null: nullpx
Papás y Mamás

Una niña le pone límites a su compañero de escuela a través de una carta que ahora recorre las redes

"Yo te gusto (como una novia), pero tú no me gustas. Soy demasiado joven (para un novio)", dice parte de la carta escrita por Zoë, una niña de quinto grado que ahora es tomada como un ejemplo de cómo poner límites y defenderse del acoso escolar.
23 Sep 2016 – 1:55 PM EDT

Zoë es una niña de quinto grado que sabe manejarse con una increíble madurez. Luego de lidiar con los avances de su compañerito Noah, Zoë decide resolver el problema escribiéndole una ‘carta’.

La ‘carta’ es en realidad una lista de “Reglas y Regulaciones” que ella ha creado para Noah, dibujado al lado de su nombre con los brazos extendidos.



La lista dice lo siguiente:

1. No toques mi hombro
2. No te pares detrás de mi con juegos y tonterías (no te pares detrás de mi para nada)
3. No me hables a menos que te salude (que será nunca)
4. Deja de jugar conmigo en el bus
5. Tengo ‘la mecha corta’ y tú arruinas mi día porque juegas demasiado
6. RELEER 500 VECES
7. Yo te gusto (como una novia), pero tú no me gustas. Soy demasiado joven (para un novio).
Si rompes cualquiera de estas reglas avisaré a mi papá, una amiga de mi mamá, mi mamá postiza y a un conserje que conozco.
¡¡¡Si arruinas mi día voy a necesitar terapia!!!
¡¡¡Deja de jugar conmigo!!!

El escrito original contiene errores ortográficos por los que Zoë se disculpa tiernamente entre tachones.

La ‘carta’ de Zoë se hizo pública al ser enviada por su profesora a una amiga (@WhosDenverJones) quien decidió compartirla vía Twitter con el mundo. Desde que la ávida twittera @WhosDenverJones posteó la lista, miles alrededor del mundo la han compartido y comentado al respecto. Muchos aplauden a la niña por responder ante lo que califican como el acoso de un compañerito que no la dejaba en paz.


Otras la aplauden por sentar límites cuando muchas mujeres adultas quieren hacerlo y no saben como:




De todas formas parece que Noah no tiene un pelo de tonto ya que le gusta Zoë por la mejor razón de todas: "es la chica más inteligente de la clase".


En una época en que los casos sobre limitaciones y consentimiento inundan los medios es importante enseñarle a los niños que el consentimiento es importante y que si se sienten incómodos ante cualquier situación pueden y deben poner límites. El ejemplo de Zoë es una manera para conversar en casa sobre qué hacer cuanto otros molestan a nuestros niños o cuando ellos son los que provocan molestias a otros.

¿Tú, qué opinas?

Publicidad