Papás y Mamás

Una nueva forma de ser padre: los neopapás

¿Sabes cuáles son las cualidades de un neopapá? ¿Eres tú uno de ellos?
3 Jun 2016 – 2:18 PM EDT

Tú los has visto por la calle: haciendo las compras con el bebé en el carrito o cargando la pañalera en un brazo y el portafolio en el otro. Son los neopapás.

Cada vez son más los papás que tienen una actitud muy proactiva para ejercer su paternidad. A mí me gusta llamarle “neopaternidad”. Neo porque es algo nuevo, novedoso, nunca antes visto. No es que nuestros padres o abuelos no hayan sido padres cariñosos, pero los papás de ahora hacen cosas que en otras épocas hubieran sido impensables. Desde ir a los cursos psicoprofilácticos, hasta cambiar pañales, pasando por presenciar el parto (algo que antes no se estilaba) y turnarse para levantarse por las noches cuando el bebé se despierta, los papás de ahora son muy distintos a los de antes.

No solo los llevan a la escuela, les dan de comer y hasta hacen la tarea con ellos de buena gana y de manera intuitiva. También los cuidan por las noches para que mamá salga con sus amigas. El cambio en los roles sociales es el que ha dado lugar a esta feliz neopaternidad. Mamás que trabajan todo el día y trabajos flexibles para los papás son solo algunos de los factores que han facilitado esta nueva condición.

La diferencia principal entre el cuidado que da la madre contra el del papá, es que los papás se divierten al hacerlo (y por eso, divierten a los niños) mucho más que las mamás. En ocasiones hacen las cosas muy distintas a como lo haría la mamá, pero resuelven el día a día.

El tema suele tomarse con gracia y es que sí, los papás hacen cosas muy graciosas cuando cuidan a los hijos, pero la verdad es que más allá de hacer videos graciosos o fotos que se vuelven virales, los papás están aprendiendo el cuidado de los niños de manera seria y constante.

En esta nota se habla de lo importante que es repartirse el cuidado de los niños pues ésta es una tarea titánica y a pesar de que los papás cada vez hagan más cosas que antes no, las madres siguen llevando la mayor parte de la carga.

Los neopapás:

1. Se dan cuenta de que los roles en la pareja ya no están repartidos como antes.

2. Entienden que ellos aportan algo distinto a la crianza de sus hijos.

3. Se ocupan de lo que hay que hacer con los niños cuando están en casa.

4. Aprenden a hacer cosas que nunca habían hecho (igual que las mamás).

5. Se comprometen.

6. Disfrutan su paternidad.

7. Se sienten orgullosos de hacer lo que hacen.

Sarah y Salomón Cohen, psicoterapeutas de pareja, recomiendan que el papá sea involucrado en el cuidado del bebé desde el primer momento. También hacen énfasis en la importancia de que la mamá o cualquier otra persona no critique la manera en la que el papá ejerce su paternidad. Ellos nunca lo harán igual que nosotras, pero estar comentando constantemente lo que nos gusta o no de cómo hacen las cosas, solamente hará que se desanime desde un primer momento.

Publicidad