no llevan su sangre, Alfredo Adame negó a sus tres hijos biológicos, a quienes ha rechazado en los últimos tres años después de insultarlos, humillarlos y echarlos de su casa.

La tragedia familiar entre el conductor y sus hijos jóvenes estalló en los medios en 2018, cuando el artista de 63 años se divorció de la actriz Mary Paz Banquells, hermana de Rocío Banquells.

Con el mayor, Diego, de 30 años, se distanció por interceder por su madre; mientras que con el menor, Sebastián, de 22, quien es gay, se peleó por asuntos relacionados a su orientación sexual.

Los jóvenes también se han alejado de su padre, aunque el menor se le acercó de nuevo a fines de 2020, cuando el actor dio positivo a coronavirus.

Loading
Cargando galería

Ahora, al parecer la relación está más lejos que nunca de restaurase.

No hay relación, no son mis hijos y no hay ninguna relación”, dijo Alfredo tajantemente cuando se le preguntó sobre una posible reconciliación con sus hijos.

Cuando un reportero le preguntó por qué negaba a sus hijos biológicos, Alfredo respondió:

“No, no son mis hijos, no llevan mi sangre y no son mis hijos … Los desconozco totalmente y los desheredé desde hace un año”.

Cuando se le interrogó "¿por qué aseguras que no son tus hijos?" enfatizó:

“Bueno, porque yo no quiero que sean mis hijos”.


Alfredo ha dicho que la relación con su hijo mayor se fracturó en medio del divorcio, cuando lo echó de su casa luego que intercedió por su madre. Desde entonces no han parado los dimes y diretes.

Por su parte, Sebastián dijo que su padre lo insultó tras pedirle que fuera prudente al hablar con los medios sobre su orientación sexual.

"La verdad es que sí estaba siendo prudente con eso, no estaba hablando tanto. El colmo fue que me insultara de esa forma por algo que ni siquiera fue para molestarlo a él. Cuando tu papá te dice 'pendejo de mierda', pues no quise hablar con él", comentó el joven al show Chismorreo TV por ese entonces.

Anteriormente, Alfredo dijo que se sentía ofendido de que denigraran a su hijo con insultos alusivos a su orientación sexual.

"¿Tú crees que es agradable que te digan 'tu hijo es puto'? Es un ataque. Yo le dije 'Sebastián, por favor, sé prudente'. Después vinieron varias entrevistas y le dije 'ya no des entrevistas en ese sentido, ¡te dije que no dieras entrevistas!' y fue cuando le dije, ‘Cabrón, te lo dije’, y ahí se acabó la relación", contó el actor al show SNSerio.

Por su parte, Diego, quien ha calificado a su progenitor de “tóxico”, se alejó de su padre diciendo que era lo mejor para su salud mental, pero que estaba dispuesto a trabajar con él para retomar la relación.

“El distanciamiento con mi papá no fue por el tema del divorcio. Eso lo respeto; es su divorcio, es su problema. La decisión de distanciarme de mi papá fue por motivos personales, porque estoy en un punto de mi vida donde busco crecer como persona, como ser humano. Busco la paz, busco felicidad en mi vida. Después de analizarlo tomé la decisión de que había personas que había que cortar de mi vida”, dijo a varios medios.

Según Sebastián, su hermano Alejandro, de 28 años, se solidarizó con él y por eso su padre los rechazó.

Alfredo también ha humillado a sus hijos diciendo que él les quitó su apellido y que ellos solo lo buscan para “robarle”.

“No tengo relación con él, ni me pone sentimental, ni me hace falta, ni lo necesito, ni absolutamente nada … Se llama Diego Banquells, no es Adame … porque yo quiero que no sea Adame. No es un digno representante del apellido Adame”, dijo en el programa Venga la alegría.

Aunque ahora vive solo, Alfredo asegura que está “feliz de la vida”.

En cuanto a Mary Paz, el artista dijo que no le tocará “nada” al repartir los bienes.

“Ya estamos divorciados, ya nada más queda la división de bienes, que no le toca nada porque yo estoy casado por bienes separados y ella nunca puso un peso partido por la mitad y lo de la pensión, este, arreglarla”, dijo.
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés