null: nullpx
Papás y Mamás

Tiger moms: quiénes son y por qué sus hijos podrían estar en riesgo

Las llamadas tiger moms son famosas por su estilo demandante y estricto, pero especialistas advierten que este estilo de crianza puede hacerle mucho daño emocional a los hijos.
14 Sep 2016 – 04:52 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

'Tiger mom' es aquella mamá súper estricta con sus hijos, a los que tiene bajo un plan de educación muy estructurado y quién espera de sus hijos sólo resultados exitosos. Algunas mujeres muestran su orgullo públicamente cuando caen bajo esta categoría, pero al parecer su vida está lejos de ser perfecta y peor aún, con sus demandas, estarían poniendo en juego la felicidad y salud de sus hijos.

Un estudio publicado este mes por el Queen Mary University of London, bajo el liderazgo de la española Almudena Sevilla, encuentra que el estilo de crianza de los padres tigre no es tan beneficioso como estos padres esperan.

Los padres competitivos que se afanan en que sus hijos se involucren en tareas extra y miles de extracurriculares en miras a un futuro exitoso son infelices. El estudio de Sevilla sugiere que los ‘padres tigre’ crean ambientes llenos de estrés lo que hace que tanto ellos como sus hijos sean extremadamente infelices.

Sevilla, quien se enfocó en madres en Estados Unidos, revela que las madres más educadas son aquellas más en riesgo de generar comportamientos de ‘tiger moms'.

El estudio también advierte que puede existir un vínculo entre lo que se sugiere son buenas prácticas de crianza y educación infantil y la infelicidad en el hogar. Más preocupante aún es que los niveles de infelicidad son reportados por los padres, incluso cuando los niños no están en casa.

Aunque este comportamiento generalmente se relaciona con las madres, no son ellas las únicas responsables de este tipo de ‘crianza extrema’. Los padres también pueden caer en patrones de educación y crianza que enfaticen el éxito dentro y fuera de las clases por sobre todas las cosas.

El término ’tiger mom' tiene su origen en la novela de la escritora Amy Chua, titulada 'Battle Hymn of the Tiger Mom (Himno de Batalla de la Madre Tigre).

En él la escritora habla, entre otras cosas, de cómo las decisiones de su madre sobre educación han influenciado la forma en que ella educa a sus hijas. Sus niñas no pueden ver televisión ni jugar con la computadora. No salen a jugar con otros niños de su edad ni se quedan a dormir en casa de amigas.


Chua, profesora en Yale, defiende su estilo restrictivo argumentando que es una de las razones por las que sus hijas son tan exitosas en sus estudios académicos y musicales.


Secretos para criar niños más felices

Loading
Cargando galería

¿Cómo reconocer a un 'padre tigre'?

“Si como padre sientes que el fracaso académico de tu hijo se refleja en ti, al igual que cualquier otra actividad o deporte en la que el niño no sobresalga, es probable que seas un 'padre tigre", dice la PhD en Psicología Nancy Darling.

Muchas veces lo que termina sucediendo es que los niños terminan excluyendo a los padres súper intensos de sus actividades, preocupaciones y ansiedades. Estudios similares llevados a cabo en Singapur revelan que la crianza 'tigre' pone en riesgo a los niños de desarrollar una pésima imagen personal, siendo constantemente demasiado duros con ellos mismos.

Todo tipo de crianza extrema es negativa para los niños. La psicóloga Diana Baumrind determina que hay cuatro tipologías distintas de crianza:

· Padres autoritarios: los que ejercen autoridad sobre sus hijos y deciden todos los aspectos de sus vidas.
· Padres negligentes: aquellos que no muestran mucho interés en formar parte de la vida de sus hijos.
· Padres permisivos: los que no piden mucho de sus hijos, con estándares bajos y poco exigentes con respecto a lo que esperan de sus niños.
· Padres conocedores: aquellos que exigen mucho de sus hijos al tiempo que son altamente receptivos a sus necesidades.

En todos los casos, la recomendación general de Sevilla es que para evitar ser una familia infeliz es importante mantener mesura. El compartir la carga educativa entre padres es una buena forma de aliviar la sobrecarga emocional en la familia al tiempo que desechar modelos de crianza tan intensivos.

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Publicidad