null: nullpx
Relaciones de Pareja

Cuando te lleva 20 años

Una de las diferencias más comunes en las “parejas disparejas” es la diferencia de edad. ¿Puede funcionar?
11 Mar 2016 – 11:46 AM EST

Por Lía Bonaparte | @UnivisionTrends

Las relaciones de pareja en donde uno de los miembros es mucho mayor que el otro suelen considerarse socialmente “inadecuadas” o al menos “sospechosas”. ¿Por qué? Digamos que se salen del promedio. La mayoría de las parejas en Estados Unidos, según la Current Population Survey, se llevan un año (33.2%), dos a tres (20.4%) o cuatro a cinco (13.3%) entre ellos. Solo el 1% se lleva 20 años o más, y el 1.6%, 15 a 19. También se sabe que los hombres suelen casarse con mujeres en promedio dos años y medio más jóvenes que ellos.

Así que por más que tú y tu amado o amada sean la pareja más normal del mundo, habrá aspectos en los que sean diferentes a los demás, y también tendrán que enfrentarse a los prejuicios de muchas personas. Pero más allá de las implicaciones sociales de tener una pareja mucho mayor, hay asuntos importantes que tendrán que enfrentar en su vida juntos y que deben tomar en cuenta antes de comprometerse, entre ellos:


No será fácil:

Un estudio hecho a 3,000 personas por el Departamento de Economía de la Emory University en Atlanta descubrió que, entre más grande sea la brecha de los cumpleaños que han celebrado, más alta es la tasa de divorcio. Si tu pareja te lleva cinco años, tienes 18% más probabilidades de divorcio contra solo 3% si te lleva un año. Si te lleva 10 años, 39% de posibilidades, y si te lleva 20 años, 95% de probabilidades.

Las parejas que se llevan muchos años suelen tener diferentes gustos en música y entretenimiento, compartir círculos de amigos muy dispares, distintos niveles de energía, además de una aproximación al sexo distinta. Pero ¡sigue leyendo! No todo está perdido, pues hay otros factores que entran en juego. Por ejemplo, si tienen hijos fuera del matrimonio tienen 59% más posibilidades de permanecer juntos, y si lo hacen dentro del matrimonio, 76%. Si se quedan juntos por dos años, tienen 43% menos posibilidades de divorciarse. En fin, que todas estas son estadísticas, pero cada relación es distinta. Y por supuesto hay parejas disparejas que funcionan mejor que muchos pares promedio.

A mayor edad, más pasado:

a) Hijos: Si tu pareja mayor tiene hijos, te convertirás en madrastra o padrastro de la noche a la mañana. No solo eso, ¡sino que sus hijos podrían tener casi tu edad! Posiblemente seas odiada(o). Tu esposo tendrá que aportar económicamente a su educación, vestido, etcétera, y es posible que tengas que vivir con ellos.

En ese caso, lo más adecuado es moderar tus expectativas. No esperes que inmediatamente sean la familia modelo e intenta no tomar las reacciones de tus hijastros personales. No tienes que ser su mejor amiga, ni te llamarán mamá. Dales tiempo para adaptarse, respétalos y pide respeto, pero sé tolerante. Están pasando por un momento de transición muy difícil. Un estudio de 9 años de duración sobre familias reestructuradas hecho por el National Institute of Child Health and Human Development encontró que aquellas cuyos miembros no se empeñaban en ideales de cómo debería ser una familia sino que mantenían sus expectativas realistas, eran las más funcionales.

b) Ex pareja: Si hay hijos en común, es una relación ineludible. Es frecuente que los hijos se sientan culpables con sus madres por establecer una relación con la nueva pareja de su papá. Pero ojo: te conviene que él se lleve con su ex. Según expertos de la American Psychological Association http://bit.ly/1QOHYaZ, entre mejor se lleven sus padres, más rápido se adaptarán los hijos a la nueva situación y más rápido te aceptarán a ti.


A menor edad, más energía:

Digámoslo claramente: No es lo mismo los 30 que los 50. Imagina este fin de semana: mientras tú tienes ganas de hacer una excursión y un día de campo, él solo quiere quedarse en casa compartiendo un buen vino. Los niveles de testosterona en hombres se reducen un promedio de 1% cada año a partir de los 30, según la Clínica Mayo. Esta reducción puede provocar desde baja energía, un descenso en el deseo sexual hasta más grasa corporal, menos masa muscular, insomnio y depresión. No se recomienda la terapia hormonal en hombres porque está ligada a problemas cardiacos y otras complicaciones de salud; sin embargo, los buenos hábitos de alimentación y ejercicio ayudan a contrarrestar en gran medida estos problemas.

Algún día tú tendrás que cuidarlo (a):

Seguramente ha pasado por tu cabeza: tú empujando a tu pareja con alzheimer en una silla de ruedas. Estadísticamente es verdad que es más posible que el mayor en la pareja muera primero y el más joven tenga que cuidarlo, pero en realidad cualquiera de nosotros podría estar muerto mañana. Está en ti decidir qué tanto estás dispuesta a aceptar este posible futuro. Y, bueno, él también podría terminar cuidándote a ti.

Deberás lidiar con los estereotipos:

Algunas mujeres buscan en los hombres maduros la protección de un padre o a un proveedor económico. Pero cada vez hay más mujeres independientes que solo aprecian a un hombre que sabe lo que quiere. Un estudio de la Universidad de Dundee en Escocia, hecho a 3,770 personas, encontró que las mujeres con más dinero deseaban hombres de más edad. Los investigadores creen que a medida que ganan capacidad financiera, las mujeres se sienten más seguras de sí mismas para elegir pareja y se ven atraídas por hombres poderosos y atractivos como ellas. Por desgracia, no importa lo que digan las encuestas ni lo que hagas, tampoco importa si él no es rico: muchas personas pensarán que lo quieres por su dinero.

También asumirán que un hombre mayor anda con una mujer más joven para reivindicar su masculinidad, lo cual tiene mucho de verdad. Eso no excluye que también te ame.

En todo caso, lo verdaderamente importante es el amor entre ustedes, y sobre él ninguna opinión puede pesar.

La descendencia. Muchas mujeres jóvenes desean tener hijos, pero sus parejas ya los tienen y no quieren repetir la experiencia porque piensan que ya son mayores. Por otro lado, debes tomar en cuenta que entre más edad tenga el padre, aumenta la posibilidad de transferir a los hijos genes mutados ligados al autismo y a la esquizofrenia, según un estudio publicado en Nature.

Igualmente, puede suceder que un hombre mayor que quiera tener descendencia dé por hecho que su pareja joven querrá embarazarse, y puede que esto no sea cierto. Conclusión: es necesario hablar del tema.

Más contenido de tu interés