Papás y Mamás

‘Yo sé que estoy aquí para cambiar el mundo de una manera positiva’

A los 12 años comenzó a diseñar y vender camisetas para que niños de su edad no tengan que dejar de ir a la escuela porque no pueden comprar un uniforme. Conoce la historia inspiradora de esta adolescente con una misión maravillosa y una visión digna de aplausos.
5 Jun 2016 – 5:44 PM EDT

Cuando Dali Schonfelder cumplió 12 años aprendió algo que le cambió la vida, muchas de sus amigas de la comunidad en la que vive en Indonesia no podían seguir estudiando por una razón muy simple: no tenían cómo pagar el uniforme y por ende no podían seguir yendo a la escuela.

En Indonesia, el gobierno ayuda a las familias con contribuciones anuales para que puedan ir al colegio, pero ese aporte se termina cuando los chicos cumplen 12 años. Los chicos que no van a la escuela tienen más chances de terminar siendo obligados a casarse con adultos mayores, a hacer trabajo forzado y continuar el ciclo de pobreza que la educación ayuda siempre a romper.

Dali y su hermano Finn quedaron impactados con esta situación y sintieron la urgente necesidad de hacer algo. Y lo hicieron, crearon NALU, una compañía que ellos definen más que como un negocio como un estilo de vida, ‘como una forma de vivir dando’

Dali tiene ahora 14 años y la semana pasada viajó desde Bali a New York sola, se pagó su propio pasaje para reunirse con algunos empresarios para ampliar el mercado de NALU. Pese a que le habían dicho que no hablaría directamente con la diseñadora sino con uno de sus asistentes, Dali terminó conociendo en persona a Donna Karan e impresionándola con su presentación sobre NALU y su misión.

La misma Donna Karan decidió comprarle camisetas para vender en su tienda Urban Zen la invitó a pasar un fin de semana en los Hamptons con sus amigas y a visitar Haití en unas semanas, como parte del trabajo que hace con artesanos en ese país.



“Me vine con esto en mi cabeza: tengo que lograrlo, tengo que lograr que NALU tenga su lugar en New York”, me cuenta Dali, en una entrevista exclusiva con Papás y Mamás, al explicar la razón de su viaje.

Dali vive en Bali donde va la llamada Green School y en la que la recibió varias clases y entrenamiento para hacer emprendimientos propios.

“Este tipo de clases te abre los ojos y te ayuda a ver cuánto puedes contribuir en este mundo. La escuela es una gran parte de NALU, además de mi deseo y dedicación de que este proyecto sea exitoso. Mis padres también me ayudaron mucho al ponerme en una escuela como ésta”, agrega

El comienzo y el futuro


“Me causó gran impacto saber que mis amigas en la escuela no podían seguir yendo a clases porque no tenían como pagar su uniforme y al no poder ir a la escuela su futuro cambiaba radicalmente. No sabía el impacto en la vida de estas personas que podía tener el hecho de contar con un uniforme y poder seguir estudiando. La educación rompe con el ciclo de la pobreza”, continua Dali al explicar que fue lo que la motivó, junto a su hermano, a crear NALU.

“Inmediatamente me di cuenta que tenía que hacer algo. No quería empezar con una fundación de caridad porque temía no tener estabilidad financiera, es decir, dependería de las donaciones y no quería que llegara el día en el que no tuviera dinero y tuviera que decirle, lo siento, este año no hay uniformes”.

Decidió entonces crear una empresa que se sustente a sí misma: Dali y su hermano diseñan camisetas que venden online y con el dinero recaudado compran los uniformes. Además, emplean gente local para hacer las camisetas, dando trabajo a personas de las comunidades que ayudan.

“Nunca olvidaré la felicidad que sentí al entregar el primer uniforme”.

Dali no se considera una adolescente ‘atípica’ sino más que sabe lo que quiere y conoce su misión en este mundo.
“Yo sé que estoy aquí para cambiar el mundo de una manera positiva”, revela.
“ A mí me encanta la moda, pero también me interesa ayudar a la gente. Es importante tener una meta, aunque sea pequeña y no perderla de vista”. Para ello Dali recomienda estudiar, leer y buscar el apoyo de los padres. Un libro que la ayudó mucho y que sugiere a todos leer es ‘ Start Something that Matters’.


Dali también reconoce el apoyo y la enseñanza de sus papás. “Mi papá no me dio dinero, pero si me dio las herramientas para aprender a hacer dinero”, cuenta como un ejemplo de cómo sus padres la ayudaron a encaminarse.

Lo que viene

Dali fue invitada por Ted Talks a Los Angeles para hablar en Septiembre y, mientras sigue con su plan de abrir su propia tienda en New York City, también está organizando su participación en la próxima edición de New York Fashion Week, siempre con el objetivo de hacer su marca más conocida, vender más camisetas, comprar más uniformes y en definitiva ayudar a más chicos a seguir en la escuela.

Si quieres comprar una camiseta y ayudar a un niño a seguir estudiando, NALU ofrece un 10 por ciento de descuento a los lectores de Univisión Papás y Mamás con el código graciasnalu (todo en minúscula).

RELACIONADOS:Papás y MamásAdolescentesModa
Publicidad